Crece un 11,5% el número de jóvenes con empleo, el mayor incremento desde 1987

17/12/2015 · En los últimos años, el mercado de trabajo español ha pasado por una de sus etapas más convulsas. Consecuencia de ello, se ha ido dibujando un nuevo mapa de ocupación en nuestro país, que presenta diferentes características. Es por ello que Adecco ha elaborado el III Monitor Anual Adecco de Ocupación: un
detallado análisis de la evolución del empleo por ocupación en España.  En esta segunda entrega, se analiza el perfil demográfico de los nuevos trabajadores de nuestro país, en base a datos de la Encuesta de Población Activa que edita el Instituto Nacional de Estadística (última entrega al tercer trimestre de 2015).

Un año atrás, el número de ocupados en España superaba los 18 millones por primera vez desde 2011. En los últimos doce meses, el número de ocupados ha aumentado en 544.700 personas (+3,1%). Con éste, suman seis los trimestres consecutivos con incremento interanual del empleo, hecho que no se registraba desde junio de 2008.

Tras conocer las ramas de actividad donde se ha creado más empleo, el carácter indefinido o no de esos puesto de trabajo, y en qué sectores (público o privado) se ha movido la creación de empleo, es el momento de analizar si los 544.700 nuevos trabajos han recaído en hombres o mujeres, cuál es su formación, su nacionalidad y qué comunidades autónomas se han repartido esta ocupación.

El empleo según los principales rasgos demográficos

Visión general: empleo por sexo

Actualmente trabajan en nuestro país 18.048.700 personas, de las cuales 9,9 millones son varones y 8,2 millones son mujeres. En los últimos doce meses, el número de ocupados ha aumentado en
544.700 personas (+3,1%).

A diferencia de lo que ocurría hace un año (cuando un 80% de los puestos de trabajo creados beneficiaba a los varones), la creación de empleo está siendo equilibrada entre los dos sexos, aunque el mayor porcentaje es para los varones. Por un lado, los hombres sumaron 290.600 empleos (+3% interanual y el 53,4% del total) mientras que las mujeres, por su parte, aglutinaron 254.100 empleos (+3,2% y el 46,6% del total).

Aunque en proporciones variables, nueve comunidades han imitado el patrón general, otorgando la mayor parte de las nuevas ocupaciones a hombres. Los casos más marcados han sido Cataluña (95,8% del nuevo empleo para varones con 34.600 trabajadores; frente a 1.600 empleos femeninos), y Cantabria, (83,3% puestos para hombres -3.000- frente a los 500 para mujeres).

El reparto más igualitario de las nuevas plazas se ha producido en Baleares (11.000 ocupaciones masculinas por 11.600 femeninas) y en la Comunidad Valenciana (48.900 y 43.900, respectivamente).

Por su parte, las autonomías donde más mujeres han captado una mayor proporción de los nuevos empleos son el País Vasco, con el 80,7% (9.200 plazas frente a las 2.200 para varones) y la Comunidad de Madrid, con un 72,1% (43.400 nuevos empleos femeninos y 16.800 masculinos).

Si nos centramos en los crecimientos del empleo con respecto al anterior ejercicio, el mayor incremento de la ocupación masculina se ha registrado en Canarias (+12,9%), seguida de la Comunidad Valenciana (+5%) y Castilla-La Mancha (+4,6%). En lo que respecta a la incorporación de mujeres al mercado de trabajo destacan los datos de Andalucía (+7,2%), y una vez más, Canarias (+5,7%) y la Comunidad Valenciana (+5,5%).

Castilla-La Mancha (59,7%) y Extremadura (58,6%) son las dos autonomías en las que el empleo de varones tiene un mayor peso en la ocupación total. Por el contrario, las comunidades donde las mujeres reciben una mayor porción del empleo total son Asturias (48,5%) y Baleares (47,5%).

Cuando se compara el número de ocupados del tercer trimestre de 2015 con el de 2008, se encuentra una pérdida acumulada de empleo del 12,2%, que se amplía hasta el 16,4% en el caso de los hombres y se modera hasta el 6,5% en el caso femenino.

Baleares es la única autonomía que presenta un nivel de empleo superior al de 2008 (+3,2%), que se desagrega en una reducción de un 2,8% del empleo masculino (la más moderada de todas las autonomías) y un incremento de un 11% en la ocupación de mujeres (única comunidad que presenta ahora un mayor empleo femenino que al inicio de la crisis).

Empleo por sexo y edad

Hace un año, la creación de empleo sólo beneficiaba a las personas mayores de 25 años de edad, mientras que se seguía perdiendo empleo juvenil. Ahora, esto ha cambiado: los empleos creados en los últimos doce meses8 beneficiaron tanto a jóvenes como a adultos2. Concretamente, el número de ocupados de 25 y más años ha aumentado en 453.800 personas (+2,7%) en tanto que el de jóvenes menores de 25 ha crecido en 90.900 (+11,5%, el mayor incremento desde 1987).

