Revista digital
TRIBUNA
mayo 2020

Los beneficios de una fuerza de trabajo multi-generacional

Arnab Banerjee,
Principal Though Strategy & Leadership de Cornerstone OnDemand

 
Arnab BanerjeeUno de los mayores desafíos a los que se enfrentan las empresas hoy en día es la disponibilidad de habilidades clave. Todas las industrias están experimentando interrupciones a varios niveles debido a la rápida aceleración de la tecnología y muchas organizaciones no pueden seguir el ritmo. Esto a menudo lleva a que habilidades muy valoradas se vuelvan obsoletas en poco tiempo. La solución más común a la que suelen recurrir las organizaciones es reclutar nuevo talento, restringiendo su búsqueda a la generación más joven, más específicamente a la Generación Z, porque la Gen Z, como también se la llama, está más familiarizada con la nueva tecnología punta y se encuentra más motivada y, por lo tanto, parece la opción obvia para llenar el vacío de habilidades y resolver el problema. Pero las nuevas contrataciones son sólo una parte de la solución y a muchas organizaciones les falta un truco con los trabajadores mayores y los prospectos en la reserva de talentos.
Una fuerza de trabajo envejecida

Según un estudio de IE Foundation el envejecimiento es uno de los rasgos predominantes de la situación actual y de la evolución de la población. Es una característica muy extendida a lo largo de las sociedades más avanzadas de todo el mundo. En España, las personas que superan el umbral de los 65 años de edad, son personas que ya son consideradas población envejecida. En nuestro país hay 8,7 millones de mayores de 65 años, es decir un 19% de la población total. Si nos centramos en el panorama laboral, según el INE durante el primer trimestre de 2019, llegó a haber hasta un 23,04% de personas mayores de 55 años que todavía estaban en sus puestos de trabajo en España, lo que demuestra que la fuerza de trabajo está sufriendo un evidente proceso de envejecimiento, cuyo origen se conoce menos de lo que sería deseable pero cuya existencia es evidente desde al menos los primeros años de este siglo. Una parte de este envejecimiento está estrechamente relacionada con la dificultad de entrada y salida del mercado de trabajo, especialmente para los trabajadores jóvenes.


Mientras que la generación más joven puede aportar ideas frescas, un alto nivel de habilidades digitales y pensamientos innovadores en el trabajo, no deberíamos pasar por alto a nuestros trabajadores de más edad - la generación X e Y e incluso los baby boomers - ellos son igual de valiosos. A los empleados de 40 años todavía les quedan por lo menos 20 años de carrera, lo que es mucho tiempo si se piensa en lo lejos que ha llegado en el trabajo en sólo la mitad de ese tiempo. Por lo tanto, el desafío para las empresas es aprovechar la oportunidad que ofrece el envejecimiento de la fuerza de trabajo y encontrar formas eficaces de ayudar a la generación mayor a adoptar una cultura de aprendizaje continuo.


El valor de los empleados seniors

A menudo, los trabajadores mayores elegirán trabajar más tiempo en la misma industria o en la misma empresa y habrán desarrollado una gran cantidad de conocimientos a través de la experiencia. Se trata de un conocimiento tácito (en contraposición al conocimiento formal, codificado o explícito), el tipo de conocimiento que es difícil de transferir a otra persona por medio de la escritura o la verbalización.


Por ejemplo, un empleado que ha trabajado en la empresa durante mucho tiempo estará muy familiarizado con el ecosistema, los procesos y los procedimientos de la empresa y tendrá una gran comprensión de su cultura y sus valores. También puede tener un amplio conocimiento de los productos o servicios de la empresa y será capaz de proporcionar valiosos conocimientos que son útiles para futuros desarrollos.


Los empleados de más edad también podrían tener menos compromisos que los jóvenes, ya que es menos probable que tengan que cuidar a niños pequeños o que tengan una vida social relativamente menos ocupada, por ejemplo, por lo que a menudo se presta más atención al trabajo.


En una época en la que la búsqueda de empleo es común entre los trabajadores, hay que pensar que hay una razón por la que ciertos empleados han permanecido en una empresa o en la misma industria durante tanto tiempo: les gusta su trabajo, creen en la empresa y en la industria en la que trabajan además de sentir que tienen mucho que aportar.


Aprendizaje personalizado para adaptarse a todos

Mientras que Millennials y Gen Z acaban de salir de la universidad y demuestran claramente su voluntad de aprender, sus empleados mayores, si no son tan demostrativos, están igual de motivados para crecer y desarrollarse. Así que es importante que estos empleados sean animados y capacitados para adoptar un enfoque de aprendizaje continuo.


Sin embargo, para permitir que los empleados, tanto jóvenes como mayores, adopten esta mentalidad, las organizaciones deben fomentar el aprendizaje haciéndolo parte de su cultura. Esto significa adaptar el aprendizaje a cada individuo, poniéndolos a cargo de su propio aprendizaje y desarrollo profesional. Aviva, por ejemplo, adopta un plan de "ITV de mediana edad" que revisa la carrera, el bienestar y las finanzas de los empleados mayores de 45 años, ayudándoles a prever su futuro en la empresa y haciéndoles sentir que tienen poder en el lugar de trabajo. El plan también beneficia a Aviva porque les permite retener las aptitudes y los conocimientos técnicos fundamentales en la fuerza de trabajo.


Las empresas pueden ayudar a apoyar una transformación de la formación proporcionando las herramientas de aprendizaje adecuadas y permitiendo un fácil acceso a los contenidos relevantes. Por ejemplo, un empleado de Gen Z que quiera aprender más sobre la etiqueta general de la oficina podría elegir una oferta de nanoaprendizaje, mientras que un empleado de más edad que necesite aprender a utilizar el nuevo sistema de CRM de la empresa podría aprender mejor de un empleado con experiencia o a través de un seminario web. Las encuestas anuales pueden ayudar a trazar un mapa de las diferentes preferencias de aprendizaje de su fuerza laboral y la IA puede ayudar a crear un plan de estudios a medida para los empleados basado en sus habilidades y en la forma preferida de consumir el contenido. Proporcionar una elección de diferentes formatos, técnicas y contenidos de aprendizaje permitirá a sus empleados aprender de forma inteligente. Se trata de encontrar el mejor equilibrio para el individuo mientras se avanza en lo que es mejor para su negocio.


Los empleados mayores no deben ser pasados por alto por sus empleadores. A medida que el panorama demográfico cambia, los mercados cambian y la tecnología continúa interrumpiendo, las empresas ya no pueden permitirse el lujo de seguir buscando fuera de su trabajo actual con la esperanza de llenar el vacío de habilidades. Al darse cuenta del potencial de sus trabajadores mayores y apoyarlos en la preparación para el futuro, su empresa no sólo estará maximizando sus recursos sino también reteniendo a algunos de los empleados más valiosos.
entrevistas  |  reportajes  |  almuerzos  |  tribunas  |  noticias  |  proveedores  |  nombramientos  |  estudios  |  agenda  |  libros  |  el equipo  |  enlaces  |  mapa web

© 2007 CUSTOMMEDIA S.L. edita EQUIPOS Y TALENTO  |  Equipo de redacción  |  Contacto  |  Política de privacidad

Av. Diagonal, 463 bis 5ª planta, Barcelona 08036  Tel. 93 4195152  Fax. 93 4101755