hemeroteca

home entrevistas reportajes nombramientos el sector empresas de RRHH TV Síguenos en facebook! Síguenos en twitter! Síguenos en linkedin! El canal de equipos&talento en youtube!

TRIBUNA
septiembre 2015

Vivir en otro país 'como en casa'

James Birchenough,
General manager de Home Essentials Spain de Home Essentials

 
James BirchenoughEn el mundo de los “Expats”, tiene mucha importancia el elegir correctamente la vivienda donde va a vivir durante su estancia en el país de destino. Por eso, muchos departamentos de RRHH externalizan la búsqueda de la vivienda a empresas especializadas de Relocation, y tienen muy en cuenta los presupuestos y derechos del empleado.
No obstante, simultáneamente con las decisiones sobre la vivienda, la empresa tiene que decidir sobre como amueblar y equipar la vivienda. Y aunque tal vez esta decisión no sea tan urgente para el empleado como la de la vivienda, puede influir mucho en los costes totales de la expatriación y el bienestar del empleado y su familia.

Hay cuatro opciones posibles:

1. Buscar una vivienda amueblada.
2. Pagar la mudanza de los muebles del empleado desde el país de origen.
3. Comprar los muebles en destino (normalmente a través de un “Lump Sum Allowance”)
4. Alquilar los muebles durante la duración de la estancia en el país de destino.

Cada opción tiene sus ventajas y desventajas.

Alquilar una vivienda amueblada: normalmente es la opción más económica, sobre todo para asignaciones cortas. No obstante, la cantidad de viviendas amuebladas y equipadas disponibles puede variar mucho entre destinos, aspecto a tener en cuenta junto con la calidad de muebles que ofrecen. En España, por ejemplo, hay bastantes pisos amueblados disponibles, pero generalmente la calidad de los muebles es baja. Y casi no hay oferta de casas familiares amuebladas en alquiler.

Una mudanza tiene la ventaja de que el empleado puede sentirse “como en casa” al tener sus propios muebles a pesar de estar lejos de su país, y para asignaciones largas de una familia puede ser una opción válida. No obstante, las desventajas son claras: para asignaciones de corta y media duración, el coste puede ser muy elevado; a veces el empleado no sabe si sus muebles van a encajar físicamente en la vivienda nueva; y hay muchas ocasiones en que el empelado no quiere/puede hacer una mudanza (por razones de seguridad, porque no quiere desmontar su vivienda en origen, o, en caso de los más jóvenes, porque no tiene sus propios muebles todavía).

Comprar los muebles y equipamiento en destino es otra posible opción para asignaciones medias-largas. La empresa asigna una cantidad al empleado como “lump-sum”, y el empleado tiene que organizarse al llegar. En países eficaces, sobre todo donde existen establecimientos tipo Ikea, es relativamente fácil, aunque siempre va a causar estrés al empleado y su familia en las primeros semanas tan importantes para ellos. Además, pocas veces las empresa tienen en cuenta la cuestión de qué hacer con los muebles comprados al terminar la estancia. En España, por ejemplo, es casi imposible la venta de muebles de 2º mano, y pagar una mudanza de muebles usados de Ikea a los 2 años no tiene sentido.

Alquilar los muebles, equipamiento y electrodomésticos. Es la opción menos conocida, y en muchos países no existen empresas de alquiler de muebles. (En España existe, por parte de Home Essentials) Para asignaciones largas (de 2 años o más) puede salir más costoso que otras opciones, pero para duraciones medias y sobre todo cortas, es una opción muy flexible y competitiva. A los departamentos de RRHH, les gusta mucho, porque es un servicio completo que resuelve el problema “con una única llamada”.

Como en otras áreas, la mejor solución a menudo es una combinación de opciones. Por ejemplo, la empresa ofrece una mudanza completa para un ejecutivo y su familia que va a estar varios años en Madrid, y hasta llegar aquí el contenedor, se alquilan muebles y equipamiento “de emergencia”. O para una estancia de 6 meses de una pareja, la preferencia sería buscar un apartamento amueblado, con un Lump-sum adicional pequeño, para comprar los “extras” que necesiten para vivir cómodos. O en el evento de no encontrar un piso amueblado al nivel requerido, se alquila un piso vacío, y se alquila los muebles y equipamiento, solo para los 6 meses de la asignación, y siempre que exista la opción de alquilar muebles en ese pais.

Las opciones son varias pero es un área muy importante a tener en cuenta para asegurar los costes más ajustados para la empresa y el bienestar más alto para el empleado.
entrevistas  |  reportajes  |  almuerzos  |  tribunas  |  noticias  |  proveedores  |  nombramientos  |  estudios  |  agenda  |  libros  |  el equipo  |  enlaces  |  mapa web

© 2007 CUSTOMMEDIA S.L. edita EQUIPOS Y TALENTO  |  Equipo de redacción  |  Contacto  |  Política de privacidad

Av. Diagonal, 463 bis 5ª planta, Barcelona 08036  Tel. 93 4195152  Fax. 93 4101755