7 claves para el éxito en la creación de una sólida red de contactos

08/07/2019 · Lee Hecht Harrison, división del Grupo Adecco y experta en el acompañamiento a las organizaciones en sus procesos de transformación (‘Workforce Transformation’), ha analizado ese mercado laboral oculto para ver su modelo de funcionamiento. Entre las principales conclusiones de este análisis destaca que una de las herramientas más efectivas para conseguir un empleo es, sin duda, la red de contactos, el conocido como networking, que contribuye en gran medida a cubrir muchas de las denominadas vacantes ocultas.

El XIII Informe de Recolocación publicado por Lee Hecht Harrison señalaba al networking como uno de los grandes canales de  al mercado laboral por parte de los candidatos recolocados. Así, más de la mitad de estos profesionales consigue un puesto de trabajo gracias a la red de contactos, concretamente el 52%.

Estos datos confirman una realidad de sobra conocida: los contactos son uno de los activos más valiosos en el mercado laboral y pueden ser clave para encontrar un empleo. Las compañías valoran tener referencias positivas de los candidatos y prefieren contratar a personas que vengan recomendadas por alguien de confianza que ya está dentro de su entorno, como trabajadores, familiares, amigos, clientes, proveedores, etc. De esta manera, a través de la red de contactos, las empresas se ahorran costes en los procesos de selección, y, al mismo tiempo, evitan publicar detalles de su estrategia empresarial, que puedan llegar a oídos de la competencia.

5 de cada 10 candidatos, recolocados por los contactos

Gracias el networking más de la mitad de los candidatos recolocados (52%) se reincorpora al mercado laboral y consigue un puesto de trabajo, según muestra el informe de Lee Hecht Harrison, Además, Internet (las plataformas de empleo, los sitios web corporativos…) es el método por el que 2 de cada 10 candidatos logran un empleo. En menor medida, están las candidaturas que se tramitan a través de un intermediario (7%) y el 1% que consigue un empleo gracias al redeployment, cuando un candidato se recoloca en otra posición en su misma compañía.

En este sentido, los porcentajes de personas recolocadas a través de la red de contactos varían considerablemente en función de la comunidad autónoma. De este modo, los datos sitúan a Canarias como la región que más recurre a esta práctica: 8 de cada 10 personas recolocadas en el archipiélago lo han conseguido a través de sus contactos. Le siguen, a relativa distancia, Baleares y País Vasco, donde el 68% de los trabajadores de cada una, ha sido recolocado mediante esta fórmula. Muy de cerca encontramos a Asturias, con el 67%. Por su parte, 6 de cada 10 aragoneses han utilizado el networking para volver al mercado laboral así como 6 de cada 10 recolocados en Galicia.

Por debajo de la media nacional, que es del 52%, se encuentran la Comunidad de Madrid y la Región de Murcia, con un 51% y 50%, respectivamente. Por detrás de ellas, aparecen Castilla-La Mancha (42%) y Andalucía y Castilla y León, con un 41% en cada una de estas comunidades.

Los candidatos de Cataluña y La Rioja se han beneficiado del networking 4 de cada 10 veces, en ambos casos. En menor medida, Cantabria, con un 39%; Extremadura, con un 38%; y la Comunidad Valenciana, con un 33% siguen a continuación. Navarra es la comunidad autónoma donde menos se recurre a la red de contactos para la recolocación, pues solo 2 de cada 10 recolocados se valen de ella para volver a trabajar.

¿Cómo hacer networking?

A pesar de que en España la consideración del networking -que es una relación bidireccional donde ambas partes aportan valor- se sigue ligando todavía al concepto de ‘enchufismo’, no es más que una visión reduccionista, según Lee Hecht Harrison, que define a esta red como una de las mejores aliadas a la hora de buscar nuevas oportunidades profesionales.

En palabras de Natalia March, directora de Operaciones de Lee Hecht Harrison, “activar la red de contactos acelerará la incorporación a un nuevo proyecto profesional, ya que permite acceder a información sobre el mercado, tendencias y oportunidades. Estos contactos están al alcance de todos, funcionan y ayudan a cualquier candidato. Pero es muy importante manejarlos con destreza y gestionarlos adecuadamente para diferenciarse de otros candidatos en un proceso de selección”.

Es por ello que lo primero que se aconseja es planificar una estrategia y tener claro lo que se quiere conseguir. "Para empezar a construir la red de contactos, hay que plantearse un objetivo. A continuación, es muy importante definir el tipo de personas que pueden ayudar a conseguir el objetivo, es decir, a quién incluir en la red de contactos para alcanzar el propósito", apuntan fuentes de la compañía.

Asimismo recomiendan rastrear entre amigos, familiares, antiguos clientes, ex compañeros de trabajo, etc. y, una vez identificados, "cuidar la red que se elabora, comunicando avances y aportándoles información que les pueda resultar interesante". También destacan la importancia de "tener un mensaje claro y conciso que transmita cuál es el objetivo final, el valor añadido y en qué te puede ayudar la otra persona", así como "aprovechar los momentos de éxito laboral y las oportunidades que brinda el hecho de estar empleados" y "convertir en un hábito la incorporación de nuevos contactos dentro de nuestro ecosistema de trabajo".

Finalmente, para que la red de contactos sea efectiva y sostenible, aconsejan "interaccionar con las personas de la red periódicamente y hacer que no se enfríe el contacto". También es clave "buscar espacios propicios para el beneficio mutuo: comunicar metas y éxitos, pero también pensar en el interés del interlocutor".

Por otro lado, destacan que la falta de seriedad, de compromiso y la ansiedad son enemigos del networking. Asimismo, desaconsejan "presionar y exigir demasiada responsabilidad a nuestra red de contactos, puesto que, aunque la intención sea ayudar, si el objetivo no está a su alcance, se sentirán frustrados por no poder darlo y se corre el riesgo de que acaben evitando la relación".

Por tanto, desde Lee Hecht Harrison se proponen siete claves para el éxito en la construcción de una sólida red de contactos:

  1. Generar una base de datos propia, basada en los intereses y objetivos de cada uno.
  2. Tener a mano información concreta y clara sobre los contactos que se mantienen. 
  3. Se trata de un canal excepcional para transmitir la marca personal.
  4. La proactividad es un punto clave en el proceso.
  5. Utilización de redes sociales adaptadas a tu objetivo.
  6. La comunicación, si se produce, habrá de ser veraz, transmitiendo así seguridad.
  7. Escuchar más, hablar menos. Preguntar, cuidar de los detalles, mostrar interés y respeto.

DEJA TU COMENTARIO:





ENVIAR NOTICIA:




VISUAL COMPANIES

Conoce las mejores empresas en las que trabajar.

Affinity
Bayer
Randstad
Adecco
Endesa
Hays
Prosegur
Aegon
Santalucía Seguros
Maxxium España
Sacyr
Kiabi
CGI
LG Electronics
PeopleMatters
Generali
Leroy Merlin
MC MUTUAL
Lidl
OCU
Securitas Direct
Vodafone
Naturgy
Nationale-Nederlanden
Alten
Lilly