Revista digital
TRIBUNA
diciembre 2022

Desarrollo de talento, punta de lanza para retener a los empleados

André Ribeiro,
vicepresidente en España de BTS

 
André RibeiroEl mercado laboral está en constante evolución. Desde el estallido de la pandemia los nuevos modelos de trabajo híbrido, las medidas de flexibilidad y conciliación personal y laboral, así como el impulso de los planes formativos y de liderazgo han ganado protagonismo en el sector. En plena vorágine laboral algunas sombras del fenómeno de la ‘gran renuncia’ americana impactan en España, con la peculiaridad de que en nuestro país los empleados no son partidarios de abandonar su puesto de trabajo sin contar con una alternativa laboral, sino que buscan proactivamente nuevas oportunidades laborales. Y es que una cuarta parte de la fuerza laboral en España admite su intención de cambiar de empleo en 2023, y la mitad de ellos reconoce que ya está postulando de forma activa para buscar posiciones, según recoge la encuesta “Global Workforce of the Future 2022”.
En un contexto de incesante movimiento laboral, dentro de los planes estratégicos llevados a cabo por los departamentos de recursos humanos se apuesta por desarrollar programas de formación y cultura corporativa. La inversión en desarrollo de talento interno continúa siendo una de las medidas estrella para encontrar fórmulas de retención y desarrollo de su personal con el objetivo de mejorar los niveles de engagement, reducir la tasa de abandono o rotación no deseada, y asegurar el pipeline de talento para sus planes de sucesión y planes de desarrollo estratégico.

Para llevar a cabo estas estrategias, en los últimos meses la tendencia en las organizaciones ha pasado por revisar, actualizar o relanzar iniciativas de cultura corporativa que en muchos casos incluyen una parte importante de desarrollo de talento, con especial foco en el liderazgo para potenciar la experiencia del empleado y su engagement con la organización. Unas iniciativas cuyo foco es transformacional y tienen la finalidad de garantizar una mayor competitividad a las compañías en el mercado actual.

Y es que en 2023 las organizaciones deberán mantener esta línea de actuación. En entornos de recesión o presión macroeconómica es interesante evaluar de qué manera se comportan las organizaciones en las fases previa, durante y post crisis. Las organizaciones que salen más reforzadas de los periodos de incertidumbre y recesión son aquellas con unos altos estándares de anticipación y planificación. En concreto, en la fase previa se debe construir la alineación y las capacidades clave para poder navegar dicho periodo con un cierto músculo y resiliencia.

Por otro lado, las organizaciones mejor preparadas serán las que superen con cierta comodidad los devenires del mercado. La transformación cultural y el desarrollo de liderazgo han sido las piedras angulares en la formación. El liderazgo ocupa el centro de la mayoría de las iniciativas impulsadas por las organizaciones orientadas a que la alta dirección se empodere y tome mejor las riendas de la situación dada complejidad del momento actual, así como el brazo ejecutor de los mandos medios.

Además de la formación en liderazgo, cobra un peso relevante el desarrollo de habilidades digitales, y la capacitación de equipos comerciales para la omnicanalidad y nuevas formas de interactuar con clientes. Ante la subida de precios y presupuestos más ajustados de los clientes es importante que las organizaciones empoderen a un colectivo clave como es la fuerza de ventas.

Las prácticas de simulación están creciendo en el mercado y son cada vez más las empresas que ven el valor de estas metodologías e invierten en este tipo de programas. Sin embargo, es importante distinguir los tipos de simulación que se pueden encontrar en el mercado, la mayoría de ellos enfocados en tratar juegos de rol y actividades genéricas que buscan conectar con el negocio y contexto de los participantes a través de la facilitación en debriefs.

En este sentido, las prácticas de simulación que mayor valor aportan son las propias simulaciones reales de negocio, diseñadas a medida del mercado, la estrategia y el modelo operacional de una compañía, para que sus profesionales puedan experimentar ejecutar las prioridades que tienen marcadas en un entorno libre de riesgos, y en diferentes escenarios de mercado. Unos ejercicios de enorme valor en un contexto como el actual extremadamente volátil, incierto, complejo y ambiguo, que permiten experimentar diferentes escenarios futuros y cómo actuar en cada uno de ellos siguiendo las directrices y fundamentos marcados por la organización para los resultados que se desean obtener.

El desarrollo de talento es y será un elemento diferenciador para que las compañías retengan y capten nuevo talento, algo indispensable en un entorno de movimiento laboral pese a los atisbos de una próxima recesión. Invertir en liderazgo de equipos, habilidades digitales, así como capacitaciones de los equipos de marketing y ventas serán algunas de las líneas de actuación que las compañías desarrollarán en 2023.
entrevistas  |  reportajes  |  almuerzos  |  tribunas  |  noticias  |  proveedores  |  nombramientos  |  estudios  |  agenda  |  libros  |  el equipo  |  enlaces  |  mapa web

© 2007 CUSTOMMEDIA S.L. edita EQUIPOS Y TALENTO  |  Equipo de redacción  |  Contacto  |  Política de privacidad

Av. Diagonal, 463 bis 5ª planta, Barcelona 08036  Tel. 93 4195152  Fax. 93 4101755