Invertir en salud laboral mejora la rentabilidad de las empresas y la retención del talento

06/07/2018 · La salud y el bienestar de los profesionales es ya una prioridad para las empresas dada la repercusión que estos elementos tienen en la productividad laboral. Asimismo, las nuevas generaciones de trabajadores se muestran altamente interesadas por aquellos factores que impactan en el ambiente de trabajo y, por tanto, en su satisfacción laboral, lo que ha provocado que las empresas afinen sus propuestas de valor hacia dichos intereses, con el objetivo de mejorar su poder de atracción.

Las estrategias de Employer Branding cada vez se alejan más del foco económico para centrarse en otros elementos que, si bien aún siguen apareciendo –por orden de prioridad- por detrás del salario o los incentivos económicos, también comienzan a tener su protagonismo a la hora de presentar una propuesta atractiva para los candidatos a un puesto de trabajo, así como para impulsar la retención del talento dentro de las organizaciones.

En este sentido, invertir en salud laboral ha demostrado tener un efecto positivo, no sólo de cara a los profesionales, sino también en términos de rentabilidad empresarial. Así, contar con un plan saludable dirigido a fomentar el deporte, hábitos de vida saludables, reducir el tabaquismo o mejorar el bienestar emocional de los trabajadores, a través de la puesta en marcha de iniciativas que inciden en una mejora del equilibrio trabajo y vida o de la flexibilidad horaria y laboral, permiten reducir los niveles de absentismo, mejorar la productividad, la retención del talento y, por tanto, los beneficios que se obtienen de todos estos elementos.

Sin embargo, pese a los efectos positivos demostrados y tangibles que tiene invertir en salud en las empresas, y aunque en los últimos años se han producido grandes avances en cuanto a la implantación de políticas de salud y bienestar en el tejido empresarial, según Cigna, "todavía quedan muchas compañías pendietes de aplicar estos procedimientos y filosofía de gestión dentro de su ámbito laboral".

Así lo avalan, de hecho, los datos de su último estudio ‘Cigna 360 Wellbeing Survey’, donde se destaca que únicamente el 35% de los empleados dispone de un plan de salud y bienestar en la entidad en la que trabaja. Algo que, sin duda, impacta en la percepción que talento adquiere de las empresas, pues según destacan desde la aseguradora experta en salud, "ofrecer un entorno laboral atractivo y participativo permite un pleno desarrollo a todos sus integrantes, tanto a nivel personal como profesional".

En esta línea, para conseguirlo, los expertos de Cigna recomiendan "implantar programas de gestión integral de Recursos Humanos, cuya flexibilidad permita adaptarse a los desafíos en salud de cada uno de los empleados". "Solo así se logrará retener talento y sacar el máximo partido al potencial y valor de cada uno de ellos", puntualizan.

De este modo, y a partir de su compromiso con la creación de espacios de trabajo saludables, la directora de Recursos Humanos de Cigna, Ana Romeo, participará como jurado en la V edición del Premio Salud y Empresa. Tal y como ella misma subraya, “los empleados son el principal valor de una compañía y quienes logran los verdaderos éxitos. Por ello, es de vital importancia atender a todas sus necesidades individuales, siendo la salud la más importante”.

DEJA TU COMENTARIO:





ENVIAR NOTICIA:




VISUAL COMPANIES

Conoce las mejores empresas en las que trabajar.

Generali
Aegon
CGI
PeopleMatters
Endesa
Liberty Seguros
Alten
Prosegur
Randstad
Bayer
Adecco
OCU
Hays
Vodafone
MC MUTUAL
Naturgy
Affinity
Kiabi
Maxxium España
Lilly
Nationale-Nederlanden
Lidl
LG Electronics