Lauri Hulsbergen,
directora de RRHH
de Burger King EMEA

Hacemos sentirse a cada empleado una parte importante de la compañía

Lauri Hulsbergen,
directora de RRHH
de Burger King EMEA

En contra de lo que mucha gente pueda pensar, Burger King no cuenta con ningún restaurante propio, son todos franquiciados. Lo que sí tiene son tres oficinas centrales en Europa (Reino Unido, Suiza y España), donde trabajan más de un centenar de personas y dan servicio a la región EMEA. Uno de sus puntos fuertes es la importancia que conceden al talento, fomentando su incorporación a la empresa y su rápido ascenso a posiciones de mayor responsabilidad.

¿Cuáles son las principales razones para atraer el talento a Burger King?

Somos una empresa muy dinámica que desea que toda la plantilla participe de su éxito. Queremos, por tanto, que los empleados puedan ascender, que se sientan atraídos por nuestra cultura y que vean el valor que ellos tienen para conseguir los resultados de la organización. Por eso, nos dirigimos principalmente a jóvenes que acaban de graduarse para formarles y que vayan creciendo con nosotros. Buscamos personas humildes, que trabajen duramente, y que tengan “hambre” por contribuir a la empresa. Precisamente, estas tres características son los rasgos principales de nuestra cultura corporativa.

Somos una empresa muy dinámica que desea que toda la plantilla participe de su éxito

¿Cómo encuentran ese talento?

La principal manera es a través de un programa especial denominado Leadership Development Program (LDP) para recién graduados. El año pasado nos llegaron casi 6.000 solicitudes en toda EMEA para entrar en él, de las cuales finalmente redujimos a quince personas. Se trata de un proceso de selección largo y complicado que comienza con una prueba online en la que se pone de manifiesto si, por un lado, encajan con nuestra cultura; y por otro, dominan bien el inglés, porque es el idioma en el que nos relacionamos en la empresa. De ahí sale un grupo grande de candidatos, a los que invitamos a hacer un assessment de un día entero, que consiste en una prueba de grupo y en entrevistas culturales y analíticas. Después de este paso, tenemos un mayor conocimiento de todos ellos.

La principal manera de encontrar talento es a través de un programa especial denominado LDP para recién graduados

De la misma forma, durante la prueba nos aseguramos de que los seleccionados se sientan cómodos en una cultura como la nuestra para ver si encajarían bien. Para ello les sugerimos que si estás buscando una empresa con la que crecer se hagan tres preguntas: si es una compañía sólida, si ofrece oportunidades de carrera y si se sentirían bien trabajando en ella. De esa prueba, nos quedamos con unos 50, los cuales a continuación se reúnen con el comité ejecutivo al completo de EMEA. Les hacemos una nueva entrevista en la que hablamos de muchas cosas y, sobre todo, les dejamos tiempo para que nos pregunten todas las dudas que tengan sobre la compañía. Vamos descartando, y así llegamos a los quince seleccionados de la última edición del programa.

Y una vez dentro, ¿cómo desarrollan ese talento?

Desde el principio les damos una formación inicial en Miami, donde se ubica la sede central de Burguer King y donde empezó todo. Llevamos al grupo entero a nuestras oficinas de esta ciudad para que conozcan mejor a la compañía, aprendan cómo trabaja la gente en equipo, cómo se consiguen los resultados, quién hace qué... Y como parte de esa experiencia van durante dos meses a un restaurante. Esto es fundamental para nosotros, porque deben entender cuál es el núcleo del negocio y que nuestro trabajo es dar soporte a los franquiciados. Es más, todos los empleados de Burger King que trabajan en las oficinas tienen que pasar tres días al año en un restaurante para acordarse de qué es lo más importante, el cliente.

Todos los empleados tienen que pasar tres días al año en un restaurante para acordarse de qué es lo más importante, el cliente

Durante esos dos meses y con los cursos que reciben y por todo lo que aprenden, pueden llegar a tomar el puesto de encargado de restaurante, porque queremos que sepan desenvolverse en todos las posiciones disponibles. Cuando acaban, vuelven a una de las sedes de EMEA, y están una semana con los empleados que trabajan directamente con los franquiciados. Posteriormente, se incorporan a las oficinas corporativas para colaborar en un departamento realizando un proyecto especial. Cuando presentan el resultado final, los situamos en la posición en la que mejor encajen. Todo este recorrido dura unos seis meses.

¿Cómo retienen después a ese talento que tanto trabajo les cuesta encontrar?

Hacemos sentirse a cada empleado una parte importante de la compañía y les mostramos el valor que tienen para la empresa. De hecho, desde cualquier analista hasta el mismo CEO saben qué parte del puzle representan y cómo contribuyen al desarrollo total del negocio de la compañía. Tener conocimiento de esto les hace sentir importantes. Además, trabajamos en un ambiente muy informal, en el que cualquiera puede aportar sus ideas. Es más, fomentamos que así sea. Queremos que la gente desafíe el sistema, y que no se hagan las cosas de una forma porque siempre se hayan hecho así. Si hay que cambiarlo, lo cambiamos.

