Cómo lograr un equipo de alto rendimiento

02/04/2019 · En un momento en el que el desarrollo tecnológico está acelerando los ritmos de trabajo en las empresas, las organizaciones han comenzado a necesitar equipos de alto rendimiento, que sepan responder con agilidad a los desafíos que el nuevo contexto empresarial trae consigo, así como enfrentar los retos que supone la transformación digital que están acometiendo los líderes para mejorar la adaptación del propio negocio. Pero ¿qué características definen a este tipo de equipos y cómo lograr configurarlos dentro de las compañías? Up SPAIN, empresa especializada en la gestión de beneficios sociales, lo ha revelado.

Contar con un grupo de profesionales que en corto plazo de tiempo sean capaces de presentar los mejores resultados posibles se ha convertido en una de las prioridades de muchas organizaciones hoy día. De hecho, los equipos de alto rendimiento suelen encontrarse en grandes compañías que, a menudo, encabezan las distintas listas que anualmente son publicadas por distintos organismos que identifican desde las mejores empresas para trabajar, hasta aquellas que mejores resultados han registrado en el último año. En este sentido, por lo general, son las tecnológicas las que suelen ocupar los primeros puestos en estos rankings, aunque cada vez aparecen representados en ellos empresas de todos los sectores. ¿Pero qué características definen a este tipo de equipos? Según los expertos de Up SPAIN son seis las características que los distinguen.

  • Claridad en los objetivos marcados y los retos a superar

Los miembros de estos grupos de trabajo son conscientes de cuáles son las metas a alcanzar desde el primer momento en el que se implican en un proyecto o tarea. Esto es fundamental para que, después, la planificación de tareas y la priorización de los asuntos claves dentro del proyecto sea eficiente, evitando así una pérdida de un tiempo que puede ser necesario para detectar fallos y errores y corregirlos a tiempo.

En este caso, la comunicación juega un papel importante, pues debe ser clara, concisa y fluida ya no solo entre los miembros del equipo, si no con sus responsables y todo el resto de agentes implicados para tener la máxima información posible.

  • Capacidad para operar con libertad. Evitar el micromanagement

Ligado al punto anterior, la autonomía es otra de esas características que tienen estos equipos que necesitan ser funcionales para que, como explican desde Up SPAIN, puedan ir poniendo en marcha las distintas acciones que son necesarias para el éxito de la operación, proyecto y/o tarea.

En sentido, la confianza que el líder deposita en ellos es clave para que puedan actuar con autonomía y tomar las decisiones que sean necesarias, ganado así agilidad en el trabajo. Además, en este punto es importante que los roles de cada profesionales estén definidos, siendo fácilmente identificables quién es el responsable de cada decisión, éxito o error.

  • Definición de la rutina de trabajo y su alineación con los valores de la organización

Ahora más que nunca, los resultados que se busca en los profesionales, ligados al negocio, deben estar imbuidos de la cultura que la organización quiere y necesita transmitir, a sus públicos objetivos, ya sean clientes o talento que desea atraer. Por ello, es importante que los equipos de trabajo sean conocedores de los valores que conforman a la organización, que los compartan y trabajen en línea con ellos. De este modo, el resultado de un proyecto será coherente con la imagen que proyecta la empresa al exterior.

Asimismo, la definición de unas pautas de trabajo claras ayudarán a que el equipo logre la tan ansiada agilidad en el trabajo, logrando no solo que los objetivos se alcancen con mayor rapidez, sino también que impulsen su aprendizaje y registren una menor resistencia a los cambios, lo que a su vez permite una mayor rapidez de transformación, el caso de ser el objetivo de la acción a desarrollar.

  • Motivación por la meta a alcanzar

Otro de los elementos que definen a estos equipos de alto rendimiento es la implicación que manifiestan tener con los desafíos que la empresa les plantea. Para ello, los profesionales deben estar motivados no solo con el proyecto o tarea de la que se van a encargar, sino también con la organización en sí, especialmente cuando el trabajo implica un alto nivel de estrés.

En este sentido, desde Up SPAIN aconsejan invertir en la creación de espacios de trabajo que incidan en un incremento del bienestar laboral, procurando que todas las necesidades que los profesionales manifiestan tener hoy día -muchas de ellas ligadas a una remuneración justa y adecuada a sus responsabilidades, un mayor equilibrio entre trabajo y vida, lo que implica invertir en flexibilidad y medidas de conciliación laboral, y poder optar a opciones de desarrollo y promoción- estén cubiertas a través de planes de beneficios sociales, para así mejorar la retención de dicho talento en la empresa, así como su compromiso.

  • Implicación de todos los miembros en el proceso

El alto rendimiento y productividad solo se alcanza cuando el compromiso es individual pero los integrantes del equipo tienen una visión global. El sentimiento de pertenecer a un equipo, de ser valorado y de luchar conjuntamente por un objetivo, hacen que los trabajadores estén motivados, favorecerá que trabajen más contentos y, por lo tanto, de manera más eficiente.

DEJA TU COMENTARIO:





ENVIAR NOTICIA:




VISUAL COMPANIES

Conoce las mejores empresas en las que trabajar.

Lidl
Randstad
Lilly
OCU
Sacyr
MC MUTUAL
Santalucía Seguros
PeopleMatters
Hays
LG Electronics
Naturgy
Endesa
Nationale-Nederlanden
Bayer
Vodafone
Generali
Prosegur
Vitaldent
Securitas Direct
Maxxium España
Aegon
CGI
Alten
Kiabi
Leroy Merlin
Affinity