4 fórmulas para atraer y retener el talento universitario

14/05/2019 · Con motivo del Día Internacional del Becario, el cual tuvo lugar el pasado 8 de mayo, Up SPAIN ha dado a conocer qué pueden hacer las empresas para retener el talento en sus organizaciones. Y es que en esta era digital, donde la competencia en el mercado se hace cada vez más fuerte y donde las trasformaciones que están llevando a cabo las organizaciones para adaptarse a los nuevos ritmos de trabajo, requieren de perfiles profesionales altamente demandados, la ‘guerra’ por el talento es cada vez más visible en multitud de sectores.

Según datos publicados por el Servicio Público de Empleo Estatal, en España hay 70.000 becarios. No obstante, solo 3 de cada 10 estudiantes en prácticas acaban siendo contratados en las empresas. Esto puede deberse a diversos factores. Según la segunda edición del informe ‘Aprendices, becarios y trabajo precario’, publicado por Comisiones Obreras, el “laberinto normativo” que supone la contratación de los becarios, pone las cosas difíciles a las empresas a la hora de integrar a los estudiantes en prácticas en sus plantillas.

Además, como dice el refranero español, “hecha la ley, hecha la trampa” y algunas organizaciones emplean estas lagunas legales que existen a la hora de determinar la formula en la que trabajan estos jóvenes profesionales, para caer en lo que ya está determinado como un delito por la legislación española: ‘los falsos becarios', es decir, aquellos que ejecutan una tarea en la empresa, como si fuera un trabajador más, sin tener en cuenta si sus horarios son o no compatibles con sus estudios, sin mentor o formación de ningún tipo e, incluso, sin remuneración alguna, la cual debería fijarse en el convenio exclusivo que la compañía establece con la institución educativa que proporciona las prácticas a los alumnos.

Por ello, además de perseguir estas malas prácticas, las organizaciones sindicales, empresariales y el Gobierno firmaron, en 2011, un acuerdo de diálogo social para la reforma de la Seguridad Social, dirigida a reducir la precariedad laboral a la que se ven sometidos los jóvenes españoles, garantizando su cotización en el sistema, durante el tiempo que se participa en un programa de formación vinculado a estudios universitarios o de formación profesional que incluya prácticas, siempre que esté financiado por cualquier entidad u organismo público y que comporte una contraprestación económica. Lo cual no deja muy satisfechos a los sindicatos y organizaciones estudiantiles, dado que parece que la reforma invita a no retribuir al talento. Una medida por la que invitan a apostar desde Up SPAIN, empresa experta en beneficios sociales para empleados, desde diversas perspectivas.

Según explican, la retribución económica ha comenzado a quedar en un segundo plano, a favor de otras ventajas que sí escalan posiciones en la escala de valores de los jóvenes. De hecho, son estas opciones las grandes demandadas por los millennials y por la Generación Z. En este sentido, los expertos aconsejan invertir en cuatro medidas que, lejos de suponer una gran inversión para las empresas, implican una mayor retención de un talento que será clave en el futuro, dado que solo la Generación Y representará el 75% de la fuerza de trabajo para 2025.

  1. Formación y planes de carrera. Una de las grandes demandas que los jóvenes tienen, es la obtención de formación práctica en la empresa. De ahí que la búsqueda de tutores o mentores sea clave, así como el tipo de relación que establecen con la alta directiva. En este sentido, Up SPAIN recuerda la importancia de crear planes o acciones específicas dirigidas a los becarios, de forma que se les traslade la preocupación que la compañía tiene por el desarrollo de sus profesionales y la mejora de esas habilidades que serán críticas en el futuro.

  2. Promoción y ascenso en la empresa. Ligado al punto anterior, también es clave dar a conocer qué opciones tendrá ese talento, si es que la compañía decide ofrecerle un contrato laboral, tras finalizar el periodo de prácticas y su formación. Deben saber, por tanto, a qué puestos pueden aspirar, quiénes son los componentes claves de los equipos de trabajo, los proyectos futuros en los que se implicará la compañía y las iniciativas que pondrá en marcha, que podrían activar su interés y motivación por querer trabajar en la compañía en un largo plazo, especialmente dados los elevados índices de rotación que, de media, registran las jóvenes generaciones en las empresas.

  3. Beneficios sociales. Las ayudas al transporte son bien vistas por los estudiantes en prácticas que no reciben remuneración alguna por su labor en las empresas. Es una forma de facilitar su desplazamiento sin que suponga un gasto. Además, al tratarse de una medida que muchas compañías ya tienen incorporada para su plantilla fija, no supone un gasto extraordinario. De ahí que desde Up SPAIN aconsejen dar a conocer qué plan de beneficios tiene la empresa para sus empleados y facilitar los servicios ofertados a los becarios, para así retener a su talento o, al menos, mejorar o reforzar su la reputación de su marca empleadora, una vez estos abandonen la organización.

  4. Flexibilidad laboral. Otras de las opciones que más interés despierta en el talento se vinculan a aquellas medidas que permiten aumentar sus opciones para conciliar tiempo de trabajo y vida. Por ello, la flexibilidad laboral que aporta el teletrabajo se encuentra entre las demandas más claras de unos millennials que, no obstante, deberán enfrentarse a las limitaciones que el registro horario podría traer consigo, como consecuencia de la nueva normativa que ya ha entrado en vigor.

DEJA TU COMENTARIO:





ENVIAR NOTICIA:




VISUAL COMPANIES

Conoce las mejores empresas en las que trabajar.

Vodafone
Prosegur
CGI
Adecco
Lidl
Lilly
MC MUTUAL
Securitas Direct
Alten
PeopleMatters
Nationale-Nederlanden
OCU
Sacyr
Hays
LG Electronics
Aegon
Affinity
Bayer
Kiabi
Generali
Santalucía Seguros
Endesa
Maxxium España
Randstad
Naturgy