hemeroteca

home entrevistas reportajes nombramientos el sector empresas de RRHH TV Síguenos en facebook! Síguenos en twitter! Síguenos en linkedin! El canal de equipos&talento en youtube!

TRIBUNA
febrero 2019

¿Los líderes contagian su actitud a sus empleados?

Gemma Juan,
community manager y redactora de contenidos de Escuela de Negocios y Dirección (ENyD)

 
Gemma JuanDentro de las organizaciones existen líderes que no son conscientes de su impacto como líderes, de cómo sus emociones se contagian a los demás e influyen en sus resultados. Los empleados son el gran tesoro de las empresas, los que cada día sacan el trabajo adelante, pero, ¿están motivados?
Muchas veces los líderes culpan a sus empleados de su actitud desmotivada y no piensan que, en numerosas ocasiones, son ellos los responsables. Cuando el personal trabaja desmotivado, lo manifiesta de diferentes formas:

-No tiene ganas de ir a trabajar.
-Su rendimiento es deficiente.
-Clima laboral negativo.

Estas tres opciones juntas son un círculo vicioso del que a veces, es difícil salir. Y este es motivo suficiente para que analicemos qué la actitud del líder es más importante de lo que parece.

¿Eres líder y diriges un equipo? Entonces debes plantearte una serie de preguntas:

-¿Te comunicas con tus empleados de forma fluida?
-¿Tienes en cuenta la opinión de tus empleados?
-¿Reconoces el trabajo bien hecho?

Si tu respuesta a una de estas preguntas ha sido negativa es necesario levantar la moral de tu equipo. Pero, ¿qué es la motivación?, ¿para qué sirve motivar?, ¿cómo motivar?

Las personas copian a su líder. Donde hay un líder autoritario, hay debajo más líderes autoritarios. La personalidad del líder se contagia y se contagia a todo su equipo. Según José Vera, docente de RRHH en la Escuela de Negocios y Dirección - ENyD, “todos necesitamos un referente al que seguir e imitar. Normalmente, los hijos a sus padres, los "freakies" a sus "ídolos"... Si elegimos un líder al que seguir es porque representa a nuestros valores, tiene nuestros mismos objetivos, sigue el modelo que nos gustaría ser y nos sentimos seguros y cómodos siguiéndole. Por ello intentamos imitarle y seguir sus principios”.

Sergio Edú Valsania no opina lo mismo. El docente cree que la personalidad del líder no se contagia y afirma que “cada persona tiene su personalidad y aunque experimente algunos cambios, es bastante estable a lo largo de toda la vida”. Lo que sí se contagian, según él, son las emociones,un hecho más que documentado por muchas investigaciones. La perspectiva psicológica del estudio del liderazgo en las organizaciones básicamente concluye que las conductas y emociones que los líderes muestran en su día a día en las interacciones con sus colaboradores crean unas estructuras y climas de trabajo que a su vez les provocan emociones, afectos y motivaciones (que pueden ser positivas o negativas).

Por su parte, los afectos y motivaciones de los colaboradores determinan potentemente sus conductas. De este modo, si tenemos un jefe que está todo el día enfadado, esto es lo que transmitirá a sus colaboradores: enfado y tensión. Por el contrario, si tenemos un jefe con un buen Capital Psicológico Positivo, un nuevo concepto que está cobrando mucha atención y que también enseñan en ENyD, igualmente esto es lo que trasmitirá y modelará en sus colaboradores.

Felicidad, productividad y motivación

Por todos es sabido que a mayor felicidad mayor productividad. De hecho, existen estudios
que indican que una persona feliz contagia a seis personas de forma inmediata, pero también lo hacen aquellos infelices, por ello, un jefe que vive en plenitud y contagia a sus colaboradores, incrementa la productividad y los ingresos económicos de la empresa.
Cuando un empleado es feliz, el sentimiento se transmite directamente en el ambiente de la oficina, repercutiendo, de manera positiva, en cada una de las personas que trabajan en el lugar.

Pero, ¿qué es la motivación y cómo influye? Según Daniel Prieto, docente del MBA online de ENyD, “la motivación es la raíz dinámica del comportamiento y la capacidad de ilusionar a las personas que lideras”. De este modo, “si el líder es capaz de ilusionar a su equipo, éste a su vez aumenta exponencialmente su motivación de logro, y por tanto, la capacidad de conseguir los objetivos fijados”.

Motivar sirve para que los trabajadores se sientan más satisfechos y felices en sus trabajos, con ganas de mejorar y, en consecuencia, mejorar los resultados empresariales. Una de las funciones básicas de todo auténtico líder, según Edú Valsania, es “ser capaz de provocar el sentimiento y el deseo de querer hacerlo entre los miembros de su equipo, es decir, motivar y animar a las personas que están bajo su supervisión, especialmente cuando las cosas no van bien”.

Es importante comprender que lo que a una persona le motiva no tiene por qué motivar a otra, por lo que ante una misma tarea es posible que haya trabajadores que se sientan motivados y otros completamente desmotivados, y lo que a una persona le motivó en un momento dado, no significa que seguirá motivándole siempre.

Al ser un proceso multideterminado, la motivación puede variar y una persona puede comenzar con unos altos niveles de motivación y por la influencia de ciertos aspectos, por ejemplo la falta de apoyo del supervisor, reducir su interés.

