Un estudio sitúa a los Millennials como blanco fácil para los hackers informáticos

22/09/2016 · Los Millennials continúan siendo una importante fuente de estudio. Su valor como profesionales y sus actitudes de cara al trabajo, hace tiempo que despertaron el interés de las empresas que continúan buscando fórmulas que les permita atraerles. Sin embargo, los resultados de un nuevo estudio revelarían que la incorporación de esta generación podría suponer un grave problema de seguridad digital para las compañías ya que, según las estadísticas facilitadas por Blue Coat, la mitad de los Millennials se muestran reticentes a la hora de configurar la privacidad de sus redes sociales. Pero esta no sería la única flaqueza en esta fuerza de trabajo. Un informe llevado a cabo Bumeran.com determina que los Millennials se desmotivan fácilmente ante la rutina, por lo que tratar de mantenerles activos -como parte de la estrategia de enangement de las empresas- podría suponer un gran desgaste de tiempo y de recursos, ya que otra de las características que los definirían es su falta de compromiso o lealtad hacia las compañías para las que trabajan. Un comportamiento fruto de ese odio que mantienen hacia las tareas repetitivas durante un largo periodo de tiempo.

Si bien es cierto que las empresas se encuentran en plena batalla por atraer el mejor talento Millennial a sus plantillas, dos nuevos estudios -acerca de los comportamientos de esta generación- revelarían serias dudas acerca de la fiabilidad de esta fuerza de trabajo.

Por un lado, la encuesta online llevada a cabo por YouGov y que recoge la compañía Blue Coat -según publica en un artículo el diario La Vanguardia- a 3.130 empleados, nacidos entre el año 1980 y 2000, de empresas de Alemania, Francia y Reino Unido, revela que un 49% de los Millennials no se muestran muy predispuestos a configurar su privacidad en las redes sociales y un 53% no comprueba la identidad de las personas que quieren ponerse en contacto con ellos.

Unos comportamientos que de no salirse del ámbito personal no supondría más que un incremento de su vulnerabilidad cibernética a nivel particular pero que, convertirse en un hábito, incrementando así las probabilidades de que suceda en el terreno laboral, se presenta como un grave problema de seguridad para las empresas.

En un tiempo en el que las nuevas formas de comunicación se han trasladado al mundo virtual y las empresas comienzan a enfrentarse a los retos de la transformación digital, los ciberataques se han convertido en uno de los más importantes problemas del sector empresarial. Una crisis en seguridad que se podría estar agravando a causa de estos comportamientos despreocupados.

De hecho, el informe revela que los trabajadores siguen sin protegerse adecuadamente ante complejas técnicas de ingeniería social como las ciberestafas (phishing), una forma de fraude en la que los hackers simulan ser organizaciones o individuos para engañar a los usuarios a que hagan clic o se descarguen programas malignos, y conseguir hacerse con información sensible como credenciales de acceso o contraseñas.

Una situación que convierte a los Millennials en potenciales blancos para los piratas informáticos ya que, el estudio sitúa a los empleados de edades entre los 18 y los 24 años como los que más han bajado su nivel de preocupación acerca de la seguridad digital en cuestión de un año, ya que un 14% utiliza la misma contraseña para todas las aplicaciones, casi el doble que la población en su conjunto (8%).

Sin embargo, no sólo les afecta a ellos. Los empleados entre 45 y 54 años mejoran, pero siguen obteniendo porcentajes muy bajos, con un 37% que siempre comprueba las identidades de las personas antes de aceptar frente al 32% de 2015. Para los mayores de 55 años, en 2016 fueron el 40% frente al 30% de hace un año.

Con respecto a los perfiles profesionales, los de finanzas muestran una mayor disponibilidad para contactar con desconocidos (63%), seguidos por Recursos Humanos (60%) y Sanidad (59%). A la hora de utilizar contraseñas diferentes en todas las aplicaciones, de modo sorprendente los profesionales de TI (39%) no se encuentran muy lejos de sus demás colegas, y se sitúan ligeramente por encima de Sanidad (36%), Ventas (35%) y Finanzas (32%), pero se encuentran muy por debajo de RRHH (43%).

Aunque no es el único estudio que revela fallos en los potenciales de los Millennials. Un informe realizado por Bumeran.com sitúa a la rutina como su principal debilidad, facilitando así el desarrollo de actitudes como la desmotivación.

En concreto, la encuesta -publicada por La Vanguardia- destaca que el 61% de los Millennials odia la rutina y un 28% afirma sentirse desmotivado rápidamente en su empleo. Además, destaca que el 6% mencionó como debilidad querer cambiar de empleo al año y el 4% detesta seguir órdenes. Unos datos podrían significar para las empresas un problema en el uso de sus recursos por tratar de fidelizar a una generación que no se muestra demasiado dispuesta a realizar las mismas tareas durante demasiado tiempo.

DEJA TU COMENTARIO:





ENVIAR NOTICIA:




VISUAL COMPANIES

Conoce las mejores empresas en las que trabajar.

Prosegur
Endesa
Ineco
Randstad
Nationale-Nederlanden
MC MUTUAL
Maxxium España
PeopleMatters
Bayer
OCU
Hays
Lidl
Leroy Merlin
LG Electronics
Vitaldent
Bricomart
Generali
Santalucía Seguros
Kiabi
Vodafone
Aegon
Naturgy
Affinity
CGI
Sacyr
Securitas Direct