TRIBUNA
junio 2017

Motivación y caracter

Jaime Batlle,
Profesor de Universidad Loyola Andalucía

 
Jaime BatlleHace unas semanas leí un artículo muy interesante; trataba del aburrimiento. Si, nos aburrimos mucho porque no nos implicamos ni participamos en la infinidad de cosas que ocurren, que nos pasan todos los días.
Trasladando esta tesis al ámbito profesional, creo que también es así, lo que ocurre es que lo llamamos desmotivacion y lo más normal es sacar el dedo acusador para señalar a algo o alguien externo, causante de nuestro estado.

Admito que hay personas que ayudan a acrecentar y perpetuar la desmotivacion; sería ingenuo considerar lo contrario e incluso a aceptar que estamos rodeados de gente desmotivada, aburrida, temerosa y conservadora, que no se lo pasaría bien ni en un parque de atracciones.

Pero siendo esto asi, y no se en qué nivel, si estuviese medido, hay una parte de ese abrurrimiento-desmotivacion que nos pertenece y que es absoluta e intrínsecamente individual.

Me refiero a que hay personas a las que les pasan cosas, pero cuando les pasan, pasan. Y hay personas que cuando les pasan cosas no pasan, se implican y si pueden, aprenden y se desarrollan.

Cuando alguien trabaja se encuentra inmerso en un sistema en el que intervienen diversos factores; algunos inherentes a la función (técnicos) y otros relativos al ámbito relacional (dirección, sistema social, relaciones, cultura ...), sin olvidar aquellos relacionados con los factores económicos de intercambio ( salario por funciones).

La pregunta que habría que hacerse es: ¿son las causas externas a mi, suficientes para la desmotivacion que siento y que condiciona tanto mi desempeño?
La respuesta es un rotundo no, si se tiene carácter; y un rotundo si, si se carece de el.

Tratare de explicarme...
Un profesional seguro de sí mismo y con confianza, sería capaz de integrar sin desequilibrios internos,más allá de la decepción o los inconvenientes, circunstancias objetivamente hostiles y lo haría a través de la riqueza interior de su carácter, lo que muy probablemente le llevaría a aplicar soluciones que solo dependerían de sí mismo.
Por el contrario, una persona carente de recursos internos tenderá a no encontrar ni aplicar soluciones de las que no dispone, achacando al entorno la causa de su desmotivacion.

Hay que tener también en cuenta el tipo de función; es decir, no es lo mismo el desempeño de un mando que el de un trabajador que realiza una tarea rutinaria y no es igual que una persona desempeñe su trabajo interactuando con una máquina de forma rutinaria, que alguien que desarrolle su función, interactuando y comunicándose con personas.

Cuando alguien me comenta que esta desmotivado y es un directivo o alguien que su trabajo consiste en relacionarse con personas, suelo identificar a un profesional que carece de soluciones internas, relacionadas con su forma de ser.
Hoy vivimos en la era del hiper-conocimiento, pero en nuestra calidad y fortaleza interior está saber aprovechar las herramientas y caudal de información a nuestro alcance.
Pero para ello hace falta implicarse en lo que "nos pasa" como parte del proceso para aprender y desarrollarse. La evolución profesional y el desarrollo de la que deriva, lo es para uno mismo, pero para que esa evolución se de es necesaria la implicación, participar y aprovechar los pequeños detalles que nos dejan las cosas que nos pasan, innumerables al cabo del día.

Pero esto es una actitud que deriva en comportamiento, que a la vez emana de la "forma de ser".

Miren, yo no concibo a un profesional a partir de determinado nivel que no lea, como tampoco entiendo asistir a una reunión en la que haya asistentes mirando su móvil o que no coincida en el profesional una cultura de mínimos que le enriquezca y le permita reconocerse en el entorno a partir de una interpretación coherente (la suya, su relato).
Y si, puede que sean detalles en apariencia irrelevantes, pero es precisamente en lo más pequeño donde podemos intuir la realidad a un nivel más general.
Y no, la desmotivacion y el aburrimiento, eso que cuesta tanto dinero a las empresas y es una trágica losa a quien lo sufre, no tiene, generalmente causas externas a uno mismo.

A la pasión se llega desde la individualidad y lo que hago a partir de ella. Sin pasión no soy nada y el entorno, créame, no tiene nada que ver siempre que usted sea, eso sí, realmente bueno en su profesión.
entrevistas  |  reportajes  |  almuerzos  |  tribunas  |  noticias  |  proveedores  |  nombramientos  |  estudios  |  agenda  |  libros  |  el equipo  |  enlaces  |  mapa web

© 2007 CUSTOMMEDIA S.L. edita EQUIPOS Y TALENTO  |  Equipo de redacción  |  Contacto  |  Política de privacidad

Av. Diagonal, 463 bis 5ª planta, Barcelona 08036  Tel. 93 4195152  Fax. 93 4101755