La conciliación, más en boga que nunca

23/03/2021 · Conciliar de la mejor manera nuestra carrera profesional con nuestra vida personal y familiar es algo que nos preocupa y mucho. No es de extrañar, pues, que la flexibilidad laboral sea de los elementos mejor valorados del Employer Branding.

La llegada a nuestras vidas del Covid-19 y de los confinamientos y restricciones que se derivan ha supuesto un verdadero punto de inflexión en todos los sentidos. Las empresas se han tenido que adaptar a contrarreloj a un entorno de trabajo digital, donde los profesionales llevaban a cabo su función de manera remota, aunque interconectada con sus compañeros y mandos superiores.

Debían hacerse cargo asimismo de hijos e hijas que estudiaban a distancia, padres y madres mayores y con necesidades especiales –uno de los colectivos llamados de riesgo-, de cuarentenas preventivas una vez se retomaron las clases presenciales y de un sinfín de responsabilidades laborales, familiares y domésticas que no es que antes no existieran, sino que la pandemia se ha apresurado a visibilizar.

Porque no, no somos ni superhéroes ni superheroínas que solventamos de un plumazo cualquier obligación que se nos ponga por delante. Somos seres vulnerables que tiramos de ingenio y malabares a la hora de conciliar todas esas obligaciones, siempre con la mirada puesta en el reloj y con la sensación de no llegar a todo.

Humanización empresarial y conciliación

Si hay algo que agradecerle a esta pandemia es el progresivo proceso de humanización que se ha dado en el seno de las organizaciones. Está claro que anteriormente ya había quienes se preocupaban del bienestar de sus empleados, pero ahora, cuando hay que asegurar la viabilidad del negocio, los mandos directivos han entendido de una vez por todas que sí, que la fuerza laboral es la que nutre ese negocio y, por lo tanto, deben velar por darles un entorno de trabajo seguro y saludable, dinámico, que le rete de forma continua y le permita progresar profesionalmente… sin renunciar por ello a su faceta como persona y padre/madre de familia.

La Experiencia del Empleado lleva ya tiempo alzándose como uno de los elementos clave del management empresarial. Las organizaciones saben que, para contar con los mejores profesionales, deben trabajar en su marca empleadora, aquella que no solo debe atraerlos, sino también fidelizarlos. De la fidelización también dependerán sus niveles de compromiso, satisfacción, felicidad y productividad laboral. Por lo tanto, ocuparse de ello es fundamental.

Ahora bien, ¿qué elementos de esa marca empleadora son los mejor valorados por los propios trabajadores?

El informe Randstad Employer Brand Research de 2019 señalaba que en nuestro país es la conciliación. Aquel año, un 55% de los profesionales españoles eligieron la posibilidad de conciliar su empleo con su vida personal como factor clave a la hora de aceptar una oferta laboral, nueve puntos porcentuales por encima de la media global. La conciliación, sin embargo, no era una reivindicación recién incorporada a la lista: ya llevaba años ocupando los primeros puestos del ranquin.

Favorecer la corresponsabilidad

Para poder conciliar es necesario asimismo que la empresa favorezca medidas como la flexibilidad a la hora de entrada y/o salida, poder ausentarse del trabajo para asistir a reuniones escolares o visitas médicas de nuestros hijos, teletrabajar cuando estos enfermen, etc. Todo aquello relacionado con la crianza y educación de las criaturas nos preocupa especialmente.

Por eso es prioritario que las empresas no solo deban favorecer esa conciliación, sino que deben empezar a no penalizarla, motivo que se halla detrás de la todavía notable desigualdad de género que hay entre quiénes se acogen a ella y quiénes no.

El cheque guadería es el beneficio social más valorado por los padres y madres con hijos de 0 a 3 años

Así lo ponía de manifiesto recientemente el último policy brief “Trabajo e hijos en España: retos y oportunidades para la igualdad entre hombres y mujeres” del Centro de Políticas Económicas EsadeEcPol, que señalaba, entre otras cosas, cómo la brecha de género en el mercado laboral penalizaba más a las mujeres con hijos menores de 15 años.

Con este telón de fondo, lo que urge son medidas que favorezcan la corresponsabilidad real de esas obligaciones familiares y domésticas entre empleados y empleadas. Algo que de paso servirá para que ambos puedan desarrollarse profesionalmente y se sientan realizados y satisfechos en sus funciones laborales.

Una premisa clave, no lo olvidemos, para que sean empleados comprometidos y, por ende, productivos. Una productividad, a su vez, que la empresa puede incentivar, dentro de su salario emocional, con beneficios sociales como los cheques guardería. No en vano, se trata del beneficio social más valorado por los padres y madres con hijos de 0 a 3 años.

Descubre aquí el cheque guardería que Up Spain pone a disposición de las empresas y empieza a disfrutar ya de todos los beneficios que representa para empresas y empleados.

 

DEJA TU COMENTARIO:





ENVIAR NOTICIA:




VISUAL COMPANIES

Conoce las mejores empresas en las que trabajar.

LG Electronics
Affinity
PeopleMatters
Hays
Maxxium España
Bricomart
Sacyr
Vitaldent
Lidl
Nationale-Nederlanden
Endesa
Santalucía Seguros
Securitas Direct
Kiabi
Generali
Randstad
Prosegur
Aegon
Vodafone
OCU
Ineco
CGI
Leroy Merlin
Bayer
Naturgy
MC MUTUAL