José Couto,
director de RRHH de la Zona Europa Sur
de Schindler

En Schindler buscamos una relación honesta y franca con los empleados

José Couto,
director de RRHH de la Zona Europa Sur
de Schindler

Especializada en la fabricación, instalación y mantenimiento de ascensores y escaleras mecánicas, la compañía Schindler se caracteriza por mantener una relación con sus empleados basados en la honestidad y la transparencia. La empresa, cuyo origen en España se remonta a 1946, cuenta en nuestro país con más de 2.400 empleados. Conocemos más de la propuesta de valor como empleador que la firma les ofrece a todos ellos de la mano de José Couto, su director de RRHH par la Zona Europa Sur, que comprende Turquía, Israel y África, además de España.

¿Cuál es la propuesta de valor de Schlinder como empleador?

La primera cosa que decimos a los que manifiestan interés por trabajar con nosotros es que es un sitio ideal para los que quieran hacer cosas pero donde hay que trabajar mucho y hacer una inversión personal importante, porque no hay forma de mantener el liderazgo si no nos entregamos al 100%. ¿Qué hace la compañía por esas personas? Primero, darles los medios, lo segundo darles la libertad de construir cosas. La mayor parte de nuestra plantilla trabaja de manera autónoma, no tiene a un jefe por detrás.

No hay forma de mantener el liderazgo si no nos entregamos al 100%

En Schindler buscamos una relación honesta y franca con los empleados. Muchas veces las compañías tienden a tapar las cosas, lo que no es agradable no se habla, pero nosotros somos partidarios de afrontarlo y comunicar con transparencia. Siempre hemos intentado mantener con ellos una relación abierta de transparencia, no tapar la realidad y buscar soluciones de compromiso como, por ejemplo, el hecho de haber mantenido numerosos puestos de trabajo de nuestra plantilla en estos tiempos de crisis, a través de la movilidad internacional. El hecho de pertenecer a un grupo internacional como Schindler nos permite ofrecer a nuestra gente oportunidades fuera de España.

¿Qué retos supone gestionar este talento a nivel internacional?

En los últimos años hemos tenido instaladores que no teníamos cómo emplearlos en España pero sí fuera y tengo que decir que la posibilidad de poder trabajar en otros países es algo muy valorado por nuestros empleados y por nosotros mismos. Hace muchos años que lidio con la dificultad de mover a españoles porque vivimos en un país con unas condiciones de vida magnificas y por un momento llegaron a plantearse dudas acerca de la posibilidad de hacerlo.

Hemos tenido empleados españoles en todo el mundo: en Arabia Saudí, Bombay, Francia, Bélgica, Alemania…

Ahora se trata de una práctica que ha cogido fuerza en nuestra plantilla y tenemos empleados españoles en todo el mundo: en Arabia Saudí, Bombay, Francia, Bélgica, Alemania... En los últimos tres años hemos acordado más de 200 desplazamientos de técnicos al extranjero. Nosotros encaramos y enfrentamos la situación con un gran pragmatismo. A nuestra gente les decimos que vamos a hacer lo máximo para garantizar la estabilidad en el empleo y es uno de esos valores que las personas aprecian.

¿Qué tipo de perfiles profesionales aglutinan?

En España somos casi 2.500 empleados de los que la mayor parte son técnicos de instalación y mantenimiento. Este último representa un grueso importante de nuestro personal y trabajan para las más de 130.000 instalaciones que gestionamos en Iberia. La mayor parte de ellos trabajan solos, por lo que los empleados que buscamos deben ser autónomos, saberse organizar y motivarse ellos mismos. Obviamente, nosotros trabajamos con ellos y les informamos de los valores, funciones, etc. pero ellos deben tener iniciativa.

Los empleados que buscamos deben ser autónomos, saberse organizar y motivarse ellos mismos

¿Considera que los empleados de Schindler están lo suficientemente motivados?

Trabajamos en la mejor compañía de nuestro sector, lo sabemos y nos enorgullece saberlo. Las personas se sienten bien y se quedan. Y no solo se quedan, sino que a menudo traen a sus familiares y amigos. Una forma de medir la satisfacción de nuestros empleados es preguntándoles si recomendarían Schindler a un amigo o un familiar, porque es el mayor grado de satisfacción. Internamente tenemos muchos promotores.

