TRIBUNA
marzo 2005

El nuevo Marco de ayudas a la Formación Continua

Elena Ariztia,
jefe del Área de Planes de Formación de Cámara de Comercio e Industria de Madrid

 
Elena AriztiaDesde que entró en vigor el nuevo sistema de bonificaciones por gastos en formación de los trabajadores en activo a principios de 2004, la Administración Pública ha reconocido un crecimiento lento pero consolidado de la utilización de estas ayudas por parte de las empresas. Este modelo, tan innovador, ha provocado en un primer momento cierta desconfianza en las empresas, sin embargo, sus ventajas están ya siendo patentes una vez que se ha comprobado la mayor flexibilidad del sistema con respecto al anterior modelo.
Las dos ventajas más importantes consisten por un lado en la total independencia que tienen ahora las empresas, incluso las más pequeñas, en seleccionar los contenidos formativos más acordes a sus necesidades y buscar, sin restricción ninguna, las condiciones más favorables en el mercado de la formación o incluso desarrollar internamente acciones formativas; esta circunstancia es muy favorable con respecto a la situación anterior en la que todas las empresas menores de 100 trabajadores estaban obligadas a agruparse y realizar acciones comunes, lo que habitualmente las dejaba en manos de asociaciones, sindicatos o entidades de formación que no siempre satisfacían todas sus necesidades o no se adecuaban a sus posibilidades de horarios o desplazamientos.

La segunda ventaja fundamental es la posibilidad de dar respuesta en tiempo real a las necesidades formativas que se vayan detectando, lo que aporta una eficiencia muy superior al anterior modelo, en el que las acciones formativas eras definidas con un año de antelación, por lo que tendían a ser generalistas y de escasa especialización para no correr el riesgo de quedar obsoletas.

De esta manera se resuelven algunos de los requerimientos que hacían las empresas a las Administraciones Públicas en cuanto a la flexibilidad del sistema y a la modernización de sus procesos, de forma que ahora las empresas pueden conocer desde el principio del año su crédito para bonificar a lo largo del ejercicio y planificar según su actividad los mejores calendarios y contenidos. Asimismo se da respuesta al problema de las nuevas incorporaciones cuya carencia de conocimientos especializados no era posible prever con un año de antelación. Queda también cubierto el reconocimiento de la formación a través de plataformas de teleformación para efectos de bonificaciones en la seguridad social, sistema que a lo largo del año 2004 ha experimentado un notable crecimiento sobre todo en las grandes empresas con importante dispersión geográfica.

Igualmente este nuevo modelo permite convertir la formación de los trabajadores en una herramienta de motivación del personal, debido a que facilita que los propios trabajadores propongan acciones formativas individuales para su propio reciclaje y que éstas puedas ser aceptadas inmediatamente y bonificadas por la empresa.

Sin embargo quedan aún algunos inconvenientes por resolver, probablemente los más importantes sean los referidos a los trámites de la gestión de la formación bonificada. Por un lado la Fundación Tripartita para la Formación en el Empleo impuso la utilización de una plataforma digital para todas las comunicaciones relacionadas con la gestión de las bonificaciones a las que se puede acceder exclusivamente a través de la obtención de un certificado de firma digital. Esta primera barrera, plausible a efectos de la incorporación de las nuevas tecnologías por parte de la Administración Pública, resulta hoy insuperable para un gran porcentaje de las empresas españolas y creemos que una vía alternativa por un periodo transitorio hubiera sido conveniente.

Por otro lado, la herramienta de control y gestión que ha habilitado la Fundación Tripartita obedece a su necesidad de obtener información suficiente para realizar las labores lógicas de inspección y auditoria, pero su inflexibilidad para introducir cambios de última hora dificulta la gestión y produce, en demasiadas ocasiones, anulaciones de bonificación. En este sentido sería conveniente encontrar una solución más facilitadora, ya que las incidencias en horarios y fechas de la formación son habituales en el seno de las empresas debido principalmente a las puntas imprevistas de producción.

Otro inconveniente destacable es el escaso crédito con el que cuentan las empresas más pequeñas que forman la gran mayoría de nuestro tejido empresarial; como muestra vemos que una empresa de dos trabajadores dispone de 350 euros para tres años, cantidad muy insuficiente para acceder a una formación de calidad en esta tipología de empresa que se ve obligada a externalizar la formación de sus trabajadores. Quedan por resolver también las ayudas a los trabajadores autónomos, otro gran colectivo en España, que actualmente están excluidos del sistema de bonificaciones y sin embargo su perfil emprendedor les genera muchas inquietudes y necesidades formativas.

Es necesario destacar la labor de información y colaboración que están realizando las entidades mediadoras con la Fundación Tripartita, estas entidades son aquellas que, cumpliendo con una serie de requisitos previos dictados por la Ley que regula el sistema de bonificaciones, realizan en nombre de las empresas todos los trámites necesarios para que éstas puedan descontarse en la seguridad social sus gastos de formación. Entre estas entidades se encuentran ya muchas Cámaras de Comercio, como la de Madrid, que ofrecen gratuitamente el servicio de trámite de las bonificaciones y adaptan sus contenidos formativos a las necesidades de las empresas. Actualmente, la Cámara de Madrid complementa además el crédito de las empresas con cantidades adicionales que ayudan a completar los recursos formativos. La participación de las Cámaras de Comercio supone una doble ventaja para las empresas ya que delegan en una sola entidad el diseño e impartición de los cursos y el trámite administrativo de las bonificaciones. Asimismo las Cámaras tienen ya, en su mayoría, oferta formativa a través de internet, lo que permite solucionar los problemas de dispersión geográfica con dos alternativas: a través de internet, o a través de la red de Cámaras en los cursos presenciales que todas ellas ofrecen a los empresarios.
entrevistas  |  reportajes  |  almuerzos  |  tribunas  |  noticias  |  proveedores  |  nombramientos  |  estudios  |  agenda  |  libros  |  el equipo  |  enlaces  |  mapa web

© 2007 CUSTOMMEDIA S.L. edita EQUIPOS Y TALENTO  |  Equipo de redacción  |  Contacto  |  Política de privacidad

Av. Diagonal, 463 bis 5ª planta, Barcelona 08036  Tel. 93 4195152  Fax. 93 4101755