La automatización revelará el talento de los estudiantes de ingeniería, los protagonistas de la transformación

Mariano Ventosa Rodríguez,
Director de la
Escuela Técnica Superior de Ingeniería ICAI de la Universidad Pontificia Comillas

13/02/2017 · Mariano Ventosa es, desde hace siete años, Director de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería de la Universidad Pontificia Comillas. Licenciado con el título de Ingeniero Superior Industrial en la especialidad de Electrónica en ICAI, Mariano realizó su tesis doctoral en el Instituto de Investigación Tecnológica (IIT). Además, ha participado en varias consultorías y diversos proyectos de investigación sobre la explotación, planificación y economía de los sistemas de energía eléctrica, así como su aplicación de la investigación operativa y ha publicado más de 50 artículos en revistas y congresos internacionales. 

¿Cómo cree que ha evolucionado el perfil de estudiante de ingeniería en los últimos años?

Creo que hay cosas que no han cambiado mucho, como la capacidad de trabajo, el sentido de responsabilidad o la habilidad para entender y resolver problemas complejos. Sin embargo, al menos en el caso de nuestros estudiantes, hemos observado que cada vez tienen más interés en internacionalizar su formación realizando parte de sus estudios fuera de España, y también son más conscientes del tipo de carrera profesional que quieren tener si los comparamos con los estudiantes de hace 15 o 20 años.

Un tópico asociado a estos estudiantes es el de un perfil masculino y con altas probabilidades de empleabilidad al finalizar sus estudios. ¿Cuál es su opinión al respecto?

Respondo primero a la empleabilidad ya que es muy fácil. Los ingenieros, da igual si son hombres o mujeres, no tienen problemas de empleo, ya que en todas las regiones del mundo la oferta de trabajo supera a la demanda. La tendencia anterior se acentúa en el caso de los ingenieros industriales y de telecomunicación, ya que son siempre profesionales muy demandados, con independencia de los ciclos económicos. Para estos ingenieros el reto no estará en encontrar trabajo, sino en elegir la carrera profesional que les satisfaga.

CON INDEPENDENCIA DE LOS CICLOS ECONÓMICO, LOS INGENIEROS INDUSTRIALES Y DE TELECOMUNICACIÓN SON SIEMPRE PROFESIONALES MUY DEMANDADOS

Es cierto que hay más chicos que chicas en las aulas de las escuelas de ingeniería, pero también es cierto que hay una tendencia lenta pero creciente en el número de mujeres. Esta tendencia se hace muy evidente en estudios que combinan el mundo técnico con el de la salud, como en el caso de la Ingeniería Biomédica o, como ocurre en ICAI, en los programas que combinan ingeniería y ADE. Además, el rendimiento académico de las estudiantes de ingeniería suele ser muy alto, lo que se hace muy visible en el elevado número de premios extraordinarios de fin de carrera que cada año obtienen nuestras estudiantes.

Con la digitalización, la sensorización y la conectividad, muchos hablan ya de una “Cuarta Revolución Industrial”. En materia de formación curricular, ¿cómo se adapta ICAI a este reto?

Uno de los objetivos de la Cátedra de Industria Conectada que acabamos de crear en la Escuela Técnica Superior de Ingeniería (ICAI) consiste en facilitar que nuestros planes de estudio de Ingeniería Industrial y de Ingeniería de Telecomunicación sigan respondiendo a las cambiantes necesidades de formación.

El curso que viene lanzamos un nuevo doble grado que combina Ingeniería en Tecnologías de Telecomunicación con Analítica de Negocios para crear un profesional capaz, por ejemplo, de extraer el valor de los datos masivos que surgen de la creciente sensorización de la industria.

En este momento también estamos diseñando nuevos programas de máster con el objetivo de responder a la necesidad no satisfecha de formar profesionales capaces de liderar esta cuarta revolución industrial.

LOS ESTUDIANTES DE LAS ESCUELAS DE INGENIERÍA VAN A SER LOS PROTAGONISTAS Y CONDUCTORES DE LA TRANSFORMACIÓN HACIA LA AUTOMATIZACIÓN

¿Cómo puede afectar la automatización a los jóvenes estudiantes de ingeniería que en un futuro van a trabajar?

Se dice con frecuencia que la mayoría de los estudiantes universitarios va a ocupar puestos de trabajo que todavía no existen y, probablemente, es cierto. Podemos afirmar sin temor a equivocarnos que los estudiantes que hoy llenan las aulas de las escuelas de ingeniería van a ser los protagonistas y los conductores de esta transformación. Un buen ejemplo de ello es que esos robots que dentro de 50 años habrán asumido casi todas las tareas manuales habrán sido diseñados por los que hoy son jóvenes estudiantes de ingeniería.

¿Cree que la universidad y los universitarios deben cambiar su mentalidad?

Sí, claro. Todos hemos escuchado que “el cambio es lo único que permanece constante”, y eso ahora no es del todo exacto, ya que el ritmo de los cambios ha aumentado y, sobre todo, no deja de aumentar. Podríamos decir que ahora lo que es constante es la aceleración en el ritmo de los cambios. En este mundo cambiante en el que vivimos todos debemos centrar nuestros esfuerzos en que nuestros estudiantes aprendan a adaptarse y a seguir aprendiendo de forma autónoma cuando hayan abandonado las aulas, ya que es imposible enseñar las destrezas y las tecnologías con las que van a trabajar. Es imposible porque las demandas del mercado laboral cambian cada vez más rápido.

LA UNIVERSIDAD DEBE CONTRIBUIR A QUE SUS ESTUDIANTES DESARROLLEN MÁS SENTIDO CRÍTICO Y MÁS CAPACIDAD DE DISCERNIMIENTO

Este ritmo acelerado de transformaciones también conlleva un mundo con problemas cada vez más complejos. Por ello, la universidad debe contribuir a que sus estudiantes desarrollen más sentido crítico y más capacidad de discernimiento para que en el futuro puedan enfrentarse a retos sociales y éticos cada vez más desafiantes.