Trabajamos en un ambiente muy informal, en el que cualquiera puede aportar sus ideas; es más, fomentamos que así sea

Por otro lado, uno de nuestros principales valores es la diversión. Si trabajas duramente y se hace en un ambiente muy formal, los empleados no se sienten cómodos. Por eso, aquí nos reímos mucho. Finalmente, nos gusta dar mucha responsabilidad a todos los profesionales que trabajan en Burger King; y por supuesto, los que mejor lo hacen y dan resultados, ascienden rápido. Eso gusta mucho y motiva bastante. Yo creo que todo esto ayuda a que la gente se sienta bien en la organización.

¿Disponen de algún plan de carrera para esos empleados que destacan?

Sí, para ello evaluamos primeramente a toda la plantilla de varias formas: por los resultados obtenidos cada año, por cómo contribuyen a ellos y por el potencial que tienen. A partir de ahí analizamos quiénes son las personas que más destacan en cada uno de estos apartados, vemos dónde puede haber oportunidades de crecimiento para ellos y les situamos allí. Eso puede implicar en determinadas ocasiones el moverse entre las tres sedes de la compañía en EMEA o entre distintos departamentos.

Evaluamos a la plantilla por los resultados, por cómo contribuyen a ellos y por el potencial que tienen

Es lo que llamamos meritocracia: el que vale progresa y va ascendiendo. Y por ello les reconocemos no solo con dinero, sino también con una carrera profesional que expande sus conocimientos en diferentes departamentos. Cualquiera puede llegar a ser vicepresidente. Y hay muchos ejemplos de ello. Por tanto, el desarrollo profesional en Burger King es mucho más rápido que en la mayoría de las empresas. La prueba es que tenemos managers muy jóvenes, con menos de 30 años, dirigiendo equipos importantes de personas. Eso sí, en su ascenso no les dejamos solos en ningún momento. Siempre hay una persona que los acompaña, formándoles y enseñándoles cómo desarrollar sus capacidades para que sean exitosos en su nuevo puesto.

En el ascenso de nuestros profesionales nunca les dejamos solos, siempre hay una persona que los acompaña, formándoles y desarrollando sus capacidades

¿Qué acciones tienen en marcha para gestionar el employer branding?

Lo enfocamos desde dos puntos de vista: directa e indirectamente. En el primer caso, nos movemos para dar a conocer las oportunidades de carrera que quiere trabajar en Burger King para los recién titulados. Para ello, vamos a las universidades y escuelas de negocio, les hablamos de nuestra cultura corporativa, les mostramos un vídeo de cómo se trabaja aquí, los propios trabajadores explican qué hacen y cómo han llegado hasta allí... Aunque tan solo tenemos tres sedes corporativas, esto se hace en diferentes países. Por ejemplo, el año pasado visitamos más de quince centros de enseñanza de este tipo en toda Europa.

Nos movemos para dar a conocer las oportunidades de carrera que tiene para los recién titulados trabajar en Burger King

De manera indirecta, potenciamos que los propios trabajadores sean los embajadores de nuestra cultura y la transmitan fuera. De hecho, cuando hacemos pruebas de selección, hay muchos candidatos que ya saben lo que se van a encontrar en la empresa, el tipo de cultura que tenemos aquí y nuestra manera informal de trabajar, por haberse puesto en contacto con nuestros empleados. .

¿Cuál cree que es la imagen de la empresa como empleadora?

Lo fundamental es que tenemos que luchar siempre para dar a conocer que en Burger King no se trabaja en restaurantes, sino que tenemos una maquinaria corporativa muy interesante. Se trata de un recorrido en el que, por ejemplo, en Estados Unidos ya han avanzado bastante. De hecho, allí la compañía tiene un gran reconocimiento por sus programas para empleados. Tanto es así que el haber pasado por Burger King se considera un símbolo del talento que se tiene. En Europa, en cambio, debemos dar más a conocer esta imagen de empleador de la compañía. Afortunadamente, estamos en el camino adecuado.

Tenemos que luchar siempre para dar a conocer que en Burger King no se trabaja en restaurantes, sino que tenemos una maquinaria corporativa muy interesante

Por último, ¿cuáles son sus principales retos en la gestión del talento?

Precisamente, y relacionado con la anterior respuesta, que la gente piensa que somos restaurantes primero y luego una oficina corporativa. Sin embargo, poco a poco le vamos dando la vuelta a esa idea, y estamos consiguiendo que Burger King sea reconocida no sólo por sus hamburguesas, sino también por ser una compañía que da carrera.

Estamos consiguiendo que Burger King sea reconocida no sólo por sus hamburguesas, sino también por ser una compañía que da carrera

 

TAGS: talento | employer branding | formación | desarrollo | talento joven

Buscamos personas humildes, que tengan “hambre” por contribuir a la empresa

El desarrollo profesional en Burger King es mucho más rápido que en la mayoría de empresas

ENVIAR ENTREVISTA: