Tecnología, teletrabajo, transformación cultural o plantillas híbridas, los factores de mayor disrupción laboral

15/12/2020 · En 2000, solo el 3,3 % de los trabajadores estadounidenses trabajaban desde casa, mientras que a mediados de 2020, esta cifra había aumentado drásticamente al 42 %, y esto ni siquiera incluye la proporción significativade trabajadores autónomos. Este año, el mundo del trabajo ha cambiado. Ha dividido a las organizaciones en dos grupos distintos: las que tienen el poder de adaptarse y las que no. Por esta razón desde Totara han elaborado un eBook que profundiza sobre los cinco mayores disruptores que enfrentan las organizaciones en la actualidad.

Kate Lister, presidenta de Global Workplace Analytics, estima que entre el 25 y el 30% de nosotros continuaremos trabajando desde casa como parte de la «nueva normalidad». De hecho, en una encuesta realizada por Perry Timms, solo el 1% de los trabajadores quiere volver completamente a la oficina, y el 57% prefiriendo cambiar a un modelo de 80 % de trabajo remoto y 20 % en la oficina.

A través del eBook de Totara podemos conocer los cinco disruptores laborales más peligrosos a los que se enfrentan las organizaciones en este momento:

  1. Cómo involucrar a los trabajadores remotos;
  2. Cómo aprovechar al máximo las nuevas tecnologías;
  3. Cómo personalizar la formación para una fuerza laboral diversa;
  4. Cómo adaptarse en tiempos de cambios rápidos;
  5. Cómo priorizar la formación para potenciar las habilidades de tus empleados.

Todos estamos lidiando con ecosistemas tecnológicos complejos y en constante evolución para mantenernos conectados y colaborar. Además, muchas organizaciones están luchando por hallar la manera de apoyar a los empleados, que comprenden trabajadores a tiempo completo, a tiempo parcial, autónomos y eventuales.

Por otro lado, hay un cambio rápido en general que todos estamos atravesando, y la necesidad de hacerlo de forma rápida y eficiente. Luego, está la brecha de habilidades, que se está convirtiendo rápidamente en un abismo de habilidades, que debe llenarse con trabajadores que ahora están mal equipados con habilidades obsoletas e irrelevantes.

Disruptor 1: Romper las barreras de las nuevas tecnologías

De acuerdo a los expertos de Totara, la cantidad de tecnología que usamos cada día está creciendo y cambiando rápidamente. Siempre ha habido muchas partes móviles en el ecosistema tecnológico de cada organización, pero los acontecimientos de 2020 dejaron a las empresas luchando por cubrir la brecha de comunicación con Zoom, Skype, Microsoft Teams, Slack y otros.

Muchas compañías han adoptado el equivalente en el hogar de la estrategia “trae tu propio dispositivo” (BYOD, por tus siglas en inglés), en virtud de la cual los empleados utilizan su equipo propio para el trabajo, y es difícil garantizar la coherencia de las conexiones de Internet cuando todos viven en lugares diferentes.

¿Qué haría que el trabajo fuera más fácil para los empleados? Por ejemplo, una segunda pantalla puede aumentar la productividad entre un 9 y un 50 % dependiendo de la tarea, una inversión valiosa para muchas organizaciones, además de pagar para mejorar las conexiones a Internet de los empleados en sus casas.

una segunda pantalla puede aumentar la productividad entre un 9 y un 50% dependiendo de la tarea

Así, cuantas más herramientas añadas a tu ecosistema tecnológico, más complicado será realizar un seguimiento de todo. Es por eso que debemos priorizar sistemas abiertos que se integren con el resto de tu ecosistema es clave

Disruptor 2: Cambiar el rumbo de la nave en tiempos de cambio

Atrás quedaron los días en que se planificaba de forma fiable y con mucha antelación en los negocios. Durante los últimos años, la constante incertidumbre ha llevado a acortar los ciclos de planificación de negocios de cinco años, a tres, a uno y ahora incluso a tres meses. En un mundo en el que apenas podemos predecir lo que sucederá de una semana a otra, debemos centrarnos más en la adaptabilidad y desarrollar las habilidades para reaccionar a los nuevos desafíos en momentos específicos. Además de todo lo anterior, nuestros trabajadores nos necesitan para poner orden en el caos.

