TRIBUNA
septiembre 2013

La importancia de la confianza

Angélica del Carpio Zúñiga,
socia directora de Evolution

 
Angélica del Carpio ZúñigaLa importancia de la confianza, muchas veces invisible, radica en ser, nada menos, que el elemento que nos permite coordinar acciones con los otros
En mi recorrido vital y profesional, no sólo como coach, la “variable” confianza ha sido un elemento clave y decisivo en mis resultados. Mis experiencias agradables y desagradables, productivas e infructuosas, siempre me han llevado a un aprendizaje sobre la confianza. Por tanto la confianza ya no es más, en mi percepción, una “variable” sino una “constante”.

Con todo lo que me apasionan las personas, lo más honesto es reconocer que el beneficio más grande que he obtenido, con más de 2.400 horas de coaching, es mi propio crecimiento personal y, con ello, el de haber aprendido a ser una observadora de mi misma. Visto del otro lado, creo que el efecto transformador y efectivo del coaching, es directamente proporcional al compromiso que tiene el coach, con su propio crecimiento y con ser un permanente aprendiz, cultivando su propia coherencia e integridad.

Desde esta observación, hoy veo la confianza como una hoja de ruta en el desarrollo y evolución de las personas y de las organizaciones, que me ha inspirado a trabajar en abordar su aprendizaje en profundidad.

En las organizaciones ponemos una enorme atención en cómo pasan las cosas, pero ¿alguna vez ha tomado en consideración por qué ocurren? O dicho de otro modo ¿qué circunstancias permitem que las cosas ocurran?

La confianza es una variable y condición que suele pasar inadvertida, siendo la que permite que efectivamente ocurra algo entre las personas. De hecho, si lo pensamos, nada ocurre sin confianza. Si en su empresa no creyeran que pueden apoyarse en usted, no le hubieran contratado. Si, a su vez, usted no creyera en que ellos tienen la capacidad de pagarle por su trabajo, usted no lo realizaría.

Si la confianza no existiera no compartiríamos información, ni haríamos peticiones, ni aceptaríamos las promesas de los otros. La importancia de la confianza, muchas veces invisible, radica en ser, nada menos, que el elemento que nos permite coordinar acciones con los otros; sea para una simple petición, o para liderar una organización global. La organización o líder que no comprende la esencia e importancia de la confianza es como un pez sin agua.

Reconociendo el notable rol que juega la confianza en nuestro trabajo, es sorprendente la poca atención que suelen poner los líderes, equipos y la propia organización, en el desarrollo de una interpretación común y “compartida”, sobre lo que es confianza y al mismo tiempo, en crear un modelo que pueda ser enseñado y utilizado por todos juntos.

Mi reto y el de mi equipo, en este territorio, es aportar a las organizaciones y sus diferentes equipos, la posibilidad de crear una definición común y práctica de la confianza. Proponer un modelo de aprendizaje transformador, para que puedan ver y comprender el impacto que ésta tiene en las relaciones humanas y la organización y a partir de ello que puedan aprender e incorporar las habilidades para crear, mantener y reparar la confianza.

Hablar sobre confianza no es una novedad, pero plantearse conocer sus claves y las reflexiones que necesitamos hacer para influir en ello, no ha sido realmente explorado y es un foco importantísimo en mi trabajo y casi es lo que lo distingue, sobretodo por la profundidad con que lo abordamos, desde el modelo de aprendizaje ontológico, que propone una auténtica transformación.

Cuando la editorial Conecta de Random House Mondadori me propuso escribir un libro, como coach de Edurne Pasabán, pensé en una experiencia de ella, que realmente pudiera aportar valor en el momento actual, más allá de lo obvio que sería poner ejemplos de como conseguir lo que queremos, lo que llamamos “éxito”. Así lo consensuamos al compartir las dos, que era el momento de aprender a gestionar justamente lo que no queremos y lo que parece alejarnos del camino que estábamos consiguiendo hacer, con nuestro esfuerzo.

Así nació “Objetivo: confianza” y en mi reflexión y análisis de la experiencia de Edurne pude observar desde la distinción de la confianza, muchos de los mecanismos humanos que nos alejan de lo que deseamos y el aprendizaje que necesitamos hacer para vivir y fluir, consiguiendo resultados extraordinarios. Una vez más y desde mi punto de vista de coach, ha sido importante comprender “el cómo y por qué” ocurre. Y una vez más he podido comprobar que la confianza es la clave, también para salir de situaciones difíciles, para gestionar relaciones y para crear el futuro.

Por ello mi foco y el de mi equipo en la organizaciones es trabajar en acrecentar la confianza como habilidad, como sentimiento y como valor... y esta es nuestra aportación, con un modelo que demuestra que la confianza si se puede aprender.

“El de la confianza es un tema recurrente. Siempre me he preguntado, y me suelen preguntar, cómo se hace para sentir confianza. Sabiendo y viviendo que no solo te aporta un enorme bienestar, sino que es una forma de estar que trasciende en los que están contigo y en cómo actúas, “sentir” confianza se convirtió para mí en una búsqueda. Hasta ahora he descubierto, a través de mi propia experiencia, que es un aprendizaje constante, basado en la voluntad de confiar y en el compromiso de indagar en mi interior, dispuesta a ver, para aceptar a continuación todas las facetas de mi persona. Y eso incluye reconocer mis limitaciones y también mis virtudes, poco a poco y con naturalidad. En ese intento dibujas tu forma de estar en la vida y descubres con alivio lo ligero y profundo que es vivir aprendiendo.”
entrevistas  |  reportajes  |  almuerzos  |  tribunas  |  noticias  |  proveedores  |  nombramientos  |  estudios  |  agenda  |  libros  |  el equipo  |  enlaces  |  mapa web

© 2007 CUSTOMMEDIA S.L. edita EQUIPOS Y TALENTO  |  Equipo de redacción  |  Contacto  |  Política de privacidad

Av. Diagonal, 463 bis 5ª planta, Barcelona 08036  Tel. 93 4195152  Fax. 93 4101755