Los 4 errores más comunes a la hora de dar feedback

03/05/2019 · La comunicación es ahora más importante que nunca, pese a que ahora se lleva a cabo a través de distintos canales y fórmulas que van más allá del formato tradicional presencial. De este modo, el feedback que empresa y trabajadores establecen se ha vuelto un proceso vital a la hora de retener al talento, conocer el estado de la cultura de la empresa y dar a conocer la propuesta de valor de la organización, entre otras cuestiones.

Según explica Shelley Osborne, jefa de desarrollo en Udemy, plataforma de aprendizaje en línea, en un artículo publicado en Fast Company, la comunicación bidireccional que las empresas establecen con el talento interno y externo es tan útil, en la medida que permite identificar posibles errores y conocer la percepción que se tiene de la empresa, dentro y fuera de ella, como peligrosa.

En este sentido, la experta alega que el feedback o la retroalimentación es “valiosa y necesaria” cuando dicha comunicación se hace de manera estratégica, coherente y clara. Sin embargo, reconoce que cuando la gestión que se hace del proceso comunicativo y de los mensajes que se buscan transmitir falla, la repercusión negativa puede llegar a afectar a la reputación de la empresa y a su marca empleadora. Por ello, Osborne repasa en el artículo los principales errores que se suelen cometer:

  1. Falta de intención en los mensajes. Además del riesgo que supone no explicar qué se hace mal en un trabajo y los posibles caminos de mejora, la experta destaca el papel vital que tiene “la intención positiva”, es decir, destacar los resultados y aspectos positivos de los profesionales, a modo de refuerzo de su identidad dentro de la organización y, por tanto, de su sentimiento de pertenencia. Al respecto destaca la importancia de la empatía y de demostrar un auténtico interés por su trabajo.

  2. Falta de apoyo y refuerzo. Otro error común es impedir que los profesionales se sientan acompañados, algo en lo que la comunicación juega un papel principal y que demandan principalmente los millennials. De esta forma, el trato cercano con los líderes se posiciona como un elemento clave para la retención del talento y su pleno desarrollo dentro de la organización, dado que es lo que permite incentivar su motivación y ganas por presentar mejores resultados, cuando esta cuestión se liga al reconocimiento.

  3. Falta de apertura. Osborne también habla de la importancia de que los empleadores cultiven “un entorno de trabajo donde sea seguro hablar abiertamente sobre los errores, y donde los comentarios sean útiles tanto para el receptor como el emisor”. En este caso, la experta vuelve a destacar en los efectos que tiene optar por una perspectiva positiva a la hora de comentar y corregir errores que se han cometido.

  4. Falta de formación en habilidades comunicativas. El desarrollo de la mentalidad correcta es una de las vías que poco a poco se han ido instalando en las organizaciones como un apartado más en el que invertir. De hecho, este tipo de habilidades han comenzado a demandarse en muchas ofertas de empleo, así como a mejorarse de manera interna a través de cursos y de talleres que permiten que en la empresa se lleve a cabo una comunicación sana y efectiva que permita la mejora continua.

DEJA TU COMENTARIO:





ENVIAR NOTICIA:




VISUAL COMPANIES

Conoce las mejores empresas en las que trabajar.

Aegon
Leroy Merlin
PeopleMatters
Naturgy
Randstad
Maxxium España
Kiabi
Bayer
Sacyr
Endesa
Nationale-Nederlanden
Affinity
LG Electronics
Hays
Vitaldent
Prosegur
Generali
CGI
Bricomart
Lidl
Securitas Direct
Vodafone
MC MUTUAL
OCU
Alten
Santalucía Seguros