Retrato del compañero ideal de trabajo

03/03/2020 · Pasamos un 30% de nuestro tiempo diario en la oficina, y eso, teniendo en cuenta los años trabajados, multiplican por mucho las horas que compartimos con nuestros compañeros de trabajo. Así que si tienes la suerte de rodearte de buenos compañeros tu vida laboral y personal se ven beneficiadas, mientras que, por el contrario, lidiar con malos compañeros hace que el trabajo se nos haga mucho más cuesta arriba.

Up Spain, empresa especializada en beneficios sociales para empleados, destaca el valor del compañerismo. El hecho de contar con personas positivas y que hagan tu día a día una experiencia grata a nivel laboral, es lo más parecido a tener un amigo en la oficina, y a ese salario emocional que todos anhelamos.

Si tuvieras que definir al compañero ideal de trabajo, ¿qué rasgos tendría?

Estos son los atributos que, según fuentes de la compañía líder en beneficios sociales, debe tener tu compañero o compañera ideal de trabajo:

  • Optimismo: una persona que siempre da los buenos días al llegar, y tiene una sonrisa para ti, te alegra la jornada. Y no solo eso, en los malos momentos, o las situaciones de estrés, aporta una visión positiva y optimista que te aporta esa seguridad y confianza en ti mismo que necesitas.
  • Empatía: aunque no desempeñe las mismas funciones que tú, es una persona que te entiende, practiva una escucha activa, muestra comprensión ante tus inquietudes, y sabe ponerse en los zapatos del otro. Estas personas normalmente conocen lo que le sucede, comprenden tu problema y se solidarizan contigo, ya sea con un simple gesto o mediante una acción concreta que contribuya a buscar una solución.
  • Discreción: un buen compañero o compañera es aquél que huye de los chismes y los rumores, y guarda tus confidencias como un tesoro. No hay nada que te pueda hacer sentir más inseguro que ver tus confidencias reveladas, o bien oír como critican a otros compañeros de la oficina. Para que reine un buen ambiente de trabajo es fundamental el buen rollo entre los colegas de la organización.
  • Generosidad: uno de los rasgos más apreciados en un buen amigo o compañero, es la capacidad de compartir con los demás. Y eso, traducido al ámbito laboral, se traduce en compartir los logros y reconocimientos, pero también los fracasos. En mostrarse abierto al cambio, en no temer compartir tus conocimientos con los demás, y a escuchar opiniones diversas. En no culpar o señalar a un compañero cuando se equivoca, y, en definitiva, en ser solidario con las personas que te rodean.
  • Respeto: parece una obviedad, pero no lo es. En cualquier relación humana, si no prima el respeto, no puede fluir la comunicación, ni, por consiguiente, los resultados. Aceptando el hecho que todos podamos tener opiniones y maneras de hacer distintas, expresar nuestras diferencias o críticas con respeto es lo que inclina la balanza hacia un ambiente saludable de trabajo o uno perjudicial.
  • Trabajadores: no se nos debe olvidar que entre las cualidades del compañero ideal se encuentra el valor del trabajo. Estas personas disfrutan de su trabajo, intentan dar lo mejor de sí mismos cada día, son honestos y muy productivos. Con su ejemplo, contagian al grupo.
  • Detallista: nuestro compañero ideal también sabe cuidar los detalles. Se acuerda de tu cumpleaños, te deja una nota de ánimo cuando te ve alicaído. Te ofrece un café de los que sabe que te gustan en tu día malo, o, simplemente, siempre tiene una buena palabra o está ahí cuando lo necesitas.

Quién tiene un buen amigo tiene un tesoro, ¡pero quién tiene un buen compañero o compañera también!

 

DEJA TU COMENTARIO:





ENVIAR NOTICIA:




VISUAL COMPANIES

Conoce las mejores empresas en las que trabajar.

Hays
Aegon
Sacyr
Vodafone
Vitaldent
OCU
Santalucía Seguros
Affinity
Ineco
Lidl
Maxxium España
Bayer
CGI
Naturgy
Bricomart
Leroy Merlin
LG Electronics
Nationale-Nederlanden
Endesa
MC MUTUAL
Generali
Randstad
Securitas Direct
PeopleMatters
Prosegur
Kiabi