Así, el 17% de los nuevos empleos ha sido para menores de 25 años mientras el 83% restante ha favorecido al resto de la población.

En ambos sexos se ha producido una dinámica similar, con un aumento en la ocupación de ambos grupos de edad. En el caso de las personas de 25 y más años, el incremento interanual del empleo ha sido del 2,7% tanto para ellos (247.800 plazas) como para ellas (206.000 puestos). Entre los más jóvenes, el aumento de la contratación ha sido más importante entre las mujeres, cuyo número de ocupadas ha crecido un 13,2% (48.100 nuevos empleos) frente al 10,1% que lo ha hecho el de hombres (42.800 empleos).

Los datos por autonomía representan una gran heterogeneidad, en especial en lo referido al empleo juvenil. En 13 comunidades autónomas se repite la tendencia general, con un crecimiento de la ocupación juvenil mayor que el aumento en el resto de la población.

Castilla-La Mancha es una de las excepciones, con un incremento más abultado del empleo adulto (29.100 plazas; +4,3%) que de jóvenes (300 plazas; +0,8%). Extremadura representa el único caso en el que ambos grupos de edad perdieron empleo: 3.700 puestos los menores de 25 años (-18%) y 1.700 el resto (-0,5%).

En Navarra y La Rioja se mantuvo el patrón de hace un año, con aumento del empleo de mayores de 25 años (+1,6% y +1,9%, respectivamente) y caída del de jóvenes (-0,8% y -13,6%).

Los fuertes retrocesos del empleo de menores de 25 años en La Rioja y Extremadura contrastan con los significativos avances que exhiben Cantabria (+34,3%), la Comunidad Valenciana (+32,3%) y Canarias (+26,4%).

Si además del grupo de edad tenemos en cuenta el sexo de las personas implicadas, la diversidad de situaciones es más amplia, ya que sólo cuatro autonomías –Baleares, Canarias, la Comunidad Valenciana y Madrid- replican el caso general (aumento del empleo en ambos grupos de edad para ambos sexos, aunque más veloz en el caso de los más jóvenes).

Dentro de esta diversidad destaca el caso catalán. En Cataluña, el número de varones menores de 25 años con empleo ha disminuido en 1.300 personas (-1,6%) al mismo tiempo que el de mujeres crecía en 17.800 personas (+25%).

Entre los adultos, la situación ha sido inversa: aumentó la cantidad de varones con empleo (35.900
personas; +2,3%), pero disminuyó el de mujeres ocupadas (16.200 personas; -1,2%).

En el caso de los hombres menores de 25 años, once comunidades autónomas han aumentado el empleo. Aragón (+47% interanual), Canarias (+42,2%) y Navarra (+40,4%) son las que lo han hecho en mayor medida. Por el motivo contrario han destacado Extremadura (-18,3%), La Rioja (-11,1%) y Castilla y León (-3,8%).

Así, han sido catorce las autonomías que han incrementado la contratación de varones mayores de 25 años. Los crecimientos más amplios se han registrado en Canarias (+11,6%), Castilla-La Mancha (+4,6%) y Andalucía (+4,2%). Las únicas que han presentado un saldo negativo son Extremadura (- 1,8%), Asturias (-1,4%) y el País Vasco (-0,1%).

El colectivo de mujeres ocupadas de menos de 25 años ha mostrado una gran disparidad entre las diferentes autonomías. Entre las 12 regiones donde este número creció, se aprecian incrementos muy elevados en Cantabria (+82,1% interanual), Murcia (+35,2%) y la Comunidad Valenciana (+31,2%). Al mismo tiempo, se han encontrado caídas en el empleo femenino juvenil de gran envergadura, como las de Navarra (-28,2%), Extremadura (-17,7%) y La Rioja (-16,7%).

En el caso de las personas de 25 y más años de sexo femenino también han sido catorce las autonomías en las que su ocupación se ha incrementado. Andalucía (+7,4% interanual), Canarias (+5,5%) y la Comunidad Valenciana (+4,1%) alcanzaron los resultados más favorables. En cambio, Cantabria (-1,7%) y Murcia (-0,6%) fueron, junto con el caso catalán, las únicas comunidades con un descenso en el empleo de mujeres adultas.

 

 

DEJA TU COMENTARIO:





ENVIAR NOTICIA:




VISUAL COMPANIES

Conoce las mejores empresas en las que trabajar.

MC MUTUAL
Prosegur
Adecco
Securitas Direct
Naturgy
Lidl
Randstad
PeopleMatters
Endesa
OCU
Santalucía Seguros
Alten
Nationale-Nederlanden
Lilly
CGI
Kiabi
Vodafone
Generali
Hays
Maxxium España
Bayer
Affinity
LG Electronics
Sacyr
Aegon