5 errores al redactar una oferta de empleo

10/02/2017 · En plena batalla de las empresas por captar a los mejores profesionales del mercado laboral, la mala redacción de una oferta de empleo puede llevar a que una compañía muestre una imagen negativa, que la información no sea representativa de los valores de la organización y, en última instancia, que el talento acabe huyendo de las filas de la empresa.

Según un artículo publicado en Michael Page, perteneciente a PageGroup y especialista en asesoramiento en selección especializada de mandos ejecutivos y directivos especialista, la forma en la que llegamos a los candidatos es importante a la hora de captar al mejor talento.

En este sentido, la compañía define como objetivos que deben perseguirse a la hora de redactar una oferta, la atracción de candidatos (describiendo cual es el puesto al que optan y la experiencia requerida), la definición del rol que va a desempeñar el nuevo trabajador y la descripción de las responsabilidades que va a asumir. Sin embargo, Michael Page señala que no siempre se logran alcanzar estos objetivos y sitúa en 5 los errores más comunes que se comenten a la hora de redactar una oferta de empleo.

El exceso en el uso de palabras técnicas puede hacer que la comprensión total del puesto que se desea cubrir se pierda por el camino. Ningún candidato debería gastar más de 5 minutos leyendo una oferta de empleo. Michael Page recomienda utilizar terminología estándar para llegar a una audiencia más amplia.

Por otro lado, es importante que las ofertas para un puesto concreto sean redactadas por personas que conocen en qué consiste ese trabajo, sólo así se asegurará que no se cae en generalidades que no concretan qué funciones va a desempeñar el aspirante.

En tercer lugar, hay que huir de la exageración. Incluir aptitudes concretas o experiencias de larga duración son prácticas habituales que resultan ineficaces en perfiles jóvenes. Nadie cuenta con 3 años de experiencias, cuando apenas acaba de ingresar al mercado laboral.

El lenguaje discriminatorio es un recurso sutil pero más habitual de lo que imaginamos. Pedir perfiles concretos es positivo ya que nos permite señalar con más concreción hacia qué sector se dirige nuestra oferta, pero hay que tratar de abrir puestas a la diversidad sexual, religiosa y cultural que es de donde se nutre la innovación.

Finalmente, la desactualización proyecta una imagen de dejadez en la empresa. Hay que tratar de responder a los aspirantes de manera adecuada y renovar los datos de la oferta cada cierto tiempo.

DEJA TU COMENTARIO:





ENVIAR NOTICIA:




VISUAL COMPANIES

Conoce las mejores empresas en las que trabajar.

Nationale-Nederlanden
Bayer
Generali
PeopleMatters
Randstad
Vitaldent
Prosegur
Lidl
Bricomart
Aegon
Hays
Endesa
Leroy Merlin
OCU
Kiabi
CGI
Affinity
Sacyr
Vodafone
Santalucía Seguros
Naturgy
LG Electronics
MC MUTUAL
Ineco
Securitas Direct
Maxxium España