Una empresa con propósito, sinónimo de equipos motivados y resultados de negocio exitosos

07/04/2020 · Ginni Rometty, CEO de IBM hasta este mes de abril, está convencida de que los valores corporativos son un motor esencial de la innovación. Una creencia que, además, traslada a su compañía tecnológica, a razón de la elevada competencia que el sector padece. De hecho, en la actualidad, IBM debe competir con startups más pequeñas y ágiles en su mismo terreno y, por ello, debe evolucionar continuamente para garantizar su competitividad.

Uno de los principales obstáculos que afrontan las multinacionales en comparación con las startups es la capacidad de innovación, y la transmisión del propósito a una masa enorme de empleados. Ligado a ello, la CEO de IBM, se marcó el objetivo de impulsar a la empresa hacia la innovación continua y hacia la solución de “problemas importantes” de la vida de las personas.

En este sentido, para lograr el éxito en el actual contexto de cambio, los valores corporativos son claves. Así, la CEO explicó cómo los valores que IMB representa hicieron que ella misma permaneciera en la compañía durante más de 30 años, incluso cuando su incorporación no fue en un puesto directivo inicialmente. “Siempre sentí que IBM tiene un propósito en este mundo, y que el mundo sería distinto si no fuera por la compañía”.

Rometty piensa que hay que tener un objetivo y unos valores “hagas lo que hagas y vayas donde vayas”. Pasando ya al ámbito de las empresas tecnológicas, esto se traduce en lo que Rometty denomina “gestión responsable” de las ideas y los productos: “hay que asegurarse de que la tecnología que produces ayuda a la gente y que no la daña, por ejemplo, perpetuando las desigualdades”.

En este sentido, en su informe anual de tendencias en Capital Humano, Deloitte ya predijo el año pasado, el surgimiento de la denominada 'empresa social', o lo que es lo mismo, “la creciente importancia del capital social para configurar el propósito de una organización, gestionar sus relaciones con los stakeholders e influir en su éxito o fracaso final”.

Esta tendencia se vincula a la elevada preocupación que los distintos stakeholders muestran respecto a la forma en la que una organización contribuye a la sociedad, qué compromisos asume y cómo gestiona el impacto de su actividad, y más en este momento actual incierto debido a la pandemia del coronavirus. “La correcta vinculación con temas como la diversidad, la igualdad de género, la desigualdad salarial y el cambio climático pueden potenciar el desarrollo financiero y el valor de la marca de una organización”, afirman desde Deloitte.

Dentro de esta nueva dinámica, tal y como apuntan expertos de Up SPAIN, empresa especializada en beneficios sociales para empleados, hay otra pieza igual de importante, los recursos humanos. Un departamento cuyo impacto en la forma en la que se ofrecen los servicios de una organización y en cómo se interactúa con clientes se ha ido incrementando hasta convertirse en una área clave en el organigrama corporativo.

Además, estos profesionales tienen ante sí el reto de alinear la cultura y prácticas de gestión de unos profesionales con un perfil más diverso, tanto generacional como por su modalidad de trabajo. De este modo, cada vez es más común equipos de trabajo compuestos por empleados asalariados, autónomos, freelance y trabajadores por proyectos. Estos tres últimos componen, de hecho, la llamada ‘Gig economy’, que ya es la “alternativa laboral para la mitad de los millennials españoles”, según la Encuesta Millennials 2019.

DEJA TU COMENTARIO:





ENVIAR NOTICIA:




VISUAL COMPANIES

Conoce las mejores empresas en las que trabajar.

Kiabi
Alten
Bricomart
Generali
CGI
Aegon
Randstad
Naturgy
Endesa
Sacyr
Lidl
Nationale-Nederlanden
Vodafone
Maxxium España
Affinity
PeopleMatters
LG Electronics
Securitas Direct
Leroy Merlin
Prosegur
OCU
Vitaldent
Bayer
Hays
MC MUTUAL
Santalucía Seguros