8 formas de reducir el estrés y ser más feliz en el trabajo

04/04/2019 · Una de las prácticas que han comenzado a impulsarse dentro de las empresas está vinculada al incremento del bienestar y la satisfacción de los profesionales, con el fin de elevar su productividad y rendimiento pero también, con el objetivo de garantizar la permanencia de dicho talento dentro de la organización. En este sentido, estudios recientes han revelado el impacto positivo que tiene ayudar a los empleados a reducir sus niveles de estrés con prácticas que van desde el cuidado del sueño, la salud y la desconexión en horario de trabajo.

Aunque cada vez son más las empresas que tienen el foco puesto en el impulso de sus políticas de bienestar, incluyendo la puesta en marcha de planes de beneficios sociales para empleados que permitan mejorar su flexibilidad laboral y la conciliación de su tiempo de trabajo y vida, la reducción de los elevados niveles de estrés que a día de hoy pueden llegar a registrarse en las organizaciones, a razón de los profundos cambios al que el contexto laboral se está viendo sometido y la incertidumbre que genera la transformación digital de los negocios, puede y debe partir desde una perspectiva interna, y no solo externa, a cargo de la compañía para la que se trabaja.

De esta forma, según explica la coach Elizabeth Scott en su libro ‘8 claves para el manejo del estrés’, los profesionales también pueden llevar a cabo una serie de acciones que permitan mejorar su bienestar en el trabajo y, por tanto, su satisfacción con el mismo.

  1. Identificar el foco de estrés. Para la experta, uno de los primeros pasos para resolver el problema es identificar la fuente que lo que genera. En este sentido, ligado al estrés, Scott aconseja evaluar cuál es su origen en el trabajo, señalando cuáles son algunos de los más habituales: la necesidad de completar tareas requeridas inconcretas o con una excesiva falta de directrices e información, planteamiento de exigencias inalcanzables por parte de la alta directiva, bajo reconocimiento del trabajo desarrollado o los logros alcanzados, grandes penalizaciones por errores o fallos y falta de desafíos que incentiven la motivación.
  2. Aprender a responder ante los signos de estrés. El segundo paso para disminuir la ansiedad producida por esas situaciones que resultas estresantes está en el autocontrol de las emociones y las respuestas fisiológicas que generan Al respecto, la coach sugiere aplicar medidas de relajación –como controlar la respiración o moverse a un espacio más tranquilo y alejado de la situación estresante- con el fin de llevar al cuerpo y la mente a un estado más calmado, casi de reposo.
  3. Mens sana in corpore sano. El tercer consejo al que Scott hace mención en su libro redunda en la idea de los beneficios que aporta invertir en salud. De esta forma, la experta recomienda establecer hábitos de vida saludables como mantener una alimentación equilibrada y practicar deporte, lo cual ayuda a librar ese estrés acumulado a lo largo de la jornada, evitando así que se llegue al límite. "El acto de liberar conscientemente la tensión en el cuerpo y forzar nuestra respiración para imitar la respiración más relajada que nuestro cuerpo ejerce en un estado de reposo puede ayudar a revertir la respuesta de estrés provocada por el cuerpo y, por lo tanto, ayudar a la relajación física", escribe.
  4. Mantener el equilibrio mental. Ligado al punto anterior, la coach destaca la importancia de mantener un estado mental que contribuya a mantener una actitud positiva a lo largo del día, algo que pasa por relativizar los problemas y asumir los errores como una consecuencia natural de la acción. Asimismo, destaca que "podemos controlar nuestras respuestas a las circunstancias, incluso cuando las circunstancias en sí están fuera de nuestro control. Al hacerlo, podemos disminuir enormemente nuestra experiencia negativa de estrés".
  5. Establecer estrategias y una mejor gestión del tiempo. Para Scott, una de las claves que permiten reducir el estrés, es establecer pautas de trabajo que ayuden a minimizar esa acumulación de sensaciones negativas que el día a día puede traer consigo. De esta forma, la experta aboga por un correcto reparto de los tiempos –incluyendo los dedicados al descanso y la desconexión- y de tareas, poniendo en primer lugar aquellas que más ansiedad generan a primera hora, que es cuando la mente suele estar más activa y con menos nivel de estrés y cansancio.
  6. Evitar a la gente toxica. Las malas relaciones laboral socaban el bienestar en la empresa y generan un ambiente de trabajo poco motivador, por ello, Scott recomienda huir de esas personas que son negativas o tóxicas, las cuales suelen ser descritas como “críticas, hostiles, juiciosas y llenas de quejas”, señala.
  7. La importancia de la psicología positiva. Según relata la coach en su libro, "este campo relativamente nuevo se centra en estudiar lo que nos hace saludables y felices, en lugar de analizar los factores que contribuyen a la patología y a la enfermedad".
  8. Trabajar la resiliencia. Scott enumera la meditación, el ejercicio y escribir un diario como 3 de los mejores hábitos para desarrollar la resiliencia, que es la capacidad que tienen las personas para superar circunstancias traumáticas.

DEJA TU COMENTARIO:





ENVIAR NOTICIA:




VISUAL COMPANIES

Conoce las mejores empresas en las que trabajar.

Prosegur
Securitas Direct
PeopleMatters
Bricomart
Bayer
CGI
Naturgy
Affinity
Santalucía Seguros
Hays
Donte Group
Randstad
Endesa
Ineco
Nationale-Nederlanden
Leroy Merlin
MC MUTUAL
OCU
Lidl
Vodafone
Kiabi
LG Electronics
Generali
Aegon