TRIBUNA
junio 2017

El papel de los recursos humanos en la transformación digital

Javier Caparrós,
director general internacional de trabajando.com

 
Javier CaparrósLa tecnología que impulsa el lado digital del mundo económico, político, social y cultural ha llegado para quedarse. En los próximos años, esta nueva forma de hacer y de entender los negocios seguirá evolucionando, provocando más cambios en el funcionamiento del mercado laboral. Llegará un día en el que tal situación forzará las empresas a adaptarse o quedarse obsoletas, fuera del círculo. Transformarse digitalmente consiste en utilizar la nueva generación de tecnologías para potenciar las capacidades tanto cognitivas como colaborativas de los seres humanos.
En este proceso de metamorfosis general, en lo que repercute al ámbito del reclutamiento, la selección y gestión de personal, el departamento de recursos humanos tendrá un papel decisivo a la hora impulsar de un modo suave pero efectivo, la nueva forma de actuar, ayudando tanto a empleados como a la organización en su conjunto a evolucionar. Los profesionales de este ámbito son los encargados de la gestión del talento en todos sus niveles, un factor diferenciador que garantizará el éxito del proceso de digitalización. Su papel consistirá, en gran medida, en marcar las pautas para implantar las nuevas iniciativas, y establecer un nuevo tipo de liderazgo que garantice el éxito de este profundo cambio.


Afrontar este reto es inevitable, pero ¿cómo hacerlo?

El punto de partida es analizar las tendencias económicas, sociales, políticas y tecnológicas que afectan a la empresa gracias a herramientas como el DAFO, con el que se pueden estudiar sus características internas (Debilidades y Fortalezas) y su situación externa (Amenazas y Oportunidades). A partir de ahí se puede establecer una estrategia para cumplir los objetivos marcados y saber qué impacto se espera obtener de las inversiones realizadas definiendo qué métricas son relevantes, es decir, fijar unos KPIs (indicadores de rendimiento).

Por su parte, los líderes de la era digital deberán tener claras las competencias necesarias para llevar a cabo una verdadera transformación digital y no una simple implementación de tecnología. Es clave que sean capaces de utilizar los recursos tecnológicos de la manera más eficaz así como reconocer sus límites y saber a dónde acudir para suplir los conocimientos que les faltan. También deben contar con una actitud abierta, ser impulsor de la innovación y reforzar valores como la confianza, colaboración, iniciativa y transparencia.

Otro pilar es la comunicación eficaz de esta visión relacionada con promover el employer branding que permitirá atraer talento a la compañía. La prioridad será dar una imagen de transparencia en canales sociales ya que cualquier error o información poco fiable compartida puede desembocar en una mala reputación viral que hará más difícil contar con los mejores profesionales en un futuro.

Conseguir crear una marca empleadora deseable es uno de los pasos para subirse al carro del e-recruitment puesto que fomentará recibir candidaturas de personas motivadas por trabajar en la compañía. Gracias a las herramientas online, el departamento de recursos humanos podrá llevar a cabo procesos de selección desde cualquier lugar con conexión a Internet. Al incorporar un software de gestión adecuado podrán adaptarse a las necesidades del cliente dando un mejor servicio y contarán con una gran variedad de herramientas online: base de datos de todos los candidatos, video entrevistas, killer questions, test online integrados, informes, publicación internacional de ofertas… Esta apuesta por el reclutamiento online reducirá la carga de trabajo a los profesionales de recursos humanos, disminuirá los costes administrativos y facilitará el cumplimiento de los plazos. Asimismo mejorará la calidad del reclutamiento al ser más rápido, sencillo y eficiente también para el candidato.

Este incremento del rendimiento a través de la digitalización requiere la máxima implicación de los responsables de la empresa. Deberán conocer de primera mano los nuevos procedimientos para apoyar a los trabajadores de forma efectiva en la digitalización. Entre sus tareas se encontrará conciliar las herramientas digitales con la cultura empresarial, las demandas de los clientes y el ritmo de trabajo. Asimismo deben animar a los trabajadores a experimentar de forma responsable y lidiar con los posibles fallos que se deriven de esta apuesta por la autonomía.

