Herramientas y palancas para fomentar el intraemprendimiento corporativo

13/03/2018 · Las empresas buscan talento capaz de impulsar la innovación en la organización. Una de las fórmulas que permite incentivar la generación de ideas y la creatividad en el trabajo es contar con planes que fomenten el emprendimiento dentro de la compañía. De este modo, los llamados ‘intraemprendedores’ se convierten en palancas de cambio fundamentales y actores claves para aumentar la competitividad del negocio. Sin embargo, para que el sistema funcione, las empresas deben generar una cultura de trabajo que instale esta motivación emprendedora en los empleados, así como poner a su disposición toda una serie de herramientas que permitan apoyar a los trabajadores durante dicho proceso.

Para fomentar la cultura del intraemprendimiento es necesario que las compañías adapten su cultura organizativa para transformarse gradualmente en polo de innovación y dinamismo. Según el primer informeEmprendimiento Corporativo en España: Gacelas y Elefantes bailan sin pisarse, impulsado por el Centro Internacional Santander Emprendimiento (CISE), las grandes empresas valoran muy positivamente a las personas con perfil intraemprendedor y desempeñan diversas iniciativas encaminadas a fomentarlo en el seno de las organizaciones. El 86% de las empresas encuestadas cuentan con algún programa de apoyo a los intraemprendedores y el 80%, con algún mecanismo para identificar el talento a nivel interno.

Para el profesor en innovación y emprendimiento Joan Riera, la clave radica en “instaurar un programa de intraemprendimiento completo y bien hecho” y, utilizando un símil informático, el experto asegura que “no se trata de convertir a todos los empleados en intraemprendedores, sino de instaurar un sistema operativo, adicional o paralelo al ya existente en la organización, a través del cual los profesionales se puedan sumar a este tipo de programas sin dejar de hacer su trabajo. De ahí que una de las claves sea cómo lo incentivamos”.

Con respecto a los apoyos e incentivos, el estudio del CISE destaca que más del 75% de las grandes empresas proponen retos para motivar la generación de proyectos intraemprendedores y el 67% permite a los empleados dedicar parte de la jornada a trabajar en estas iniciativas; pero sólo el 15% cuentan con políticas de compensación especiales para las personas que las impulsan y menos del 50% las apoya económicamente.

Endesa está en un proceso de cambio cultural en el que el intraemprendimiento y la capacidad de los empleados de generar por si mismos iniciativas innovadoras es uno de sus ejes centrales. “La idea principal es que los empleados tengan las herramientas, los canales y la actitud necesaria para impulsar iniciativas que contribuyan en la transformación de la empresa en el nuevo modelo energético del futuro”, comentan fuentes corporativas de Endesa.

Entre los proyectos que la compañía eléctrica ha puesto en marcha destaca el HackDay para empleados, un particular hackathon llevado a cabo entre los empleados con el perfil más tecnológico e innovador de Endesa. “Este perfil innovador se detectó gracias a un test que realizamos entre todos los empleados para conocer su nivel de digitalización, de entre ellos los denominados hacker o gurú, fueron los seleccionados para participar”, explican desde la compañía.

Otros programas que tienen como objetivo el fomento de la innovación es el Enel Innovation World Cup, una iniciativa que permite a los empleados de la empresa lanzar y gestionar su propia start-up, o My Best Failure”, un concurso que premia las mejores historias de fracasos que han generado un aprendizaje constructivo dentro de la organización, pretendiendo minimizar así la percepción de aversión al riesgo y miedo al fracaso entre los empleados.

Además, Endesa complementa estos proyectos con “un programa específico de formación orientado a incrementar las habilidades de pensamiento creativo y gestión emocional en los procesos de innovación pretende dotar de las habilidades y herramientas necesarias para que los empleados aprovechen todo su potencial”. Asimismo, la compañía tiene abierto permanentemente el canal “Open Innovability que permite que cualquier empleado canalice sus ideas innovadoras, independientemente de su posición funcional o geográfica.

Conscientes de que la innovación pasa por la inteligencia colectiva, Calidad Pascual ha desarrollado Pascual Startup Intraemprendimiento, a través de la cual ayudan a los empleados “a hacer realidad sus ideas e iniciar sus propios proyectos dentro de la compañía. A través de este programa, los empleados pueden liderar el desarrollo de sus propias ideas y ser reconocidos por ellas”, explica Álvaro Bernad, director de Innovación Disruptiva de Calidad Pascual. “Tenemos una comunidad abierta a todos ellos, colaborativa, y que cuenta con el apoyo y compromiso de la Dirección para que las mejores ideas sean desarrolladas e implantadas y que, de ese modo, ayuden al crecimiento del negocio”.

