Revista digital
TRIBUNA
abril 2007

¿Hacia dónde va la formación?

Francesca Cattoglio,
directora general de IIR España y Portugal

 
Francesca CattoglioCon motivo de la celebración del 20 aniversario de IIR en España, últimamente estoy manteniendo distintas reuniones en las que salta una pregunta recurrente: ¿Hacia dónde va la formación? ¿Cuáles son sus modelos futuros? Una primera reflexión sobre el mundo de la formación en la empresa española es la situación actual en este campo. A lo largo de los últimos veinte años, las compañías han evolucionado mucho en cuanto a la importancia que le dan a la formación de sus empleados y directivos. Hoy, casi todas las empresas de mediano y gran tamaño tienen diseñados planes de formación, conscientes del valor que representa contar con un equipo altamente preparado.
Como responsable de una de las compañías de mayor trayectoria en el sector de la formación e información para directivos y ejecutivos de empresa, he podido comprobar esta evolución; y no sólo cómo las empresas han variado su punto de vista, sino cómo la sociedad en general ha promovido un desarrollo del conocimiento a nivel global y desde distintas iniciativas.

Por ejemplo, la aparición y despegue de las nuevas tecnologías como internet ha sido, sin duda, uno de los motores que está impulsando nuevos modelos de aprendizaje. A través de la red, el profesional recibe información muy actual sobre todo tipo de temas provenientes de todas partes del mundo. Internet, definitivamente, ha roto las barreras geográficas e idiomáticas para permitir un flujo constante y en ocasiones yo diría excesivamente abundante de información.

Pero esta avalancha constante de conocimientos representa sólo una pincelada sobre temas que, para el profesional, requieren otro tipo de herramientas que faciliten una digestión profunda de los temas y, por supuesto, un verdadero aprendizaje de conceptos que le faciliten su desarrollo en el marco empresarial.

Hace unas semanas, en una reunión corporativa a nivel internacional, uno de los participantes contraponía dos imágenes metafóricas del ayer y el mañana de la formación.

La primera imagen describía el típico entorno de un aula donde los alumnos, sentados en sus pupitres, escuchan las explicaciones del profesor. La segunda imagen presentaba un escenario mucho más interactivo, alejado de esos pupitres y con la intervención de una tecnología capaz de abrir un modelo formativo de ida y vuelta, es decir, donde el alumno no sólo escuche al profesor sino que éste comparta un verdadero intercambio de conocimientos con el primero. Ante este panorama, pienso que el futuro de la formación se dibuja como un mix de técnicas enfocadas a ofrecer un abanico completo de acciones que, complementadas unas con otras, faciliten al profesional un marco integral formativo.



Las corporaciones apostarán cada vez más por alimentar aquellas habilidades relacionadas con el trabajo en equipo, superación de miedos y relaciones interpersonales


Además, en el nuevo entramado empresarial, donde cada vez más se valora el talento como herramienta estratégica de desarrollo, parece claro que el futuro aboca a que las compañías incorporen a sus planes de formación no sólo aspectos técnicos, sino también los relativos a habilidades y al desarrollo personal de los empleados.

Aunque aún estamos en una etapa muy inicial, es cierto que las compañías se están dando cuenta poco a poco de la necesidad de tener un equipo que no sólo conozca a la perfección las técnicas y herramientas propias de cada puesto funcional.

La lucha por la retención y fidelización del talento en la empresa, de preservar el know how y por despuntar entre una competencia cada vez más ajustada, sin duda, obliga a replantear el caldo de cultivo sobre el que las compañías van a construir sus estrategias futuras.

Estoy convencida de que en el futuro las corporaciones van a apostar cada vez más por alimentar todas aquellas habilidades relacionadas con el trabajo en equipo, la superación de miedos, el manejo de los tiempos o las relaciones interpersonales. Conscientes del valor diferencial de disponer de un equipo fuertemente desarrollado, tanto en conocimientos técnicos como desde luego en lo que a desarrollo personal y profesional se refiere.

Consecuentemente con este panorama, los especialistas que trabajamos en esta área debemos plantearnos nuevos retos en la búsqueda de las mejores fórmulas para trasladar al profesional las mejores prácticas y los mejores conocimientos para su desarrollo profesional.

Lo importante, en cualquier caso, es escuchar a los distintos grupos profesionales para conocer realmente cuáles son sus necesidades, objetivos y requerimientos, de manera que se puedan desarrollar las técnicas formativas más adecuadas en cada caso.

De cualquier forma, el futuro de la formación se presenta, inexorablemente, como un paso de gigante cualitativo que permita una mayor interrelación e interacción alumno-docente y que facilite al profesional un conjunto global de conocimientos para optimizar al máximo sus capacidades y habilidades, tanto profesionales como personales.
entrevistas  |  reportajes  |  almuerzos  |  tribunas  |  noticias  |  proveedores  |  nombramientos  |  estudios  |  agenda  |  libros  |  el equipo  |  enlaces  |  mapa web

© 2007 CUSTOMMEDIA S.L. edita EQUIPOS Y TALENTO  |  Equipo de redacción  |  Contacto  |  Política de privacidad

Av. Diagonal, 463 bis 5ª planta, Barcelona 08036  Tel. 93 4195152  Fax. 93 4101755