7 ventajas de tener un líder humilde en la empresa

25/07/2018 · En un momento donde el entorno en el que se mueven las empresas está inmerso en una profunda transformación, donde la incertidumbre es la norma, contar con líderes que sepan entender las nuevas sinergias y guiar a la fuerza de trabajo a través de ellas es imprescindible. Es por ello que los expertos en recursos humanos están de acuerdo a la hora de afirmar el peso que dicho liderazgo tiene a la hora de lograr el éxito en cualquiera de los procesos de cambio que afrontan las organizaciones.

Los rasgos ‘ideales’ que se le atribuyen al buen liderazgo, tienen poco o nada que ver con la jerarquía o el conocimiento. Si bien la experiencia profesional es un valor destacable, no determina que se vaya a ser un buen líder.

Sin embargo, otros factores como la empatía, capacidad de comunicación, una visión estratégica y global, que permita tomar en cuenta distintos puntos de vista o medir los efectos que tendrá una decisión sobre la empresa y las personas que en ella trabajan, casi siempre se encuentran en las listas de los rasgos que todo buen líder debería tener.

Junto a todos estos atributos, la humildad –entendida como la toma de distancia frente al ‘yo’, o el alejamiento del ego personal- también suele ser distinguida como un rasgo deseable en los líderes. Las razones las ha publicado Forbes en un artículo, donde detalla algunos de los beneficios que obtienen los profesionales que trabajan bajo el mando de una persona humilde.

Según el artículo, este tipo de líder suelen dar poder y responsabilidades a quienes les rodean. Debido a su falta de ego, son capaces de confiar en otros, delegar importantes responsabilidades y repartir los éxitos entre sus colaboradores. “Su mejor forma de extender su legado es la de hacer más fuertes y profesionales a sus empleados”, indican desde Forbes.

En esta línea, entienden que el error forma parte del proceso de aprendizaje y, durante los proceso de evaluación y análisis, impiden que los aspectos negativos centren las conversaciones, para pasar a una fase de búsqueda de soluciones. Además, “cuando fallan en algo, no juegan a culpar a otros empleados, aceptan sus responsabilidades y continúan con sus metas”, revela Forbes.

Además, estos líderes muestran confianza, fuerza y ​​audacia. "Confían en quien deben y saben cómo actuar en público", destaca el artículo que, asimismo, afirma que "entienden que el trabajo exitoso forma parte de un equipo, no de una persona, por lo que no temen en hacer la tarea dura".

Por otro lado, los líderes humildes saben de la importancia de ‘tener palabra’, es decir, que evitan la mentira gracias a que piensan a largo plazo. Y es que la pérdida de la confianza puede llevar a que se pierdan contactos que, en el futuro, pueden ser valiosos para el negocio.

En sexto lugar, según Forbes, está la “responsabilidad social”. Este sentido de la responsabilidad lleva a estos líderes a “proporcionar tiempo libre para que los empleados puedan desempeñarse como voluntarios, igualando las donaciones caritativas de los mismos trabajadores”.

Finalmente, el artículo destaca que los líderes que poseen la humildad, “están dedicados al crecimiento personal y profesional de las personas en sus empresas u organizaciones”. En este sentido, se indica que se trata de personas que “se toman el tiempo para invertir en los empleados jóvenes, líderes de próxima generación y los que son nuevos en su organización”.

TAGS: liderazgo

DEJA TU COMENTARIO:





ENVIAR NOTICIA:




VISUAL COMPANIES

Conoce las mejores empresas en las que trabajar.

Generali
Aegon
Alten
Adecco
Hays
LG Electronics
Nationale-Nederlanden
CGI
Naturgy
Prosegur
Bayer
Lidl
MC MUTUAL
Lilly
Vodafone
PeopleMatters
Maxxium España
OCU
Kiabi
Affinity
Endesa
Randstad