3 maneras de evitar una cultura corporativa tóxica

06/09/2016 · Una reciente investigación llevada a cabo por Gallup confirma que la razón de la marcha de muchos empleados no es el puesto de trabajo en sí, si no los malos gerentes o líderes. Y es que cuando un compañero abandona el barco debido a una mala dirección, el ambiente de trabajo se resiente, afectando a la cultura corporativa de la organización y transformándola en un lugar de trabajo tóxico o disfuncional. 

Afortunadamente, las cosas pueden cambiar. Los empleados de hoy son más ágiles y quieren jugar un papel más importante en la toma de decisiones. La jerarquía y la burocracia están quedando atrás, en favor de la libertad, la colaboración, o la transparencia, que empiezan a convertirse en norma. Y es que el futuro del trabajo ya está aquí:

Up SPAIN, empresa especialista en la gestión de beneficios para los empleados, explica 3 estrategias para impulsar una cultura corporativa óptima:

1. Una comunidad de empleados

En primer lugar, la empresa especialista en retribución flexible remarca que la clave de esta transformación organizativa radica en la creación de una 'comunidad' sana de compañeros de trabajo, que se caracterice por una conexión auténtica de sus empleados a nivel relacional. 

¿Por qué? Crear, impulsar y fomentar un sentimiento de comunidad te ayuda a sentirse conectado, produce satisfacción y genera un mayor rendimiento, Y si a su vez, los líderes allanan el camino hacia la colaboración, la productividad, la confianza y la moral, el conjunto del equipo va a querer alcanzar cotas cada vez más altas. 

 2. Proyectar confianza y seguridad

Cuando un líder tiene claro cuál es su propósito y mantiene la visión para el desarrollo de una cultura corporativa fuerte, será el primero en conseguir renovar el sistema de creencias del personal, y con su ejemplo, podrá inspirar al equipo a perserverar para conseguir resultados extraordinarios.

Pero para ello, Up SPAIN considera clave cuidar el ambiente de trabajo y evitar que la comunidad caiga en la rutina corporativa. Como líder, debe preocuparse por el trabajo de los demás, mostrar compasión cuando las cosas no van bien y agradecimiento y reconocimiento público a los demás cuando el trabajo ha sido un éxito.

Quizás esta estrategia no sea la razón más importante de un empleado para permanecer en el lugar de trabajo, pero sin duda contribuirá a aumentar su moral y confianza, así como la satisfacción del cliente.

3. Atender a la 'cultura emocional'

Un tercer paso para cambiar de mentalidad es empezar a hablar de 'cultura emocional' de una organización en lugar de 'cultura corporativa'. Y es que más que de sentimientos individuales, lo que sucede en una empresa son, básicamente, emociones compartidas.

Si el líder y la comunidad de empleados afrontan juntos los problemas diarios desde la óptica de las emociones compartidas, seguramente los retos que tienen por delante se verán desde otro prisma, impactando positivamente en los resultados de negocio.

Y es que fomentar relaciones basadas en la confianza mutua, bajo sistemas de valores compartidos, convertirá a una empresa del siglo XX, en un lugar de trabajo del siglo XXI. 

DEJA TU COMENTARIO:





ENVIAR NOTICIA:




VISUAL COMPANIES

Conoce las mejores empresas en las que trabajar.

Endesa
OCU
Ineco
CGI
Lidl
Bayer
Aegon
Bricomart
Affinity
PeopleMatters
Naturgy
LG Electronics
Sacyr
Santalucía Seguros
Vodafone
Randstad
Nationale-Nederlanden
MC MUTUAL
Leroy Merlin
Kiabi
Hays
Prosegur
Maxxium España
Generali
Vitaldent
Securitas Direct