Las competencias más valoradas en un buen líder

03/12/2019 · Un buen líder es aquél que inspira a las personas de su entorno, y les hace sentir importantes. No existe una fórmula mágica o un manual de instrucciones para convertirse en el mejor jefe, pero sí que hay unas competencias clave que todo responsable tiene que desarrollar para poder impulsar el bienestar, el rendimiento y la productividad de su equipo.

Según Up Spain, empresa especializada en beneficios sociales para empleados, más que la formación, trayectoria o conocimientos técnicos, los atributos más valorados en un buen líder normalmente están asociados a las competencias blandas o soft skills como la empatía, las habilidades comunicativas, o la gestión de equipos, entre otros.

1. Ponerse en el lugar del otro

El mejor líder tiene que ser una persona empática, es decir, ha de saber ponerse los zapatos del otro, pero sin llevárselos puestos. Esta situación no implica que pierda el foco de sus propios intereses, sino que le capacita para conectar con las inquietudes de la otra persona.

Para ello, la capacidad de escucha es fundamental. Si se está en presencia de un empleado, requiere evitar distracciones como el correo electrónico o las llamadas, y hacer sentir al interlocutor como su prioridad. La confianza se apoya en hechos, que no en palabras bonitas.

Por eso, tener una buena presencia pasa por estar presente sin perder de vista los propios objetivos. Así de sencillo.

2. Comunicar con transparencia y visión

El segundo paso, según Up SPAIN, es mejorar nuestras habilidades de comunicación.

No solo hay que saber escuchar, también debemos usar un tono de voz adecuado para dirigirnos a los demás. Subir el tono en exceso, o al contrario, hablar para uno mismo y no para los demás solo hace que poner barreras entre el líder y su equipo.

Tampoco es bueno ni efectivo interrumpir constantemente para demostrar que se sabe más que nadie. Debemos escuchar los comentarios de los demás con respeto y con serenidad, aunque no nos gusten o estemos en contra. Este es el motivo por el que algunas compañías están imponiendo unas reglas de comunicación sencillas durante las reuniones para evitar interrupciones o acaparar en exceso el tiempo de exposición.

3. Gestionar la diversidad

Una de las tareas clave de un responsable de equipo es saber identificar y sobre todo fidelizar al mejor talento, para poder liderar personas motivadas y con un alto rendimiento. ¿Cómo? Dedicando el tiempo suficiente a revisar perfiles, conversar con cada miembro del equipo para comunicar funciones, y sobre todo, evaluar su grado de satisfacción con su puesto.

Eso también implica darle la importancia que se merece a las reuniones de evaluación del desempeño, y poder dar y recibir feedback periódicamente, entre otras muchas tareas.

4. Potenciar el salario emocional

Además del salario económico, hay muchos otros aspectos que pueden mejorar las condiciones de los empleados, sin que a la vez supongan un coste para la compañía. En este punto, nos cuentan desde Up SPAIN, apostar por los beneficios sociales puede ser la mejor estrategia para que un buen líder se rodee de equipos de personas productivas y felices.

Aquí puedes consultar algunos ejemplos

DEJA TU COMENTARIO:





ENVIAR NOTICIA:




VISUAL COMPANIES

Conoce las mejores empresas en las que trabajar.

Vodafone
Hays
Endesa
Aegon
Sacyr
Vitaldent
Leroy Merlin
Naturgy
Nationale-Nederlanden
Securitas Direct
Randstad
Prosegur
Generali
Maxxium España
Lilly
Alten
Bayer
OCU
Lidl
Affinity
MC MUTUAL
CGI
LG Electronics
PeopleMatters
Kiabi
Santalucía Seguros