La transformación digital requiere que la formación se reinvente de forma constante

15/07/2019 · La transformación digital que asola a empresas y sociedades enteras está poniendo las cosas difíciles a las instituciones formativas, responsables de proporcionar ese talento que necesitan las organizaciones públicas y privadas para lograr superar con éxitos los retos que la revolución 4.0 está trayendo consigo. Sin embargo, los expertos coinciden en que es precisamente la formación –aunque más allá de los conocimientos técnicos- la única de solucionar la brecha de talento del mercado laboral.

Según un artículo publicado por el diario El País, la digitalización “atropella al mundo académico y al profesional”, que no acaban de dar el “cambio total”, de raíz, que la llamada revolución 4.0 exige. ¿El motivo principal? Según el medio, la falta de sincronía con la transición digital, especialmente en el ámbito formativo y laboral. De este modo, el artículo destaca la importancia del acompañamiento –tanto de los estudiantes como de los empleados- a lo largo de toda la carrera, al tiempo que se insta a las empresas a ser más flexibles y ágiles con los cambios.

“Todos deben detectar y potenciar las habilidades genuinamente humanas ante la automatización de casi todos los sectores. Solo así, los puestos que se anuncian como nuevos y demandados podrán consolidarse y sumar al resto de profesiones en transformación”, señala El País, que también se hace eco de una de las recomendaciones que recientemente lanzaba el Foro Económico Mundial (World Economic Forum – WEF): valorar si todos los oficios y profesiones son susceptibles de ser automatizadas y en qué grado, como primer paso para preparar un plan de transformación.

De este modo, se coincide en la idea de la importancia de “repensar cada elemento del negocio” y cómo se debe operar, teniendo en cuenta los nuevos talentos y habilidades que se necesitan incorporar. También se destaca la necesidad de ser más ágiles organizativamente y de acompañar a los profesionales en su camino hacia la formación continua, de por vida. “La transformación 4.0 no puede ser una inversión en nuevas tecnologías y puestos, sino repensar todo y buscar nuevas formas de atraer y retener talento”, explican desde la WEF.

Consultado por esta cuestión, Juan José Juárez, orientador en la Fundación Bertelsmann, afirma al diario El País que “la transformación digital cambia profesiones y formas de trabajar”, dando lugar a nuevos perfiles como los knowmads, “que adquieren conocimiento continuamente, mientras cambia de tarea y proyecto en busca de nuevos retos”. Y añade: “Son trabajadores de altísimo nivel que llegaron huyendo de la precariedad laboral, pero evolucionaron y ahora son profesionales más completos. No entienden el sistema y lo trascienden”.

También comienzan a ser claves profesiones ligadas a la ciberseguridad y la programación. Al respecto, la consultora Pilar Rojo y Fernando Ballester, director global de Yeeply, coinciden en destacar que estos perfiles son los que están pudiendo exigir “conciliación, flexibilidad, trabajar desde donde quieran, obligando a las empresas a cambiar su filosofía de trabajo”.

Por otro lado, el World Economic Forum incide el cada vez mayor peso que están adquiriendo soft skills como “la originalidad, el pensamiento crítico, la iniciativa junto al liderazgo, la comunicación y la colaboración”, coincidiendo así con una de las conclusiones de un reciente informe publicado por LinkedIn, donde se destaca que “la mejor inversión que se puede hacer ante este panorama es en las habilidades que te hacen único, que te identificarán en un rol único en tu equipo y que un robot no puede copiar”. Y añade a la lista la creatividad, la persuasión, la colaboración, la resiliencia y la gestión del tiempo.

Finalmente, Nick Van Dam, experto en liderazgo y director de innovación educativa de IE University (Instituto de Empresa), cierra el artículo de El País indicando que, aunque “la tecnología ya está integrada en todos los trabajos y esto no va a cambiar”, las competencias que se necesitarán para “coger ventaja en el cambiante panorama laboral”, son “aquellas en las que las máquinas no son efectivas”. Por ello, destaca que la actualización contante no solo es una obligación para los profesionales, sino también en el ámbito formativo, donde aconseja incluir profesores en activo y no solo “maestros de doctorado”. “Todos deben reaccionar y transformarse”, concluye.

DEJA TU COMENTARIO:





ENVIAR NOTICIA:




VISUAL COMPANIES

Conoce las mejores empresas en las que trabajar.

Vodafone
MC MUTUAL
Maxxium España
Aegon
OCU
Generali
CGI
Affinity
Leroy Merlin
LG Electronics
Nationale-Nederlanden
Kiabi
Alten
Prosegur
Hays
Securitas Direct
Randstad
Sacyr
Endesa
Lidl
Bricomart
Naturgy
PeopleMatters
Bayer
Vitaldent
Santalucía Seguros