Esto implica que un trabajador con una gran capacidad puede no aprovechar todo su potencial y, en el peor caso, no cumplir con sus obligaciones a causa de su desmotivación. Al contrario también, una persona puede comenzar con bajos niveles de motivación e interés, e ir aumentando conforme avanza en el trabajo y recibe el soporte de su equipo y del líder: “trabajadores con un potencial menor pueden obtener mejores resultados gracias a su constancia y motivación”, destaca Edú Valsania.

Cuando se estudia la motivación de los empleados, se puede hacer una diferenciación dependiendo de si la fuente de su motivación es externa o extrínseca, o bien interna, es decir intrínseca. La motivación extrínseca surge cuando el trabajador realiza un determinado comportamiento para obtener una recompensa externa como pago de salarios, incentivos, complementos por méritos, días libres, pagos en especie, u otros beneficios sociales que pudiera recibir. Así para motivar a los trabajadores es necesario proporcionar un salario y condiciones económicas percibidas como justas. Esta motivación es necesaria para lograr que los trabajadores lleven a cabo tareas que son valiosas para la organización.

Sin embargo, aunque estas recompensas externas motivan a los empleados, curiosamente no son el motivo fundamental para despertar una fuerte motivación en los empleados. Para fomentar una motivación más fuerte o intrínseca en la unidad de trabajo es necesario:

  1. Potenciar el crecimiento y desarrollo profesional y personal de cada empleado, considerando sus necesidades y potencialidades individuales. Cada trabajador es único y todos tienen un talento. Un buen líder debe identificar y ayudar a desarrollar el talento de sus empleados. Para ello debe facilitarle la posibilidad de aprender nuevas tareas y que las nuevas tareas sean estimulantes y tengan significado.

  2. Reforzar los logros y el esfuerzo. Dar las gracias de forma genuina es imprescindible (salario emocional). “Al dar las gracias estamos reconociendo de forma humana e individual el trabajo bien hecho y el valor aportado por la persona”, afirma Edú Valsania. Adicionalmente, dos importantes ventajas del salario emocional frente a al salario económico es que además de que incrementa el compromiso de los trabajadores con la organización, no supone un coste económico.

  3. Fomentar el empowerment en los trabajadores aumentando su autonomía, toma de decisiones y control sobre su trabajo. El exceso de control externo, rigidez en los procedimientos y excesiva burocracia no es una buena política para motivar a los trabajadores.

  4. Para motivar a un equipo o grupo de trabajo, quien tiene que estar más motivado es el jefe, transmitiendo estos sentimientos positivos a sus colaboradores (Contagio Emocional) y “predicando con el ejemplo” (Modelado Positivo); es decir quien más ha de trabajar y esforzarse ha de ser el jefe. Estos, son algunos de los mecanismos de influencia de los Líderes Auténticos, que es un modelo explicativo del liderazgo con base empírica y más de una década de investigaciones científicas a lo largo de todo el planeta que lo avalan. Este es el estilo que desarrollan en la Escuela de Negocios y Dirección.


No obstante, es necesario aclarar que la misión como líderes de un equipo de trabajo no es en absoluto desarrollar estados de motivación plena en los empleados, pues según añade Edú Valsania, “en la motivación de los trabajadores también influyen aspectos personales, totalmente ajenos al entorno laboral, como por ejemplo situaciones familiares”.

Esto tampoco significa que el líder deba estar en todo momento pendiente de que sus empleados estén contentos, pero sí de “organizar las tareas y actividades del grupo escuchando activamente a todos y cada uno de sus miembros, considerando sus necesidades, dándoles autonomía así como, contagiando y transmitiendo de forma activa positividad, ilusión y confianza”.

La mejor forma de motivar es predicar con el ejemplo. “Un líder que es capaz de transmitir a su equipo la ilusión y pasión por el trabajo que realiza tiene altas posibilidades de conseguir un equipo motivado. Pero es fundamental y cabe recalcar que siempre el líder tiene que predicar con el ejemplo, sin esta premisa el resto dificílmente se cumplirán”, matiza Prieto.

Así que si quieres ser un un jefe exitoso, José Vera aconseja “ser un buen maestro, generoso en la transmisión del conocimiento”. Un líder tiene que saber convertir en líderes a sus seguidores, por lo tanto es fundamental “ser un buen comunicador, saber escuchar, ser ecuánime en los reconocimientos y recompensas”. En resumen, “un líder tiene que ser el espejo donde se miren todos sus subordinados y/o seguidores”.

El MBA online es uno de los programas esenciales en la formación de directivos. En ENyD forman a profesionales en el ámbito de la dirección, planificación y organización de empresas. Para ello, su MBA online está centrado en la toma de decisiones para las diferentes áreas clave de la empresa como son el marketing, la gestión de personas, la dirección de operaciones o las finanzas, y permite formar profesionales polivalentes capaces de abordar distintas funciones y asumir responsabilidades que permitan crecer tanto a las organizaciones como a los empleados.
entrevistas  |  reportajes  |  almuerzos  |  tribunas  |  noticias  |  proveedores  |  nombramientos  |  estudios  |  agenda  |  libros  |  el equipo  |  enlaces  |  mapa web

© 2007 CUSTOMMEDIA S.L. edita EQUIPOS Y TALENTO  |  Equipo de redacción  |  Contacto  |  Política de privacidad

Av. Diagonal, 463 bis 5ª planta, Barcelona 08036  Tel. 93 4195152  Fax. 93 4101755