Ya no es factible pasar mucho tiempo planificando durante todo un año. Ajusta tus expectativas, planifica en ráfagas cortas y ajusta las expectativas a largo plazo con planes de contingencia. Utliza procesos de planificación ágiles y «documentos en evolución constante». Gran parte del valor de los planes no es el plan en sí, sino el pensamiento que involucra crearlo.

Además, prácticamente todas las organizaciones enfrentan el problema de la burocracia. Ayuda a tus trabajadores descubriendo qué obstáculos innecesarios tienen que atravesar para completar su formación.

Un error común en la adquisición de tecnología es seleccionar una solución que te obliga a quedarte atrapado en un contrato caro y a largo plazo. Tal vez te ofrecieron un descuento atractivo durante el primer año, antes de que los costesse dispararan durante el resto del plazo, o te prometieron un sistema de gestiónde aprendizaje de última generación solo para descubrir que necesitabas rediseñar todos los flujos de trabajo de la empresa para que se ajustaran al software porque así es como el Proveedor X te recomienda hacer las cosas.

la constante incertidumbre ha llevado a acortar los ciclos de planificación de negocios de cinco años, a tres, a uno y ahora incluso a tres meses

Disruptor 3: Trabajar desde casa ya no es una ventaja

Hasta hace relativamente poco tiempo, muchas organizaciones se mostraban escépticas sobre el trabajo remoto. Los gerentes no siempre confían en que los empleados tengan la autodisciplina o la motivación para ser productivos en casa o fuera de una oficina, por lo que muchos han insistido en que el personal venga a la oficina todos los días.

Si bien la mayoría de nosotros tenemos cierto grado de experiencia con el elearning y otras formas de aprendizaje online, pocas organizaciones disponen de un programa de aprendizaje y desarrollo totalmente virtual. 

Otra buena idea puede ser abrir los canales de comunicación. Por ejemplo, Microsoft analizó los datos recogidos durante varios meses antes de la pandemia, después de que su personal hubiera comenzado a trabajar desde casa, con algunos hallazgos interesantes.

En primer lugar, el aumento de las reuniones de más de 30 minutos. Al trabajar de forma remota, Microsoft registró un aumento del 22% en las reuniones programadas para 30 minutos, junto con una disminución del 11 % en las reuniones de una hora de duración. Esto rebajó la tendencia a celebrar reuniones cada vez más largas, que eran notorias por disminuir la productividad.

Además, afirman desde Totara, para afrontar este disruptor laboral no solo debemos priorizar el desempeño, también debemos poner el foco en el bienestar. Y es que todos los departamentos de recursos humanos empiezan a ser conscientes del impacto del trabajo remoto en la salud mental y el bienestar de sus plantillas.

Mientras que la mayoría de las personas disfrutan de trabajar desde casa, el 22% de los trabajadores afirman que luchan por «desconectarse» del trabajo, el 19% de los empleados informan sentimientos de sentimientos de soledad y el 8% luchan por mantenerse motivados.

no solo debemos priorizar el desempeño, también debemos poner el foco en el bienestar

Disruptor 4: Perfeccionar la combinación de talentos con una fuerza de trabajo híbrida

Más de un tercio de los trabajadores estadounidenses participan en la economía por encargo, a través de sus funciones primarias o secundarias, y más del 85 % de estos trabajadores esporádicos o freelance tienen la intención de seguir así en los próximos cinco años.

La economía por encargo del Reino Unido se duplicó en solo tres años, y zonas como California y la UE han establecido leyes para mejorar los derechos de los trabajadores que operan bajo «contratos atípicos».

Con el 32% de las organizaciones reemplazando empleados de tiempo completocon trabajadores contingentes, parece que este es un cambio conveniente para ambas partes.

