TRIBUNA
septiembre 2019

La conferencia perfecta

Marcos Martínez Jurado,
Director de Área de Learning de Euroforum

 
Marcos Martínez JuradoComunicar es una habilidad compleja que requiere una gran inversión de recursos. Ésta se vuelve más desafiante aun cuando el mensaje debe trasladarse de forma breve, sintética y con alto impacto como es en el caso de las conferencias. Muchos formadores expertos reconocen en privado el vértigo que sienten cuando se enfrentan a este formato: las conferencias tienen reglas propias, recursos y motivaciones muy diferentes a los tradicionales talleres de formación. ¿Te has visto en algún momento en la tesitura de tener que preparar una ponencia para un auditorio determinado?, ¿te has parado a pensar en los resortes y en la estrategia que muchos grandes oradores utilizan para cautivar al gran público? A continuación, revisamos brevemente algunas de las cuestiones principales a la hora de elaborar una conferencia exitosa.
En primer lugar, conocer a la audiencia es un elemento decisivo antes de ponernos a trabajar. Entender correctamente su contexto, sus intereses y expectativas resultan de gran valor para cualquier comunicador. Acotar y articular de forma ágil las tres ideas centrales que nos gustaría compartir, facilita su comprensión y ayuda a que nos perciban como expertos en la materia. Ponentes muy contrastados coinciden en que es una buena idea comenzar partiendo de un dato objetivo concreto y un planteamiento general, por aquello de captar la atención de todo tipo de público. A través del storytelling y de un uso inteligente del sentido del humor, se incrementa considerablemente la capacidad de que los oyentes se identifiquen con nuestro discurso y se movilicen sus emociones: Las personas somos historias y consumimos historias que tienen un sentido para nosotros.

Por otro lado, existen grandes debates en torno a la puesta en escena durante la conferencia. La conveniencia o no a la hora de emplear herramientas visuales de apoyo es una de las discusiones más habituales entre los speakers. A menudo se olvida el argumento de que menos es más y que sólo es recomendable utilizarlas si suman al discurso o si refuerzan su hilo conductor. Evitar distracciones innecesarias es uno de los retos más importantes a los que nos enfrentamos cuando tenemos poco margen de tiempo para mantener la atención de la audiencia. En relación a la imagen del ponente conviene, por encima de todo, que sea coherente con la temática, el auditorio, los objetivos y el contexto del evento entre otras muchas variables.

Además de todos los aspectos que se abordan durante la conferencia y de un cierre emotivo, conviene haber realizado una concienzuda labor previa de revisión acerca de todo lo relativo a su contenido. Toda exposición que se precie, debe incluir una pequeña ronda de preguntas final que haga partícipe al auditorio y genere engagement. Todos recordamos la conocida anécdota protagonizada por Albert Einstein y su chófer en los años 20. En este sentido, conviene tener en cuenta que el prestigio y la reputación del ponente se pone aún más a prueba durante este último tramo que a lo largo de todo su speech inicial.

A lo largo de nuestra trayectoria profesional, es muy posible que nos encontremos con la necesidad de tener que desarrollar alguna conferencia acerca de cuestiones que conozcamos en detalle. Cuidar tanto el fondo como la forma es esencial y mucho más en el escenario actual. Ser conscientes de todo nuestro potencial y de nuestro valor como expertos nos resultará de gran ayuda. La humildad, el agradecimiento y la generosidad harán el resto.
entrevistas  |  reportajes  |  almuerzos  |  tribunas  |  noticias  |  proveedores  |  nombramientos  |  estudios  |  agenda  |  libros  |  el equipo  |  enlaces  |  mapa web

© 2007 CUSTOMMEDIA S.L. edita EQUIPOS Y TALENTO  |  Equipo de redacción  |  Contacto  |  Política de privacidad

Av. Diagonal, 463 bis 5ª planta, Barcelona 08036  Tel. 93 4195152  Fax. 93 4101755