TRIBUNA
junio 2019

Millennials y Generación Z piden más diversidad a las empresas en las que quieren trabajar

Alexandra Anders,
EMEA Talent Director de Cornerstone

 
Alexandra AndersUn reciente estudio ha revelado que los jóvenes millennials y los denominados Generación Z prefieren que las compañías tengan en cuenta la diversidad antes que las habilidades y los méritos a la hora de contratar. Para estas generaciones, la igualdad es clave para crear un buen lugar de trabajo.
Sin embargo, parece que las empresas siguen sin abordar los problemas de igualdad y transparencia. Es posible que no haya una solución rápida o inmediata, pero existen aspectos que se pueden tener en cuenta para empezar el cambio en las organizaciones.

Pero, ¿analizan las empresas que imagen le muestran a sus candidatos? Las ofertas de empleo son su carta de presentación. El vocabulario y las frases utilizadas dan pistas a los candidatos sobre si se trata de una empresa inclusiva que ofrece igualdad de oportunidades o si solo están buscando empleados que se ajusten al modelo de trabajo establecido. Esta percepción no es solo trabajo de los equipos de comunicación y marketing, recursos humanos también desempeña un papel vital.

En este sentido, la manera de contratar también debe cambiar, especialmente cuando se traten las expectativas salariales. La brecha salarial, lejos de reducirse, está aumentando incluso en los puestos más junior. Y parte del problema radica en la mentalidad tanto de los empleados potenciales como de los empleadores.

En un proceso de selección, al ser preguntado por su expectativa salarial, un candidato puede pedir el doble que una candidata y ambos pueden estar satisfechos si finalmente son contratados, pero la brecha salarial persistirá y generará diferencias a largo plazo. En su lugar, para ofrecer el salario adecuado se debería tener en cuenta el rol, el nivel y las funciones del trabajo que van a desempeñar.

En segundo lugar, para fomentar la igualdad también se necesita retener el talento. Las empresas deben tener objetivos definidos y, lo que es más importante, tener una comunicación fluida y transparente con toda la plantilla. Esto garantiza que la remuneración y los ascensos sean claras para todos los empleados y se recompense en función del mérito, no por género, etnia o edad.

Por supuesto, seguir estos nuevos principios también implicará un cambio en la mentalidad y la actitud, particularmente entre los altos directivos. El departamento de recursos humanos puede impulsarlo a través de la formación. Sin embargo, por el camino pueden encontrar reticencias, ya que no todo el mundo está abierto al cambio. En estos casos, es vital que la comunicación fluya, permitiendo a los empleados expresar sus inquietudes y hablar sobre los motivos del cambio.

Las empresas solo podrán poner la diversidad en primer lugar si se comprometen a realizar dicho cambio y si todos los miembros participan en él. Aquí es donde RRHH tiene que trabajar para impulsar este cambio y así adaptarse a las expectativas de las nuevas generaciones de empleados.
entrevistas  |  reportajes  |  almuerzos  |  tribunas  |  noticias  |  proveedores  |  nombramientos  |  estudios  |  agenda  |  libros  |  el equipo  |  enlaces  |  mapa web

© 2007 CUSTOMMEDIA S.L. edita EQUIPOS Y TALENTO  |  Equipo de redacción  |  Contacto  |  Política de privacidad

Av. Diagonal, 463 bis 5ª planta, Barcelona 08036  Tel. 93 4195152  Fax. 93 4101755