Revista digital
TRIBUNA
abril 2020

Coronavirus y recursos humanos

Álvaro Lozano Fuentes,
Profesor del master en Dirección de RRHH 4.0 de IEBS BUSINESS SCHOOL

 
Álvaro Lozano FuentesLa población del planeta ha crecido exponencialmente, y con ello la competitividad, a más personas, más demanda y más competencia con una oferta creciente y diversa. Las empresas punteras a nivel mundial, como: Google, Alibaba, Amazon, Microsoft, Apple, entre otras muchas, rompieron con el modelo y formato tradicional de contratación.
Apostaron por desarrollar fórmulas de trabajo orientadas a objetivos, que incluye trabajar con horarios flexibles, desde cualquier lugar, con dispositivos portátiles, softwares y plataformas de trabajo colaborativo e incentivos adicionales como bonus, seguros médicos, formación, más días de vacaciones, libertad de acción, oficinas abiertas, eventos, celebraciones, incluso hasta poder llevar mascotas a la oficina.

Este tipo de forma de trabajar, que ahora parece normal en la mayoría de empresas, antes no lo era. Supuso una revolución en todos los mercados internacionales. Se trabaja así en cualquier oficina de estas grandes empresas en cualquier país del mundo. Es evidente que no decidieron ofrecer este tipo de ventajas laborales a sus trabajadores por altruismo, o porque existían estudios que demostraran que era más beneficioso, lo tuvieron que ofrecer como estrategia de marketing, como ventaja competitiva frente a sus competidores para atraer a sus empresas a los mejores y más talentosos candidatos.

Empresas, como las anteriormente mencionadas, han sido capaces de crecer de forma exponencial compitiendo no sólo en producto, si no en la propia marca de empresa empleadora, para captar el mejor talento posible del mercado. Producción y Talento nunca estuvieron tan cerca.

¿Quién no quiere trabajar en una empresa en la que le remuneren mucho mejor que la media, y además puedas tener toda la libertad que desee siempre y cuando cumpla con los objetivos pactados?

Una crisis global como la del Coronavirus permiten darnos cuenta que parar el trabajo, ayuda a reflexionar y buscar soluciones alternativas a lo que se creía que podía ser un grave problema. Por ejemplo, el mismo teletrabajo, que ahora es el medio salvador de todas las empresas.

Muchas compañías han sido siempre reacias a este tipo de modalidad de trabajo no presencial y siguen apostando por el trabajo clásico en la oficina, quizá por miedo a que el empleado no trabaje igual en su casa.

Pero con la crisis provocada por el Coronavirus se ha demostrado como la mayoría de empleados que trabajan en una oficina han podido conseguir que sus empresas sigan funcionando con normalidad, muchas de ellas han visto cómo sus empleados son incluso más productivos, un dato realmente sorprendente. ¿Por qué no lo probaron antes?

Vamos hacia una sociedad más humana, paradójicamente desarrollando cada vez más máquinas (ordenadores, software, inteligencia artificial, blockchain, etc.). Sólo las empresas que entiendan la verdadera importancia de la colaboración, innovación, trabajo en equipo, comunicación y solución de problemas desde una perspectiva eficiente y responsable con las personas y el medio ambiente serán las que podrán seguir evolucionando y creciendo.

A lo largo de los últimos años se ha desarrollado y hablado del concepto de Marca Empleadora (del inglés: employer branding) tratando de vender la marca de tu empresa, como el lugar ideal para trabajar por los temas anteriormente mencionados. Para conseguirlo se utilizan principalmente estrategias de marketing digital aplicadas a las funciones de los recursos humanos.

El proceso de elaboración de una campaña de Employer Branding tradicional suele tener los siguientes componentes: página web para publicar vacantes e información de valor de la empresa, sistema de CRM (customer relationship management, o como lo llamo en estos casos candidate relationship management) en el que se establecerán comunicaciones con el candidato vía email, redes sociales verticales y transversales para uso del departamento de Recursos Humanos como Twitter y Linkedin, principalmente, en muchas ocasiones se participará en eventos en Universidades y Ferias para promocionar puestos vacantes y atraer talento joven, también se publicarán artículos patrocinados en medios de comunicación tradicionales y digitales para vender una buena imagen y un buen ambiente laboral, que no siempre coincide con la realidad.

Desde mi punto de vista, el employer branding forma parte del pasado, porque ahora nos encontramos en otra revolución que ha puesto al mundo patas arriba, estamos viviendo una profunda crisis sanitaria, humana, social y económica, sin precedentes en la historia de la Humanidad.

Las personas buscan relaciones verdaderas, buscan empresas honestas, que no sólo traten muy bien a sus empleados, a todos los niveles, si no que además, las personas que trabajen dentro de la organización tengan el deber y la obligación de actuar de forma ética con su equipo, con sus proveedores y con todos los agentes que rodean o participan en el negocio, también con los accionistas, consejo de administración y comité de dirección general. Vivimos otros tiempos, comienza una nueva era, también para el reclutamiento y los RRHH.

entrevistas  |  reportajes  |  almuerzos  |  tribunas  |  noticias  |  proveedores  |  nombramientos  |  estudios  |  agenda  |  libros  |  el equipo  |  enlaces  |  mapa web

© 2007 CUSTOMMEDIA S.L. edita EQUIPOS Y TALENTO  |  Equipo de redacción  |  Contacto  |  Política de privacidad

Av. Diagonal, 463 bis 5ª planta, Barcelona 08036  Tel. 93 4195152  Fax. 93 4101755