TRIBUNA
septiembre 2019

Vivir en el presente

Beatriz Zuñiga,
Colaboradora de Stimulus Consultoría

 
Beatriz ZuñigaEstamos en un momento de transformación cultural radical en donde cada vez más las empresas se esfuerzan en crear una estrategia de negocios que sitúe como una de sus prioridades, el bienes-tar de las personas que integran sus equipos, y dentro de esta estrategia hay un elemento que pue-de aportar beneficios tangibles a los trabajadores, el Mindfulness, que en el último año ha cobrado especial interés en el ámbito empresarial, como una competencia esencial para lograr resultados y convertirse en un pilar para un estilo de vida que vale la pena compartir, y que suma calidad de vida a las personas. Empecemos: ¿Qué significa Mindfulness?
Jon Kabat Zinn, profesor emérito en medicina, escritor e investigador de procesos cognitivos como la atención plena, establece la definición de Mindfulness como: “prestar atención de manera inten-cional en el momento presente sin juzgar”. Es un concepto psicológico que en esencia significa atención y conciencia plena en el presente.

Los beneficios del Mindfulness se aplican a los todos los ámbitos de la vida de una persona. En el ámbito laboral, el modelo de medición del desempeño por objetivos, se necesitan competencias que lograremos dominar, de mejor manera, al entrenar nuestras habilidades para estar en plena conciencia y por la mejora de nuestra capacidad para prestar atención.

A continuación exponemos los beneficios más contundentes de invertir en entrenamientos para los empleados al incorporar Mindfulness dentro de la vida diaria

Beneficios de una mente presente:

  1. Alcanzar un estilo de vida equilibrado, en el cual se trabaja hacia una meta, de una manera que otorgue libertad también para disfrutar de la vida.

  2. Desconectar e identificar lo que no es importante.

  3. Mejor gestión del tiempo y habilidad de priorizar, evitando un desgaste laboral por un horario exhaustivo.

  4. Habilidad para identificar lo que realmente despierta las emociones, genera energía, hace latir tu corazón y consecuentemente mayor sensibilidad para invertir tiempo en lo que agrega valor a tu vida.

  5. Mayor capacidad para innovar al liberar espacio de tu mente. La idea es ser más productivo y creativo para encontrar mejores o nuevas formas de hacer las cosas. El trabajo no debe signi-ficar consumir todo tu tiempo sobre un escritorio.

  6. Uso inteligente de la tecnología. A las personas que se dedican a vivir el presente y a vivir la experiencia real y total de cada momento, les agrega tal valor que de forma automática dejan de preocuparse y estar pendientes del móvil o las redes sociales en todo momento. Está bien hacer uso de la tecnología a tu favor, para ahorrar tiempo o comunicarte, pero no que el móvil controle o cree tal dependencia que impide vivir y prestar atención al trabajo.

  7. Mayor capacidad de concentración y en consecuencia reducción de niveles de estrés, ya que no solo provoca problemas mentales, sin que altera el estado de salud debido al aumento de los niveles de cortisol, una hormona que segrega nuestro cuerpo cuando está en alerta y que, producida en altas cantidades, tiene efectos nocivos sobre el organismo.

  8. Ayuda a la optimización del desempeño en el trabajo por objetivos.


Detrás de cada puesto de trabajo, hay personas, a través de las cuales se alcanzan los resultados y metas de una compañía. Es inevitable que sus emociones interfieran en nuestra vida profesional. Por esta razón es imprescindible que las organizaciones abran un diálogo autentico, y directo con sus empleados, para crear rutinas de entrenamiento que les facilite y permitan el desarrollo pleno en su ámbito personal, profesional y familiar.

Para conseguirlo es necesario desarrollar estrategias que integren elementos de la psicología en el trabajo, para ayudar a promover la excelencia de las compañías, el compromiso de los empleados y el bienestar corporativo.

Las nuevas generaciones consideran que la calidad de vida es igual de importante que un buen sueldo. La práctica de conceptos psicológicos como Mindfulness suman al salario emocional, es decir a todas aquellas retribuciones no económicas que un empleado obtiene en su lugar de traba-jo y que impactan de forma positiva en el ambiente laboral, y que buscan incrementar la producti-vidad, cubren necesidades personales, mejorando la vida de la persona.

La inversión de las organizaciones en entrenamientos o iniciativas que promueva el desarrollo de habilidades y competencias relacionadas con la inteligencia emocional de los empleados, como el Mindfulness, la creatividad, el bienestar, la empatía, la motivación, la auto conciencia, son una in-versión directamente relacionada con el éxito y liderazgo de las empresas. En definitiva, se traduce en impactos positivos para la compañía y en beneficios implícitos para el estilo de vida personal.

Esperamos que estas ideas ayuden a inspirar a más personas y empresas a incorporar hábitos que mejoren la capacidad de vivir el presente, y aún más importante, integrar dentro del mundo laboral el bienestar de las personas, para lograr metas o proyectos empresariales.
La inteligencia emocional es la única habilidad de las personas que la tecnología nunca va a domi-nar Promover su desarrollo y entrenamiento en los equipos de trabajo, será la base de las empre-sas que quieran liderar en el futuro.
entrevistas  |  reportajes  |  almuerzos  |  tribunas  |  noticias  |  proveedores  |  nombramientos  |  estudios  |  agenda  |  libros  |  el equipo  |  enlaces  |  mapa web

© 2007 CUSTOMMEDIA S.L. edita EQUIPOS Y TALENTO  |  Equipo de redacción  |  Contacto  |  Política de privacidad

Av. Diagonal, 463 bis 5ª planta, Barcelona 08036  Tel. 93 4195152  Fax. 93 4101755