Otra tendencia emergente es la internacionalización. ¿Qué oportunidades tienen los estudiantes durante sus estudios de conocer qué se hace fuera?

España ha sabido aprovechar muy bien el programa Erasmus para facilitar que nuestros jóvenes completaran su formación universitaria en otros países europeos. En nuestra escuela las oportunidades para internacionalizar la formación de los estudiantes son muchas, pudiendo, por ejemplo, realizar parte de sus estudios en las mejores escuelas de ingeniería europeas y norteamericanas. En los últimos años hemos aumentando la oferta de intercambio con universidades asiáticas y también hemos creado un programa de prácticas internacionales para realizar el último semestre de la carrera en una empresa en el extranjero. Todo esto nos ha permitido que nueve de cada diez egresados de la última promoción haya realizado parte de su formación fuera de España.

Además, el ambiente de la escuela es cada vez es más internacional debido a que ha crecido mucho el número de estudiantes de intercambio procedentes de universidades de todo el mundo.

9 DE CADA 10 EGRESADOS DE LA ÚLTIMA PROMOCIÓN HAN REALIZADO PARTE DE SU FORMACIÓN FUERA DE ESPAÑA

¿Qué competencias valoran más las empresas en un ingeniero?

Las empresas siempre han valorado muy positivamente la capacidad de los ingenieros para trabajar duro, entender problemas complejos y superar dificultades. En los últimos años, los empleadores insisten en que les gustan sus habilidades para trabajar en equipo y para comunicarse de forma efectiva, o la capacidad que tienen para trabajar en ambientes internacionales y multiculturales.

Las empresas también buscan profesionales competentes y con valores. Creo que la honestidad y el sentido de la responsabilidad también son valores muy apreciados.

¿Existe un gap entre lo que las empresas demandan a nivel de talento, y lo que los estudiantes aportan a día de hoy?

Creo que los universitarios tienen talento de sobra. Además tenemos la juventud mejor preparada de la historia. Sin embargo, todo ese talento no es capaz de compensar la lentitud del sistema universitario español para adaptarse a las cambiantes necesidades del mercado de trabajo. Desde que se diseña un grado hasta que salen los primeros egresados deben pasar más de cinco años, periodo de tiempo demasiado largo para que la formación esté perfectamente adaptada a las demandas de las empresas.

TENEMOS LA JUVENTUD CON MÁS TALENTO Y MEJOR PREPARADA DE LA HISTORIA, PESE A LA LENTITUD DEL SISTEMA UNIVERSITARIO ESPAÑOL PARA ADAPTARSE A LOS CAMBIOS

En nuestra escuela tratamos de minimizar ese gap incluyendo asignaturas optativas, que se pueden actualizar con relativa celeridad; dando importancia a los trabajos fin de grado y fin de máster, en los que se hacen proyectos reales; y, sobre todo, facilitando la realización de prácticas profesionales, para que nuestros ingenieros sean útiles desde el primer día de su carrera profesional.

¿Qué políticas o iniciativas está llevando a cabo la Escuela Técnica Superior de Ingeniería (ICAI) para acercar el talento joven al mundo empresarial?

Hemos puesto en marcha muchas en los últimos años. Por ejemplo, con los nuevos grados y másteres implantamos un diploma obligatorio para todos los estudiantes en el que se desarrollan muchas de las habilidades que las empresas buscan en los ingenieros recién graduados. Entre estas habilidades destacan algunas como la capacidad para trabajar en equipo, la comunicación persuasiva o el liderazgo.

Otro buen ejemplo ha sido el programa de prácticas internacionales que hemos desarrollado en colaboración con multinacionales españolas y con empresas extranjeras. En este momento tenemos una treintena de estudiantes realizando prácticas a tiempo completo fuera de España. Al hablar de esto me viene a la memoria el caso de un estudiante que estuvo trabajando durante seis meses en la fábrica de acero inoxidable que Acerinox tiene en Malasia. Me cuesta imaginar otra actividad que sea más enriquecedora y que acerque más al mundo empresarial a un joven que está a punto de terminar sus estudios de ingeniería.

HEMOS IMPLANTADO UN DIPLOMA OBLIGATORIO QUE DESARROLLA LAS HABILIDADES QUE LAS EMPRESAS BUSCAN COMO LA CAPACIDAD DE TRABAJAR EN EQUIPO, LA COMUNICACIÓN PERSUASIVA O EL LIDERAZGO

Además, justo ahora acabamos de lanzar la Cátedra de Industria Conectada con el objetivo, entre otros, de contribuir a que nuestros estudiantes aprovechen las oportunidades profesionales que brinda la cuarta revolución industrial. Además contamos con el apoyo de diez empresas líderes en sus respectivos sectores (ABB, Acerinox, DSSmith, Enagás, Endesa, Gestamp, Grupo Antolín, IBM, Indra y Pladur Gypsum), lo que sin duda garantiza el acercamiento de nuestros estudiantes a la realidad de las empresas.

 

ENVIAR ENTREVISTA:




VISUAL COMPANIES

Conoce las mejores empresas en las que trabajar.

Bayer
LG Electronics
PeopleMatters
Leroy Merlin
Generali
OCU
Kiabi
Securitas Direct
Endesa
MC MUTUAL
Affinity
Santalucía Seguros
Naturgy
Ineco
Hays
CGI
Nationale-Nederlanden
Vodafone
Vitaldent
Bricomart
Aegon
Randstad
Sacyr
Lidl
Prosegur
Maxxium España