TRIBUNA
enero 2020

La nueva era del workplace, el puesto de trabajo digital

Cristina Caamiña,
Head of End-User Services de T-Systems Iberia

 
Cristina CaamiñaNuestra sociedad está viviendo una transformación donde la tecnología tiene un papel protagonista. Ésta ha aportado grandes avances en los sistemas productivos y, por ende, cambios en la concepción del puesto de trabajo y la forma de trabajar. La gestión y el análisis de los datos en la nube, las necesidades de conectividad y la movilidad geográfica, unidas a las nuevas formas de relación y colaboración entre empleados y empleadores, ha conllevado que las empresas tengan que desarrollar un nuevo entendimiento del puesto de trabajo para adaptarse a las nuevas tendencias de comunicación y gestión.
Las empresas son cada vez más conscientes de la necesidad de destinar una partida presupuestaria a esta transformación digital. Según el informe IT Priorities elaborado por la consultora Penteo, la partida destinada al Workplace ha crecido en 2019 un 19% respecto a 2018, y ya aglutina el 7% del presupuesto total de las compañías. Sin embargo, nuestro país aún está lejos de las cifras de los países líderes europeos en materia de trabajo remoto desde casa.

Además, la confusión existente entre el tejido empresarial español a la hora de definir lo que realmente significa el Puesto de Trabajo Digital, hace que las empresas, en muchas ocasiones, piensen en el workplace solamente en términos de rentabilidad, y no en la experiencia del usuario o del empleado, que debería ser el principal motivo de este cambio.

Para el desarrollo de las organizaciones en el ámbito de digital del puesto de trabajo se debe superar la visión clásica de microinformática, siendo clave la adopción de la destreza digital de las personas, sus necesidades de negocio, su mejora de productividad, cómo colaboran tanto con el espacio físico como virtual (Anywhere, anytime y Anydevice).

Los cambios culturales en las organizaciones (y en toda la sociedad) exigen herramientas que se adapten a nuevas necesidades de trabajo colaborativo, de movilidad, metodologías ágiles, flexibilidad horaria, etc. La diversidad generacional y la necesidad de captar y retener el talento actual, hace que este cambio deba abordarse de forma inminente, ya que, de lo contrario, las empresas perderán fuerza humana y su competitividad en el mercado se verá mermada.

Entre los principales retos que se deben abordar está el cambio en la organización de los espacios de trabajo. Las tendencias indican que los espacios abiertos, flotantes y adaptables incrementan la creatividad y garantizan que los empleados cumplan mejor su rol dentro de la organización y puedan desarrollar sus inquietudes profesionales. Esto además debe ir acompañado por un cambio en la cultura de la empresa y su organización, impulsada desde los puestos directivos a todo el equipo que integra la compañía, pues si no hay un compromiso firme por parte de los líderes, los equipos de trabajo no adoptarán los cambios como beneficios.

Este cambio cultural y organizacional de la compañía, debe ir acompañando de forma inexorable por la implementación de soluciones tecnológicas que ofrezcan beneficios reales para los empleados. El nuevo puesto de trabajo debe estar basado en un mejor aprovechamiento del software disponible en la empresa o en una inversión en nuevas soluciones y servicios, y no solo la administración de dispositivos móviles y aplicaciones, mensajería instantánea o servicios y herramientas de colaboración, sino realizar una inversión para poner a disposición de los trabajadores servicios que mejoren su experiencia de usuario (IOT, Chatbots, IA o Machine Learning entre otros), sin olvidar la seguridad de la información y la automatización de los procesos productivos.

Hay que romper con los límites establecidos (cambios de paradigmas) hasta el momento para dotar de mayor flexibilidad y bienestar a los empleados, porque estos aumentarán su productividad y acabará teniendo una repercusión directa en el incremento de los resultados de la compañía.

La efervescencia de los cambios tecnológicos y la disrupción de los mismos obligan a convivir con una realidad no exenta de riesgos; sin embargo, apostar por convertir la compañía en una empresa digital que promueva la permanencia y retenga al talento ayudará a aumentar su reputación dentro del mercado, a la vez que la convertirá en un agente generador de empleo de calidad y en un great place to work y referente para trabajar.
entrevistas  |  reportajes  |  almuerzos  |  tribunas  |  noticias  |  proveedores  |  nombramientos  |  estudios  |  agenda  |  libros  |  el equipo  |  enlaces  |  mapa web

© 2007 CUSTOMMEDIA S.L. edita EQUIPOS Y TALENTO  |  Equipo de redacción  |  Contacto  |  Política de privacidad

Av. Diagonal, 463 bis 5ª planta, Barcelona 08036  Tel. 93 4195152  Fax. 93 4101755