TRIBUNA
enero 2020

Inteligencia artificial y experiencias humanas: así es el futuro de los RR.HH.

Eduardo Martínez,
country leader aplicaciones HCM de Oracle Ibérica

 
Eduardo MartínezLa constante digitalización de la economía y de la sociedad ha impactado en todos los departamentos de una empresa y ha hecho que el de recursos humanos vaya adquiriendo un peso estratégico cada vez mayor. La necesaria transformación digital va acompañada, irremediablemente, de un cambio de cultura empresarial al que se deben adaptar tanto directivos como empleados.
Además, las relaciones laborales están en permanente revisión. Atrás quedaron los tiempos en los que había un contrato estándar con jornada única. Ahora, en una misma organización conviven fijos, temporales y eventuales, además de personal externalizado o trabajadores en remoto, por mencionar solo algunas de las múltiples situaciones laborales.

El denominado salario emocional también impacta directamente en la labor de los Recursos Humanos y es una tendencia creciente, puesto que se está convirtiendo en algo que cada vez demandan más los millennials.


Employee journey o cómo mejorar la experiencia del empleado

La retención del talento es algo que siempre ha preocupado a las empresas. Los departamentos de RR.HH., encargados de atraer, reclutar y retener a ese personal, hablan desde hace algún tiempo del “employee journey”; es decir, la experiencia que se le brinda a la persona desde que simplemente es un candidato hasta que finaliza su relación contractual con la empresa.

¿Quién no ha experimentado en sus propias carnes la sensación de vacío al enviar un currículo a una empresa y no recibir ninguna contestación? ¿O la de tener que llamar para saber en qué estado se encuentra su candidatura tras no tener respuesta después de un par de entrevistas?

Igual que se mide y se valora la experiencia del cliente, los departamentos de RR.HH. deben hacer esta misma medición con cada una de las personas que forman parte de la compañía. Y deben hacerlo en todo el ciclo. Sobre todo si tenemos en cuenta que, según un informe de Gartner, solo el 13 % de los empleados están ampliamente satisfechos con sus experiencias laborales. Es más, un 46% asegura estar muy insatisfecho con la experiencia general en su organización.

Para hacer este viaje completo, los RR.HH. deben tener en cuenta 6 etapas: la atracción, el reclutamiento, la incorporación, el desarrollo, la retención y el momento de la separación. No en vano, atrás quedaron los tiempos en los que las personas entraban muy jóvenes en una empresa y desarrollaban allí toda su carrera profesional, jubilándose en la misma corporación. Ahora se calcula que un trabajador se mueve entre 10 y 15 veces a lo largo de su carrera. Con una rotación tan alta, reclutar y capacitar personal nuevo es un asunto casi de estado.

¿Por qué es importante este employee journey? Entre otras cosas porque permite ofrecer una experiencia de empleado que puede ser clave para la participación y el desempeño de los trabajadores y puede aumentar la felicidad, la lealtad y la empatía, al tiempo que disminuye el estrés. Además, es también un gran imán para los candidatos, que pueden ver en nuestra organización el lugar ideal para desarrollar todo su potencial.


Una inteligencia artificial más empática

Al igual que en la experiencia de cliente, las empresas deben escuchar la voz de los empleados, porque esto les ayudará a saber con qué se sienten motivados y qué es lo que les frustra. Adelantarse a las necesidades de la fuerza laboral y poder brindar experiencias más personales y únicas para cada situación puede ser la clave que permita a una empresa retener su activo más valioso.

Muchas veces se asocia la aplicación de la IA a los procesos de evaluación de candidatos. No en vano, en las estrategias de reclutamiento se puede utilizar la tecnología para reducir o eliminar las tareas administrativas que requieren mucho tiempo, como el rastreo manual a través de CV. De hecho, según un estudio llevado a cabo por Oracle, el 17 % de las empresas confían en la IA para predecir la tasa de éxito de las contrataciones y la retención de empleados. Pero las posibilidades de la IA en materia laboral son mucho más amplias, como predecir el posible rendimiento de un candidato potencial en un rol en particular.

La tecnología en general, y la Inteligencia Artificial en particular, pueden ayudar al departamento de RR.HH. a disponer de esa información rápida y valiosa sobre la participación de un empleado. También para encontrar patrones en toda la fuerza laboral, revelar rasgos hasta ahora no conocidos, situaciones y condiciones de empleo que tienen un impacto en la organización y dónde convergen todos estos parámetros. Este análisis puede ayudar a tener un personal más productivo, más feliz y con menor nivel de rotación.

Con esta inteligencia, las organizaciones pueden contratar, incentivar, capacitar e incluso despedir empleados de una manera más proactiva y productiva. Además, la IA –que en Oracle está ya embebida en sus soluciones HCM Cloud- tiene la capacidad de transformar este viaje personalizado de los empleados en sus empresas, de manera que también permita adaptar las recompensas y el salario emocional a los intereses de cada individuo. Algo que puede motivar e incentivar aún más y mejor a cada empleado.
entrevistas  |  reportajes  |  almuerzos  |  tribunas  |  noticias  |  proveedores  |  nombramientos  |  estudios  |  agenda  |  libros  |  el equipo  |  enlaces  |  mapa web

© 2007 CUSTOMMEDIA S.L. edita EQUIPOS Y TALENTO  |  Equipo de redacción  |  Contacto  |  Política de privacidad

Av. Diagonal, 463 bis 5ª planta, Barcelona 08036  Tel. 93 4195152  Fax. 93 4101755