España, a la cola de Europa en materia de atracción y retención del talento

26/11/2018 · La atracción, retención y desarrollo del talento se ha convertido en una tarea prioritaria para las empresas de todos los tamaños, sectores y procedencia. Ya sea desde un plano empresarial como gubernamental, la importancia del talento se ha puesto de relieve en el momento en el que ha quedado demostrado el impacto que éste tiene en la economía y su capacidad, por tanto, para generar riqueza a las empresas y los países a nivel mundial.

El IMD World Competitiveness Center, perteneciente a IMD Business School, ha analizado cómo impulsan el talento -en base a tres parámetros distintos: inversión y desarrollo del talento, atractivo y desempeño- los 63 países incluidos en su ‘Ranking Mundial de Talento’, a fin de conocer el estado de las inversiones y políticas puestas en marcha, tanto por empresas como a nivel administrativo, para su atracción, retención, impulso y desarrollo o formación.

De este modo, a la hora de fijar la posición de cada uno de los países analizados, se ha tenido en cuenta los resultados de una encuesta que, en esta edición, ha sido llevada a cabo en más de 6.000 ejecutivos a nivel mundial, así como todos los datos referentes al nivel educativo, el costo de vida y la calidad de la misma en los países, la capacitación en el lugar de trabajo, las habilidades de lenguaje de los profesionales, la remuneración y las tasas impositivas, entre otros muchos aspectos.

Según las conclusiones de IMD, el ranking global lo lidera Suiza, que ocupa el primer puesto, mientras que Dinamarca (2º) y Noruega (3º), que sube cuatro posiciones con respecto al ranking del año pasado, completan los tres primeros puestos de la lista.

Le siguen Austria (4º), los Países Bajos (5º) y Canadá (6º), la única nación no europea en el Top 10; Finlandia (7º), Suecia (8º), Luxemburgo (9º) y Alemania (10º). No obstante, si extendemos el análisis de la lista hasta el puesto 25, observamos que aparecen otros seis países europeos: Bélgica (11º), Chipre (15º), Portugal (17º), Irlanda (21º), Reino Unido (23º), y Francia (25º).

De esta forma, las nueve posiciones que faltan dentro de ese Top 25 corresponden a Estados Unidos (12ª), que logra un notable ascenso en la lista tras mejorar en los tres parámetros incluidos en el ranking; y la región asiática, con Singapur (13º) y Hong Kong (18º) apostando por el talento internacional, al tiempo que Malasia (22ª) centra sus inversiones en educación en el desarrollo de la fuerza laboral local.

También aparece representada la zona del Pacífico, con Australia (14º) y Nueva Zelanda (20ª), que ofrecen una calidad de vida atractiva para profesionales internacionales; e Islandia (16º), que es el único país nórdico clasificado fuera del Top 10.

Finalmente, Israel (19º), que asciende un puesto respecto a 2017, Qatar (24º) y los Emiratos Árabes Unidos (26º) posicionan a Oriente Medio a media tabla de la lista de ICM, a pesar de que Arabia Saudita (34º), Jordania (41º) y Turquía (51º) tienen un desempeño inferior a la media de los países incluidos en el análisis general.

Respecto a España, nuestro país también queda posicionado en la mitad superior del ranking mundial, ocupando el puesto 31, por delante de Italia (32º), Grecia (44º) y de casi todos los países de Europa del Este, a excepción de Estonia (28º) y Eslovenia (30º).

No obstante, además de este ranking global, IMC analiza tres parámetros como la inversión y el desarrollo del talento, el atractivo y el desempeño. Así, aunque Suiza es la primera en la lista general y en los factores de atractivo y desempeño, también es cuarta en cuanto a inversión y desarrollo.

En este sentido, nuestro país desciende seis posiciones en el factor de inversión y desarrollo, pasando del puesto 30 al 36, pese a que una de sus fortalezas clave es el indicador de infraestructura de salud, donde el país ocupa el noveno puesto. Sin embargo, en el aspecto que mide la formación de los empleados y la implementación de programas de aprendizaje, España ocupa el puesto 58 y 55, respectivamente, lo que explica su desempeño relativamente bajo en este factor.

Por su parte, en el factor de atracción, España se mantiene estable en la 25º posición y mejora un punto en desempeño, pasando del puesto 41 al 40, avanzando en indicadores que evalúan la efectividad de la educación universitaria y de gestión y la disponibilidad de gerentes sénior competentes, donde el país muestra una mejora constante desde 2016. Por ejemplo, en el crecimiento de la población activa, España ocupa el puesto 53 y en las habilidades lingüísticas, que está en el puesto 52.

Finalmente, en la parte inferior del ranking global se encuentran la República Eslovaca (59º), Colombia (60º), México (61º), Mongolia (62º) y Venezuela (63º). De hecho, según IMD, las economías latinoamericanas tienen un problema con la fuga de talento, a lo cual se suma un nivel “relativamente bajo de inversiones en educación”.

DEJA TU COMENTARIO:





ENVIAR NOTICIA:




VISUAL COMPANIES

Conoce las mejores empresas en las que trabajar.

Generali
CGI
Aegon
Randstad
MC MUTUAL
Maxxium España
Bayer
OCU
Lilly
Alten
Securitas Direct
PeopleMatters
Santalucía Seguros
Nationale-Nederlanden
Kiabi
Affinity
Lidl
Naturgy
Endesa
Hays
Prosegur
Sacyr
LG Electronics
Vodafone
Adecco