Revista digital
TRIBUNA
mayo 2024

Las claves de una cultura organizacional de diversidad e inclusión

Patricia Aroca,
Comunicación de Ready for People

 
Patricia ArocaEl foco en la diversidad y la inclusión no está en cómo nos diferenciamos, sino en cómo nos unimos. Activar este principio dentro de las organizaciones va más allá de contar con políticas de contratación inclusiva; es un viaje interno que requiere una profunda introspección y acción consciente. Un viaje de desarrollo que nunca para.
¿Cómo podemos transformar nuestras organizaciones desde adentro para construir una cultura que celebre la diversidad y fomente la verdadera inclusión? La respuesta, sin duda, la tiene el #developmentnonstop.


Autoconocimiento: La clave del cambio

El primer paso en este viaje es mirarnos a nosotros mismos y reconocer los sesgos inconscientes que pueden estar presentes en nuestras propias mentes y prácticas laborales. Como lo expresó el activista social Bryan Stevenson, «Tenemos que ser honestos sobre nuestras desigualdades para avanzar». Esto implica un compromiso activo de enfrentar y desmantelar nuestros propios prejuicios inconscientes que pueden influir en nuestras decisiones y relaciones en el lugar de trabajo.

La psicóloga social Mahzarin Banaji señala que «nuestros cerebros están cableados para categorizar a las personas de manera rápida y automática», lo que resalta la importancia de ser conscientes de nuestros sesgos y tomar medidas para contrarrestarlos.


Diversidad es que te inviten al baile

Verna Myers una vez dijo: «La diversidad es ser invitado al baile». Esta metáfora evoca la imagen de inclusión y aceptación, donde todos tienen un lugar en la pista de baile, sin importar su origen, identidad o habilidades. En el contexto organizacional, la diversidad va más allá de cumplir con unas ratios; se trata de reconocer y valorar las diferentes perspectivas, experiencias y habilidades que cada individuo aporta.

La diversidad en equipos fomenta la creatividad, la innovación y la toma de decisiones más efectiva. Pero ¿estamos realmente invitando a todos al baile, o simplemente estamos haciendo una exhibición superficial de diversidad?


Inclusión que te saquen a Bailar

Si la diversidad es que te inviten al baile, la inclusión es cuando realmente sacan a bailar a cada persona. La inclusión se trata de crear un ambiente donde todos se sientan reconocidos, valorados y respetados como individuos, donde puedan contribuir plenamente con sus habilidades y perspectivas únicas.

Si traducimos esto al contexto organizacional, se trata de construir conexiones auténticas, cultivar un sentido de pertenencia y brindar oportunidades equitativas para todos. Es reconocer y celebrar la singularidad de cada individuo mientras trabajamos juntos hacia metas comunes.


Cultura del Aprendizaje: El catalizador de la diversidad y la inclusión

Una investigación de Harvard Business Review reveló que una característica distintiva de las organizaciones verdaderamente diversas e inclusivas es una cultura orientada al aprendizaje. Estas organizaciones no solo valoran la diversidad, sino que también fomentan un ambiente donde el aprendizaje continuo es el estilo cultural dominante.

Una cultura del aprendizaje desafía constantemente sus propios métodos y formas de hacer las cosas. Promueve la flexibilidad, la adaptabilidad y la apertura mental necesarias para prosperar en un entorno cambiante. Nos invita a mirar hacia dentro para construir hacia fuera, de forma individual y colectiva.

En este sentido, nos preguntamos ¿Qué acciones estratégicas pueden contribuir a una cultura de inclusión y diversidad? Aquí te dejamos algunas:

  1. Desarrollo en «liderazgo inclusivo»: Capacitar a los líderes para promover un entorno de trabajo inclusivo donde cada voz sea valorada y respetada.

  2. Lucha contra los «sesgos inconscientes»: Reconocer y mitigar los prejuicios inconscientes que pueden influir en las decisiones y relaciones en el lugar de trabajo.

  3. Comunicar, comunicar y comunicar: Establecer canales de comunicación bidireccionales para fomentar la transparencia, el diálogo y el intercambio de ideas.

  4. Cultura del aprendizaje: Promover una cultura organizacional que fomente el aprendizaje continuo, la experimentación y la innovación.

  5. Alejarse del statu quo: Valorar y buscar activamente la diversidad de perspectivas y experiencias para impulsar la innovación y el crecimiento.

  6. Hacer hincapié en la apertura y la creatividad: Promover un ambiente donde se escuchen y valoren una amplia gama de perspectivas y experiencias.

  7. Predicar con el ejemplo: Los líderes deben demostrar un compromiso genuino con la diversidad, la inclusión y el aprendizaje continuo.


En resumen, el viaje hacia una cultura organizacional de diversidad e inclusión es un proceso continuo que requiere compromiso, acción y un enfoque en el aprendizaje continuo. Al abrazar la diversidad, cultivar una cultura del aprendizaje y promover la inclusión, las organizaciones pueden crear entornos donde todas las personas se sientan valoradas, respetadas y empoderadas para contribuir plenamente.

https://www.readyforpeople.com/
entrevistas  |  reportajes  |  almuerzos  |  tribunas  |  noticias  |  proveedores  |  nombramientos  |  estudios  |  agenda  |  libros  |  el equipo  |  enlaces  |  mapa web

© 2007 CUSTOMMEDIA S.L. edita EQUIPOS Y TALENTO  |  Equipo de redacción  |  Contacto  |  Política de privacidad

Av. Diagonal, 463 bis 5ª planta, Barcelona 08036  Tel. 93 4195152  Fax. 93 4101755