De acuerdo a los expertos de Totara, tu primera acción debería ser extender tu tecnología de formación y de recursos humanos a aquellos que no pertenecen a tu organización.Un sistema empresarial ampliado te permitirá crear programas de aprendizaje para cada tipo de trabajado.

el 32% de las organizaciones están reemplazando empleados de tiempo completo por trabajadores temporales o freelance

En este camino, también deberíamos personalizar la experiencia de formación. Los requisitos de aprendizaje de un empleado fijo a tiempo completo serán muy diferentes a los de un trabajador eventual y autónomo que solo trabaja unas cuantas veces al mes. El empleado puede necesitar un programa completo de formación que cubra la salud y la seguridad específicas de su lugar de trabajo, formación específica para su función y formación técnica centrada en tus sistemas.

Los trabajadores consideran que los empleados permanentes de la empresa son «el equipo», y que los trabajadores a tiempo parcial y los autónomos no se consideran parte de este grupo. En la actualidad, muy pocas organizaciones luchan contra este tipo de pensamiento, lo que significa que quienes forman parte del «grupo externo» se sienten menos involucrados, motivados y apoyados.

Disruptor 5: Vuelve a formar a tus empleados para seguir siendo relevante

Muchos puestos se están eliminando gradualmente a medida que la Cuarta Revolución Industrial, que recurre a la digitalización y a una tecnología cada vez más complejay sofisticada, se va consolidando. Junto con esto, industrias como la de la salud, la tecnología y la producción están experimentando una rápida expansión de las brechas de habilidades, dejándolas sin los empleados capacitados necesarios para su crecimiento.

Ya sea que se trate del reemplazo de los cajeros por sistemas de pago automático, del reemplazo de los trabajadores de las fábricas por maquinaria avanzada o del reemplazo de las agencias de viajes por el aumento de las reservas online, es evidenteque la tecnología es, y sigue siendo, enormemente disruptiva en muchas industrias.

En este sentido, los expertos de Totara recomiendan implementar una Gestión Continua del Desempeño. Como profesionales de recursos humanos, es nuestro trabajo identificar las brechas de habilidades antes de que afecten el desempeño y pongan en riesgo los puestos de trabajo. Y a continuación, poner en marcha medidas para orientar a los empleados hacia la formación adecuada para obtener las habilidades que necesitan.

Confiar únicamente en el aprendizaje formal ralentizará el proceso de renovación de habilidades

Por otro lado, deberíamos crear una Cultura de Aprendizaje Intencional. El Foro Económico Mundial recientemente ha anunciado una «emergencia de renovación de habilidades» ante el hecho de que más de mil millones de personas necesitarán renovar sus habilidades para el año 2030. Es por eso que deberías crear una «cultura de aprendizaje intencional», donde cada momento es tratado intencionalmente como una oportunidad de aprendizaje.

Confiar únicamente en el aprendizaje formal ralentizará el proceso de renovación de habilidades. Avanza más rápido formando a tus expertosen la materia y a los «superusuarios» para que creen su propio contenido.

Estos cinco disruptores en el lugar de trabajo están inextricablemente vinculados. Abordar cada uno de forma aislada tendrá valor, pero cuantos más de estos disruptores puedas abordar, mayor será el impacto

Accede al eBooknde Totara

COMENTARIOS:

Olga Cecilia Cardona Bernal 17 diciembre 2020 04:27

POR FAVOR, MUY INTERESANTE EL ARTÍCULO, DESEO ME SUGIERAN 1) UNA EMISORA VIRTUAL PARA QUE LOS ESTUDIANTES DIVULGUEN SUS INVESTIGACIONES. 2) UNA APLICACIÓN PARA DICTAR DIBUJO 3) UNA APLICACIÓN PARA MATEMÁTICAS, ALGEBRA, Y AFINES.

DEJA TU COMENTARIO:





ENVIAR NOTICIA:




VISUAL COMPANIES

Conoce las mejores empresas en las que trabajar.

CGI
Sacyr
Vodafone
Naturgy
Aegon
Hays
Randstad
OCU
Kiabi
Securitas Direct
Bricomart
LG Electronics
Generali
PeopleMatters
Ineco
Prosegur
Affinity
Santalucía Seguros
MC MUTUAL
Leroy Merlin
Lidl
Bayer
Endesa
Maxxium España
Vitaldent
Nationale-Nederlanden