5 signos de que estás en el trabajo equivocado

27/04/2016 · Cada trabajo tiene sus pequeñas desilusiones e inconvenientes, pero si cada día se te hace una montaña es que no estás en el trabajo adecuado. Un buen empleo debe ofrecerte retos y brindarte los recursos necesarios para afrontar estos desafíos. Algunos días son más fáciles que otros, pero en un trabajo adecuado debes contar con la experiencia, apoyo, fortaleza mental y energía necesaria para abordar los grandes o pequeños problemas del día a día y con las recompensas que te empujen a conseguir nuevas metas.  

Liz Ryan, CEO y fundadora de la firma especializada en Recursos Humanos Human Workplace, señala en Forbes que si consigues que los recursos a tu alcance sean de la misma dimensión que los retos, entonces has conseguido el equilibrio necesario. En cambio, si nunca tienes ningún problema o el trabajo te aburre hasta la saciedad, entonces estás cruzando el umbral de la desmotización y la insatisfacción laboral.

El trabajo ideal debe ofrecerte la oportunidad de aprender y experimentar al menos una pequeña victoria cada día, con el fin de mantener el depósito de motivación a salvo. Si tu trabajo no te proporciona estas pequeñas victorias, ¡entonces no es el trabajo correcto!

1. Te sorprendes cada día

Cuando estás en el trabajo correcto siempre hay algo, por muy pequeño que sea, que te sorprende cada día. Eso no evita irritaciones o pequeñas decepciones, pero encuentras demasiadas cosas interesantes y nuevas que te compensa todo el esfuerzo.

2. Pones a prueba tu creatividad

Por muy mecánico que a priori parezca tu trabajo o por mucha experiencia que tengas, es importante también que el empleo te haga ejercitar la creatividad de vez en cuando. Eso mantiene vivo tu espíritu y te proporcionará mejoras sustanciales en tu rendimiento futuro.

3. Lidias con personas y tareas distintas

Si no tienes al menos uno o dos compañeros de trabajo que te apoyan y te recuerdan de vez en cuando tu talento, entonces estás en el trabajo equivocado. Casi todos los empleos nos ponen en contacto con personas que no necesariamente habríamos elegido como compañeros, pero es así como crecemos: aprendiendo a adaptarnos a otras personalidades y puntos de vista.

4. Micro-momentos divertidos

Si nadie en tu lugar de trabajo te inspira, se ríe de tus ocurrencias o te hace pasar algún momento divertido, también estás en el trabajo equivocado. Es importante combinar el trabajo y el esfuerzo con momentos de distensión con tus compañeros de oficina para evitar caer en el estrés y la frustración por la sobrecarga de trabajo.

5. Tu cuerpo responde

Para todos el domingo suele ser un día de sentimientos encontrados: aunque disfrutemos del trabajo nos suele dar pereza empezar la semana. Esta sensación, tan normal y generalizada, deja de serlo cuando los nervios nos invaden y el insomnio por tener que ir a trabajar al día siguiente se vuelve una realidad.

Y es que la última señal inequívoca de que estás en el trabajo equivocado es cuando notas que tu cuerpo se rebela, con síntomas claros de fatiga como dolores de cabeza, tos persistente, etc. Se trata sin duda de una señal física de que debemos cambiar la dinámica y apostar por un trabajo que nos llene más.

 

DEJA TU COMENTARIO:





ENVIAR NOTICIA:




VISUAL COMPANIES

Conoce las mejores empresas en las que trabajar.

Santalucía Seguros
Lidl
CGI
Hays
Randstad
Naturgy
Kiabi
LG Electronics
Bricomart
Vodafone
Bayer
Ineco
Leroy Merlin
PeopleMatters
Donte Group
Aegon
OCU
Generali
Securitas Direct
Prosegur
MC MUTUAL
Affinity
Endesa
Nationale-Nederlanden