Inteligencia emocional, Generación Z y el siguiente gran reto de liderazgo

31/10/2016 · La Generación Z está ganando posiciones con respecto a otras más populares como los Millennials. Esta generación está demostrando que entiende mejor la tecnología de lo que podría pensarse, al punto de que se están adelantando a las tendencias que al final acaban adoptando el resto de fuerzas de trabajo. Unas cualidades que están permitiendo posicionarse entre las que más valor añadido podría aportar a las empresas.

La razón por las empresas se está centrado en los Millennials y no en la Generación Z, según un artículo publicado en INC, es doble. En primer lugar, la Generación Y es ligeramente más adulta y, por tanto, pueden tener un recorrido laboral más largo, y en segundo lugar, la Generación Z es más tranquila y, en términos generales, tienen sentimientos de miedo, temor y reticencia que les impide ser eficaces solucionando problemas.

Los Millennials crecieron junto a Internet y maduraron de forma simultánea. Así que, ahora, cuando sucede algo nuevo o se produce un gran cambio, esta generación sabe entender de forma automática el proceso, aunque todavía recuerda lo lejos que ha llegado la sociedad y cómo eran las cosas antes de verdadero salto tecnológico en la vida cotidiana.

La Generación Z, por otro lado, no lo sabe, ya que nació después boom de Internet y no conoce lo que ha supuesto la transformación digital en el mundo de los negocios y la vida en general. Sin embargo, si puede adelantarse a las tendencias aunque para ello, las empresas deben estimular y alimentar esos comportamientos que van a permitir a esta generación actuar como verdaderos líderes a la hora de tomar la iniciativa y asumir riesgos.

Para ello es importante buscar a personas que hayan demostrado tener esta capacidad de liderazgo y que haya experimentado, por el camino algún fallo.

Conocer sus pasiones y aficiones también es una buena manera de anticiparse hacia dónde va a dirigir esa persona sus nuevas ideas, propósitos e inquietudes.

Además, la gestión de la Generación Z es fundamentalmente igual a la de cualquier trabajador de otra generación y tienen suficiente inteligencia emocional para motivar y comprometer a un equipo de trabajo. Los mejores líderes construyen sus relaciones laborales bajo un enfoque de emociones positivas. La empatía, por tanto, es un elemento fundamental en este proceso y usar esas emociones para tomar mejores decisiones y motivar a otras personas, también.

Por otro lado, los empleados deben tener las habilidades técnicas que precisa su puesto de trabajo pero tener la capacidad de aprender, evolucionar, mejorar y rectificar a tiempo, son cuestiones importantes en un mundo empresarial cada vez más competitivo.

DEJA TU COMENTARIO:





ENVIAR NOTICIA:




VISUAL COMPANIES

Conoce las mejores empresas en las que trabajar.

Randstad
Kiabi
Aegon
Maxxium España
Vitaldent
Affinity
Lidl
Prosegur
LG Electronics
OCU
Nationale-Nederlanden
CGI
Hays
Sacyr
Vodafone
MC MUTUAL
Bayer
Generali
Endesa
Naturgy
PeopleMatters
Bricomart
Ineco
Leroy Merlin
Santalucía Seguros
Securitas Direct