Desde su lanzamiento el pasado mes de septiembre, Pascual Startup Intraemprendimiento ha conseguido más de tres ideas al día. En total, ha logrado casi 500 ideas y una de cada tres son propuestas de nuevos productos. “Estamos muy satisfechos con la acogida que ha tenido esta iniciativa. La innovación está en nuestro ADN de compañía y lo estamos demostrando con Pascual Startup Intraemprendimiento”, asegura Álvaro Bernad.

En la actualidad, la compañía cuenta con más de 30 proyectos en fase de desarrollo. Los intraemprendedores que se encuentran en esta fase recibirán la formación necesaria para avanzar y evolucionar sus ideas. Si la superan, también serán formados en la preparación de pitches ágiles y rápidos, de manera que puedan presentar sus proyectos al Comité de Dirección para su validación final y posterior implantación en la compañía.

Por su parte, la consultora de IT española VASS ha puesto en marcha IdeaVASS”, un concurso anual orientado a detectar ideas innovadoras en los distintos mercados y en el que participan todos sus empleados. “Tiene como objetivo fomentar la innovación como parte esencial de la cultura de VASS y ofrecer las herramientas necesarias a todo el equipo para desarrollar ideas innovadoras que formen parte del catálogo de soluciones y servicios a través del intraemprendimiento”, explica Gonzalo Trigo, director de Innovación y Business Value. Pero para lograr estos objetivos, la compañía tecnológica pone a disposición de sus empleados iniciativas para fomentar el networking y el intraemprendimiento como las “Tech Times”, que buscan “crear un espacio que brinde a las personas la posibilidad de compartir aquellos proyectos personales o profesionales en lo que están involucrados y que considere de interés para el resto de la organización”, o espacios como la “Thinking Room”, que “se convierten en una “cápsula de aislamiento”, en la que los empleados pueden aislarse por un periodo no mayor de 30 minutos respecto de sus tareas diarias y dedicarse a concebir ideas innovadoras, que se depositan luego en un buzón de sugerencias”, comenta Gonzalo Trigo.

Por su parte, la multinacional farmacéutica Chiesi ha lanzado la segunda edición del programa de intraemprendimiento “WeStart”. “Es un programa formativo experiencial dirigido a todas las personas de la compañía que quieran aprender trabajando en el desarrollo de un proyecto empresarial alineado con los retos de negocio de Chiesi España. El objetivo es enseñarles la metodología lean start-up y que, con ella, ideen y desarrollen un proyecto en base a una idea para luego incorporar todos estos nuevos conocimientos y aptitudes en su día a día”, explica Beatriz Vila, directora de Personas de Chiesi España. De este modo, el programa permite a los participantes dedicar parte de su jornada laboral al proyecto y además ofrece un programa de acompañamiento con conocidos emprendedores y mentores.

El lanzamiento de “WeStart” ha tenido muy buena acogida por los participantes. Un claro ejemplo de ello lo encontramos con Mercè Portillo, Product Manager de Special Care: “Han sido unos meses muy intensos de trabajo que culminan con la presentación del proyecto en varios foros con diferentes públicos. Durante el camino de crea¬ción hay momentos para todo: nervios, frustración, cansancio… pero siempre envuelto con muchas ganas, ímpetu e ilusión por parte de todo el equipo para conseguir algo en lo que creemos y merece la pena”. Para Marta Noguer, delegada de Ventas de Retail, “después de participar en el programa “WeStart”, todos sentimos que somos capaces de cualquier cosa. Personalmente pienso que jamás se debe desaprovechar una idea, que por pequeña que parezca, de ella puede salir un gran proyecto y debe compartirse con el resto”.

Perfil del intraemprendedor: varón de 40 años con estudios universitarios

Según el informe “Emprendimiento Corporativo en España: Gacelas y Elefantes bailan sin pisarse”, del Centro Internacional Santander Emprendimiento, el perfil mayoritario del intraemprendedor en nuestro país es el de un varón (65%) en torno a los 40 años, que posee estudios universitarios (62%), con un alto nivel de ingresos (80%) y que ha recibido alguna formación o capacitación vinculada con el desarrollo de iniciativas emprendedoras (55%). Además, el estudio concluye que el 53% de las personas involucradas en emprendimiento corporativo opina que emprender es una buena opción profesional. En la misma línea, el 47% considera que los emprendedores gozan de una buena consideración en la sociedad y el 50%, que los medios de comunicación prestan suficiente atención a los casos de éxito empresarial.

Además, para el profesor de Innovación y Entrepreneurship de ESADE, Joan Riera, existen una serie de rasgos comunes que definen a los intraemprendedores: “Son personas muy optimistas, que tienen cierto espíritu de superación, les gusta competir, son muy inquietos, curiosos y muy trabajadores porque un elemento fundamental de los intraemprendedores es la pasión y la ilusión que tienen con el proyecto”. No obstan-te, para retener este talento en la organización es imprescindible que la organización ponga herramientas a su alcance para vehicular sus inquietudes y que exista una cultura que fomente reconocimiento.

En este punto, Riera asegura que, aunque la retribución económica puede importar al intraemprendedor, el factor más decisivo es la visibilidad. “El hecho de tener visibilidad es lo que te permite, sobre todo en organizaciones muy grandes, tener la posibilidad de presentar tu proyecto ante el Comité de Dirección”. Y añade: “Al final estos perfiles son muy apreciados por la Dirección porque serán los futuros líderes de la organización”.

Pero además del intraemprendimiento, otra fórmula por la que apuestan las compañías es la innovación abierta u Open Innovation, un término acuñado por Henry Chesbrough con el que se propone una nueva estrategia de innovación mediante la cual las empresas van más allá de sus límites y desarrollan la cooperación con organizaciones o profesionales externos. De esta forma se combina know-how interno y externo para sacar adelante los proyectos de estrategia y de I+D.

Un claro exponente en innovación abierta lo encontramos en Telefónica con el lanzamiento de Telefónica Open Future. Se trata de una plataforma global diseñada para conectar a emprendedores, start-ups, inversores y socios públicos y privados de todo el mundo para captar oportunidades de innovación y de negocio. Su objetivo es apoyar al talento en todas sus etapas de crecimiento mediante un modelo integral de aceleración y de conexión con organizaciones, inversores y empresas.

El programa integra todas las iniciativas de innovación abierta, emprendimiento e inversión del grupo Telefónica (Think Big, Talentum Startups, Crowdworking, Wayra, Fondos de inversión Amérigo, Fondos corporativos Telefónica Ventures) mediante una red global que se abre a la incorporación de socios externos que quieran desarrollar sus propias estrategias de emprendimiento e inversión, y conectarlas con grandes empresas. Hasta la fecha se han recibido más de 54.000 propuestas y se ha invertido en más de 783 start-ups habiendo acelerado en total más de 1.700. Telefónica Open Future tiene presencia en 17 países y junto con sus socios ha comprometido más de 425 millones de euros para inversión desde 2011.

También apuesta por esta fórmula la farmacéutica Lilly que, desde hace dos años, desarrolla el proyecto “Emprende inHealth”, un programa de apoyo al emprendimiento social en el sector de la salud basado en el concepto de ‘valor compartido’. Es decir, “los empleados de Lilly apoyan a start-ups ofreciéndoles su experiencia y su know-how, mientras que el propio hecho de relacionarse con estos emprendedores genera en ellos una actitud más creativa e innovadora a la hora de enfrentarse a sus retos. Descubren, asimismo, otras formas de trabajar, lo que favorece la transformación de la empresa en un lugar más abierto y dinámico”, explica Teresa Millán, directora de Asuntos Corporativos de Lilly. Con el desarrollo de este programa, se dota a seis emprendedores con ideas innovadoras con formación, asesoramiento, mentoring y networking por parte de empleados voluntarios de Lilly durante un periodo de diez meses. Adicionalmente, la compañía aporta un capital semilla de 5.000 euros a cada proyecto para convertir las iniciativas en un negocio sostenible.

Accede al reportaje completo descargándote el PDF adjunto

Descarga el reportaje completo de Talent Street

DEJA TU COMENTARIO:





ENVIAR NOTICIA:




VISUAL COMPANIES

Conoce las mejores empresas en las que trabajar.

Tecnocom
MC MUTUAL
PeopleMatters
Gas Natural Fenosa
Endesa
Randstad
Adecco
Lilly
Aegon
Vodafone
CGI
Maxxium España
Hays
OCU
Lidl
Liberty Seguros
Affinity
LG Electronics
Generali
Prosegur
Bayer
Alten
Nationale-Nederlanden
Kiabi