También es recomendable explicar los beneficios de la transformación digital para incentivar la participación de los empleados en el employer branding. Un punto de partida sería despejar las dudas sobre las redes sociales corporativas. En ocasiones, cuando los altos cargos escuchan la palabra “social” automáticamente la relacionan con el personal usando Facebook cuando tendría que estar cumpliendo sus tareas. Sin embargo, los expertos en recursos humanos deben especificar que la idea es fomentar la colaboración entre los distintos departamentos de la empresa mediante una herramienta propia, no constituir una distracción.

Otra de las ventajas sería lograr una mayor productividad, mejor ambiente laboral y satisfacción de los empleados al sentirse escuchados, es decir, lograr un engagement interno –employee experience- haciéndoles sentir parte de la empresa mediante un tablón de sugerencias virtual, por ejemplo. El objetivo del departamento de recursos humanos es conseguir que los trabajadores se conviertan en los mejores embajadores de la imagen de la empresa al ofrecerles todo lo que valoran en una organización: salarios competitivos, buen ambiente laboral, posibilidad de desarrollo…

Esto ayudará a mantener a los que ya se encuentran dentro de la organización. La retención de talento se verá incrementada gracias a la flexibilidad que ofrece la digitalización. Aquellos empleados que necesiten teletrabajar podrán hacerlo si la compañía se ha asegurado de contar con las plataformas adecuadas, lo que permite una mayor conciliación entre familia y trabajo. Asimismo, la optimización resultante de la digitalización permitirá implementar actividades de ocio y entretenimiento dentro del ambiente laboral. Esta gamificación en recursos humanos aumentará la productividad, fomentará la motivación, mejorará la comunicación interna, ayudará con el trabajo en equipo e incrementará el compromiso del empleado con la empresa.

Para que los empleados comprendan la transformación, los profesionales de recursos humanos deben enfatizar la importancia de aprender, ejercer el pensamiento crítico y trabajar en equipo. Una entidad digital asume que los empleados son capaces de interiorizar nuevos conocimientos y datos, así como adaptarlos a las necesidades de la empresa. La transformación digital tendrá un mayor impacto si los empleados usan las herramientas disponibles con el fin de mejorar los productos, no solo limitándose a ejecutar las reglas y procesos impuestos por los altos mandos. El perfil digital que deben buscar los empleadores es una persona curiosa, ágil y proactiva con ganas de trabajar en una empresa con una infraestructura que le permita marcar la diferencia.

Una vez los profesionales de recursos humanos han definido los procesos digitales, es importante que exista formación en competencias digitales en los distintos departamentos. El objetivo es que las habilidades digitales no se encasillen en un único departamento sino que se desarrollen para que el talento digital se distribuya por toda la compañía. No solo hay que enseñar sobre SEO, Google Analytics u otras herramientas digitales, sino que también se debe abordar la manera de entender la transformación: crear espacios para proponer ideas, apostar por el pensamiento creativo y premiar la innovación.

Además de conseguir automatizar los procesos tradicionales de recursos humanos, la digitalización permite medir e interpretar todas las acciones que se realizan en una empresa. Los dirigentes deben concienciar a sus empleados de la necesidad de transformar la gran cantidad de datos en información valiosa. Gracias a los análisis predictivos se podrán tomar decisiones más efectivas respecto a cómo gestionar los empleados.

Los beneficios del mundo digital son múltiples, pero el profundo cambio que supone la transformación digital implica ir más allá de las premisas tradicionales. Los responsables de recursos humanos deben ser conscientes del desafío y ayudar a los directivos a incorporar los cambios en las empresas. Solo de esta manera se empezarán a construir los cimientos en el presente para la revolución del mañana.

entrevistas  |  reportajes  |  almuerzos  |  tribunas  |  noticias  |  proveedores  |  nombramientos  |  estudios  |  agenda  |  libros  |  el equipo  |  enlaces  |  mapa web

© 2007 CUSTOMMEDIA S.L. edita EQUIPOS Y TALENTO  |  Equipo de redacción  |  Contacto  |  Política de privacidad

Av. Diagonal, 463 bis 5ª planta, Barcelona 08036  Tel. 93 4195152  Fax. 93 4101755