Trabajamos en la mejor compañía de nuestro sector, lo sabemos y nos enorgullece saberlo

Recientemente tuvimos una iniciativa que se convirtió en una inyección de optimismo. Reunimos a 22 técnicos de Iberia en una cena con el Comité de Dirección y hemos tenido una cantidad tal de información y de orgullo de pertenencia que salimos muy energizados. Todos tenemos la idea de que los integrantes del Comité de Dirección son los más comprometidos, pero vimos que estos 22 técnicos lo estaban como mínimo igual. La mayor parte de ellos trabajan de manera autónoma y las sugerencias que nos dieron eran muy muy valiosas para garantizar el hecho de mantener la diferencia con nuestros competidores.

Un compromiso que se sustenta en la propuesta de valor como empleador de Schindler, claro. ¿Trabajan de manera continua sobre ella?

Mi equipo está trabajando para redefinir nuestra propuesta de valor como empleador. Estamos en un proceso de reflexión acerca de cuál es la propuesta de valor que queremos hacer para que nuestros empleados actuales se sientan más identificados y comprometidos, pero también para atraer a los que formarán parte de nuestra organización en el futuro porque, aunque actualmente no hacemos reclutamiento masivo, sí tenemos la necesidad de refrescar equipos y no queremos dejarnos caer en la autocomplacencia y no podemos olvidar que fuera hay gente con mucho talento, muy creativa y con ideas fantásticas que también nos puede aportar mucho.

Fuera hay gente con mucho talento, muy creativa y con ideas fantásticas que también nos puede aportar mucho

¿En qué aspectos están haciendo más hincapié en estos momentos?

Un aspecto que nuestros empleados reclaman es una mejor fluidez en la comunicación y ver a los directores más a menudo, conociendo de primera mano por qué se toman las decisiones que se toman. Y eso lo estamos implementando: nuestro Director General ya se está reuniendo cada mes con grupos de empleados a los que informa, una práctica que vamos a incorporar el resto del Comité de Dirección porque creemos que eso nos aporta proximidad. La comunicación es muy importante en todas las direcciones, es fundamental para que los empleados también aporten cosas.

Lo que nos hace fuertes es justamente el balance entre nuestra experiencia y una forma nueva de ver las cosas

También estamos trabajando en nuestra propuesta de valor es que nos estamos preparando bien para acoger a los profesionales que se están incorporando al mercado de trabajo en estos momento. Son gente que piensa diferente y creemos que lo que nos hace fuertes y diferentes es justamente el balance entre nuestra experiencia y una forma nueva de ver las cosas. Si hemos conseguido ser diferentes es porque sabemos pensar como los clientes e intentamos anticiparnos a sus necesidades para poder satisfacerle y exceder sus expectativas.

¿Qué papel juegan los valores de la compañía en ese mix de experiencia e innovación?

La integridad es uno de nuestros valores: tenemos un Código de Conducta y una forma de relacionarnos en el mercado en los que insistimos constantemente. Si me preguntan por el capítulo 3 del código de conducta, seguramente no lo recordaré y no espero que nadie lo haga, pero hay comportamientos y actitudes que son las que hay que tener para respetar los principios del Código de Conducta y eso sí estoy seguro de que se conocen y se aplican. Es importante definir cosas pero es más importante consolidarlas.

Habiendo trabajado en siete países y grandes multinacionales, puedo decir que el mejor equipo con el que he trabajado es el que tengo ahora

Cuando me siento con mis tres directores para hacer un balance de cómo nos fue el año como empresa e individualmente, lo que se espera para el próximo año, etc., me dicen que tenemos que hacer un esfuerzo por mirar hacia afuera porque fuera también hay mucha gente interesada por hacer buenas cosas. Estoy muy orgulloso de mi empresa pero estoy lejos de imaginar que somos el único faro de toda la industria de España o del mundo. Debo reconocer, por eso, que aún habiendo trabajado en siete países y en diferentes posiciones en grandes multinacionales, puedo decir que el equipo que tengo ahora es el mejor con el que he trabajado. En Schindler he encontrado profesionales excepcionales con los que estoy trabajando de forma muy satisfactoria.

 

TAGS: talento | employer branding | formación | desarrollo

Un aspecto que nuestros empleados reclaman es una mejor fluidez en la comunicación

En Schindler he encontrado profesionales excepcionales a los que he mantenido sin excepción

ENVIAR ENTREVISTA: