Beneficios de trabajar fuera de la zona de confort

28/03/2018 · A menudo, los expertos en recursos humanos suelen aconsejar al talento que salgan de su zona de confort para dar un impulso a su carrera y poder cumplir con sus aspiraciones o ambiciones profesionales. Este proceso implica ponerse en un lugar que no resulta cómodo, bien por su desconocimiento o por su dificultad, para así enfrentarse a un reto que, no obstante, incentiva la motivación laboral.

Tal y como publica el diario Cinco Días en un artículo, la llamada zona de confort es un “estado mental” donde la persona se mantiene cómoda y, por consiguiente, poco activa ante una situación que no le supone ningún reto personal. Se trata, por tanto, de una actitud pasiva que, llevada al ámbito profesional, impide que la persona alcance su máximo rendimiento y cumpla así sus aspiraciones profesionales.

Según se recoge en el artículo, y en palabras de Jesús Rodríguez, presidente de la International Coach Federation en España, la zona de confort está compuesta por “todo aquello que nos hace sentirnos cómodos y bien”, así como “de lo razonable, de lo que se espera que hagamos”.

En este punto, se plantea una duda y es que, ahora que parece el bienestar laboral una tendencia clara en muchas empresas, ¿puede ser éste elemento un obstáculo para el avance laboral? Según Rodríguez, el área de confort “no es algo negativo, pero sí limitante”, dado que impide que la persona pueda aprender o explorar otros caminos que requieren de esfuerzo, proyectándose así profesionalmente hacia otros puestos y nuevas responsabilidades.

Por su parte, Alfonso Alcántara, conferenciante y creador de la web Yoriento.com, explica al diario Cinco Días que el término confort ha pasado a identificarse como indolencia o inercia, y a utilizarse como “arma arrojadiza contra los trabajadores”. En esta línea, reivindica una concepción positiva del concepto, describiendo al confort como una zona donde se está “motivado” y no “cómodo”, una tarea que, por otro lado, indica que debe ser impulsada por los líderes, quienes deben “definir contextos y objetivos donde la gente se sienta satisfecha”.

“En el área de bienestar no estás cuando te sientes acomodado, sino cuando tienes motivos para hacer tu trabajo”, añade Alcántara. De este modo, explica cómo el bienestar incide en la satisfacción y no el conformismo.

Finalmente, consultada por el medio, la profesora de dirección de personas en las organizaciones del IESE, Mireia Las Hera, apunta: “La idea de salir de la zona de confort parece fácil. Pero si quien la difunde no la baja a la realidad, es una insensatez. Los cambios radicales no son factibles y no son aconsejables”.

“Si un profesional tiene que acometer cambios, o reinventarse, pasa de una situación donde era efectivo a otra donde tiene que volver a serlo. Es una transición de una zona de confort a otra”, añade al respecto Alcántara. En este sentido, recalca la idea de que, al salir de dicha zona, éste proceso no se convierta en un pretexto para infundir más estrés y ansiedad al profesional por no conseguir los mismos resultados que obtenía cuando se desempeñaban dentro de ella.

“Cuando tomas conciencia de los pensamientos que te bloquean y los superas, la limitación se convierte en una mayor confianza, te sientes capacitado para hacer más cosas donde puedas seguir sintiéndote cómodo”, termina, por su parte, Jesús Rodríguez, haciendo así referencia al beneficio que confiere esta actitud a los profesionales que se atreven a desarrollarla.

DEJA TU COMENTARIO:





ENVIAR NOTICIA:




VISUAL COMPANIES

Conoce las mejores empresas en las que trabajar.

Prosegur
CGI
Santalucía Seguros
Aegon
Randstad
Lidl
Leroy Merlin
Generali
OCU
Affinity
Vodafone
Bricomart
Naturgy
Maxxium España
Bayer
Nationale-Nederlanden
Sacyr
Kiabi
Vitaldent
Hays
LG Electronics
PeopleMatters
Endesa
Ineco
Securitas Direct
MC MUTUAL