TRIBUNA
febrero 2013

El valor de los valores

Héctor Infer,
socio director y director del Centro de Formación de Transform Action y Barrett Values Centre

 
Héctor InferLas “empresas que se hacen querer” consiguen resultados extraordinarios.
Es indudable que muchos estamos experimentando una creciente decepción frente a la manera en que nuestros líderes y nuestras instituciones gestionan a quienes no cumplen con lo que prometen, a quienes no practican aquello que predican, a quienes manipulan para seguir actuando con impunidad, a quienes buscan la satisfacción de su propio interés por encima del interés general de la sociedad y a quienes no actúan con ética ni transparencia…

En este escenario, me ha resultado muy refrescante que el CEO de un banco internacional les diga a todos sus empleados que su sueldo y su permanencia en su organización dependerá de su ética y su integridad.

“La banca en general ha perdido el rumbo y ha perdido el contacto con los valores sobre los cuales se construyen la reputación y la confianza”.

Frases como ésta pueden leerse en la carta que el jueves 17 de enero envió Anthony Jenkins, CEO del Barclays, a sus empleados de todo el mundo.

La carta ha causado revuelo por la firmeza y el hecho de que se reconozca abiertamente lo que se ha hecho mal: “Durante un periodo de 20 años, la banca llegó a ser muy agresiva, demasiado focalizada en los plazos muy cortos, y muy desligada de las necesidades de los clientes y la sociedad en general”. En Barclays no fuimos inmunes a estos errores”.

A continuación, Jenkins afirma que “ningún negocio será rentable a largo plazo si no se guía por valores” Las instituciones financieras que no se comporten con integridad no podrán seguir teniendo éxito, explica. “Ni se lo merecerían”, afirma.

En la misma carta, Jenkins preconiza los cinco valores corporativos que deben impulsar el proceso de transformación cultural de su organización: el respeto, la integridad, el servicio, la excelencia y la responsabilidad.

El CEO de Barclays confirma su compromiso con estos valores, afirmando que las evaluaciones de desempeño se basarán no solo en “qué” conseguimos sino en “cómo” lo conseguimos. Nunca más vamos a recompensar a las personas que, por ganar dinero para el banco, actúen de forma no ética o inconsistente con nuestros valores.

Jenkins, anuncia un nuevo sistema de evaluación – que integra los valores – que comenzará a aplicarse a los directivos en este verano y llegará a todos los empleados en un plazo de doce meses.

Sorprendentemente, para lo que es habitual en comunicaciones corporativas, el CEO del banco invita a irse de la organización a aquellos empleados que no estén dispuestos a poner en práctica la nueva forma de trabajar que propone.

“No os sentiréis cómodos aquí...”

Se atreve a afirmar ésto en un entorno laboral que se ha caracterizado por los elevados niveles de agresividad y presión para conseguir resultados.

La advertencia para esos empleados que supuestamente no están dispuestos a poner en práctica los cinco valores, es tajante: “Mi mensaje para esas personas es muy simple; Barclays no es el lugar para vosotros. Las reglas han cambiado. No os sentiréis cómodos en Barclays y, para ser sinceros, tampoco nos sentiremos cómodos con vosotros como compañeros”. Resulta evidente que Jenkins se ha propuesto alinear a su organización con los valores que ponen en práctica las empresas que Raj Sisodia, David Wolf y Jag Seth han identificado como la “nueva frontera de las ventajas sostenibles” en su libro “Firms of Endearment” - empresas que enamoran - The pursuit of purpose and profit” (Wharton School of Publishing, 2007), cuando afirma que “ningún negocio será rentable a largo plazo si no se guía por valores”.

En la conferencia de Barrett Values Centre “Realising our Human potencial”, realizada en Ciudad del Cabo en septiembre de 2012, Raj Sisodia nos presentó el análisis comparativo del rendimiento acumulado para el accionista en el período 1996-2011.

Según este análisis, las Firms of Endearment han generado un 1.646% en ROI acumulado en los últimos 15 años, mientras que las empresas “Good to Great” -identificadas por Jim Collins- han generado 177,5% y las empresas del índice “Standard & Poor's 500” han generado 157%. Esto nos invita a tomar conciencia del “Valor de los Valores” y de su influencia en la creación de la riqueza económica, social y ambiental.

¿Que nos impide aplicar los valores de las “Firms of Endearment” en nuestras organizaciones?

Las “empresas que se hacen querer” consiguen resultados extraordinarios porque sus organizaciones ponen en práctica las siguientes competencias culturales:
  • Fomentan la innovación y activan el espíritu emprendedor de todo su personal, aprovechando su talento
    para crear riqueza.
  • Crean cohesión interna entre áreas y sectores, construyendo vínculos de confianza y sinergias positivas entre sus integrantes.
  • Aportan valor a sus clientes y proveedores en forma colectiva, creando experiencias positivas de venta, servicio y partenariado.
  • Cooperan con otras organizaciones, para crear alianzas estratégicas y para marcar la diferencia en sus grupos de interés.
  • Gestionan la complejidad interna y externa, pueden
    prosperar en el caos sin perder su foco estratégico en
    situaciones de incertidumbre.
  • entrevistas  |  reportajes  |  almuerzos  |  tribunas  |  noticias  |  proveedores  |  nombramientos  |  estudios  |  agenda  |  libros  |  el equipo  |  enlaces  |  mapa web

    © 2007 CUSTOMMEDIA S.L. edita EQUIPOS Y TALENTO  |  Equipo de redacción  |  Contacto  |  Política de privacidad

    Av. Diagonal, 463 bis 5ª planta, Barcelona 08036  Tel. 93 4195152  Fax. 93 4101755