Cómo ser productivos tras la vuelta de las vacaciones

03/09/2019 · Un 65% de los trabajadores sufren ya el llamado síndrome postvacacional. Así lo revelan recientes estudios que también indican que son precisamente las mujeres las más afectadas por este problema que eleva el nivel del estrés y genera ansiedad en los profesionales que la padecen. Esto es así porque son ellas las que sufren mayor presión en su entorno familiar y laboral, especialmente por la diversidad de funciones que hacen una vez se vuelve a la vida rutinaria.

La baja productividad tiene nombre y apellidos a la vuelta de las vacaciones: síndrome posvacacional. Se trata del nombre con el que se ha popularizado todo ese conglomerado de síntomas que padecen algunos profesionales tras volver a la rutina laboral, tras un periodo más o menos largo de descanso y desconexión. Algunos de ellos son: ansiedad, nerviosismo, tristeza, irritabilidad, bajo rendimiento y falta de concentración, así como dolores de cabeza, problemas digestivos o trastornos del sueño.

Y es que volver a conectar con el día a día en una empresa va a ser un proceso complicado, que los departamentos de recursos humanos van a tener que saber gestionar, así como los propios empleados, con el fin que dichos síntomas no tengan consecuencias mayores. De hecho, el tiempo estimado para superarlos está fijado por los especialistas en los 15 días tras la inspiración.

En este sentido, Up SPAIN, empresa especializada en la gestión de beneficios sociales para empleados, han revelado cuáles son los cinco pasos imprescindibles para reducir el impacto que el síndrome posvacacional produce en los empleados, ya que se trata de un proceso inevitable cuyos efectos, no obstante, pueden ser controlados.

  • Programar el regreso a casa de manera anticipada

Llegar de vacaciones y tener que volver al trabajo al día siguiente no ayuda a tener una transición positiva a la rutina. Por este motivo, los expertos de Up SPAIN aconsejan planificar la vuelta a la oficina con dos o tres días de antelación, para de este modo identificar cuáles son los asuntos que quedaron pendientes y que pueden haber quedado resueltos durante las vacaciones, así como las tareas que requieren de atención inmediata.
También es importante retomar el contacto con los clientes y equipos de trabajo, para informar sobre la reincorporación y de los pasos a seguir en los días posteriores a la misma.

  • Emprender antes las tareas más gratas

Comenzar con trabajos más sencillos o de menos concentración durante los primeros días mejorará la adaptación del trabajador. Así lo aseguran los expertos que, en líneas generales, recomiendan llevar a cabo una revisión de los asuntos pendientes, una clasificación de dichas tareas en función de su prioridad y atendiendo a los tramos horarios en los que uno se siente más productivo.

En este sentido, se aconseja realizar las tareas más fáciles en los periodos de baja productividad, y dejar los procesos más complejos para aquellos momentos en el que el cerebro está a pleno rendimiento. Asimismo, es importante que aquellos asuntos que son prioritarios no se pospongan demasiado para no acrecentar la sensación de ansiedad por tener que abarcarlos.

  • Mantener una actitud proactiva y positiva

Se debe evitar caer en la negatividad. Para ello es importante centrarse en los aspectos positivos del trabajo, así como aquellas cuestiones que suponen una motivación profesional como el planteamiento de nuevos retos o proyectos. De hecho, es un buen momento para informar sobre las aspiraciones profesionales o intereses de promoción sobre las que se ha podido reflexionar durante las vacaciones.
Respetar los horarios de descanso y trabajo

Otro consejo clave reside en tratar de adaptarse a la vuelta de forma escalonada y gradual para minimizar el impacto que supone la vuelta a la rutina. De hecho, se recomienda tratar cada asunto como una tarea independiente del resto de labores, en lugar de un ‘todo’ que genere más estrés de lo deseado; así como evitar convertir las jornadas maratonianas de trabajo, efectuar descansos regulares que permitan mantener activos todos los sentidos y dormir ocho horas, dado que el sueño juega un papel clave, así como la desconexión fuera de la oficina, liberando así el estrés o la fatiga que la reincoporación produce durante al menos los 15 primeros días.

  • Practicar ejercicio físico moderado

Por medio del deporte se liberan endorfinas que ayudan a tener una salud emocional de mayor calidad y el cuerpo se deshace del estrés acumulado. De ahí que la práctica deportiva sea un ejercicio recomendado por muchas empresas, hasta el punto de ofrecer servicios específicos que lo facilitan, gracias a la asociación con gimnasios cercanos al centro de trabajo.

DEJA TU COMENTARIO:





ENVIAR NOTICIA:




VISUAL COMPANIES

Conoce las mejores empresas en las que trabajar.

Randstad
PeopleMatters
Affinity
Aegon
Leroy Merlin
Nationale-Nederlanden
Kiabi
CGI
Maxxium España
LG Electronics
Santalucía Seguros
Vitaldent
MC MUTUAL
Naturgy
Securitas Direct
Ineco
Vodafone
OCU
Hays
Lidl
Bricomart
Sacyr
Endesa
Generali
Bayer
Prosegur