Cómo potenciar las fortalezas de tus colaboradores

08/07/2020 · ¿Qué define el éxito en una compañía? Esta es la pregunta a la que tratan de dar respuesta muchas organizaciones, especialmente en tiempos convulsos como el actual. De hecho, los expertos apuntan hacia un buen liderazgo y autoliderazgo, y hacia modelos de trabajo innovadores y ágiles que permita cubrir las nuevas necesidades del talento y de los potenciales clientes. Sin embargo, ambos elementos tienen una misma raíz, las personas y sus fortalezas como profesionales puestas al servicio de un mismo objetivo.

El éxito empresarial se asienta en diversas variables, pero lo que está fuera de cuestión es que lo que permite superar los retos que van surgiendo durante el camino, así como cumplir con los objetivos marcados, es contar con un equipo unido, fuerte y alineado con los intereses de la compañía, trabaje de forma remota o presencial. Todo ello debe estar acompañado de una cultura de trabajo que apoye el esfuerzo de la compañía por respaldar las fortalezas del equipo, desde la cúpula hasta la base.

En este sentido, Gallup nos habla de una cultura de trabajo que “se centra en el crecimiento y en la mejora continua, dos elementos claves que garantizan la competitividad empresarial. Sus expertos inciden en el giro que proporciona esta forma de trabajar, sobre otra más clásica o tradicional. De esta manera, la gestión de personas se centra más en el propósito de la empresa que en la obtención de un elevado sueldo.

Las personas quieren un trabajo que sea significativo para ellos”, indican. Esto se vincula directamente con la idea de que el profesional sea consciente en qué posición, dentro de la empresa, supone un valor clave, para después “conectarse con el propósito” de la misma.

Asimismo, frente a la satisfacción laboral, esta nueva manera de gestionar personas se dirige más al desarrollo del talento de los trabajadores, siendo así identificados sus puntos fuertes para, tras ello, ponerlos al servicio de la compañía. De cara al empleado, aunque existen ventajas que son un ‘plus’, el hecho de que la organización respalde su propio avance profesional hace que su vinculación se refuerce.

Un coach que acompaña, más que un jefe

Por otro lado, en clave de liderazgo, Gallup habla de la importancia de ser un entrenador, más que un jefe. De este modo, se apunta a la idea de que son los responsables del negocio los encargados de guiar a los empleados a través de sus fortalezas, siendo –al mismo tiempo- valorados como personas y empleados.

Dentro de este proceso, además, es importante mantener un diálogo abierto, constante y alejado de las clásicas evaluaciones de desempeño, donde con una periodicidad trimestralse intercambian comentarios acerca del nivel de satisfacción del trabajador con la empresa, su desarrollo, plan de carrera etc. “La gente quiere comentarios constantes y discusiones genuinas, y no una reunión única y unilateral”, destacan los expertos.

Finalmente, Gallup incide en la importancia de establecer relaciones auténticas, donde las conversaciones no solo versen sobre el día a día en el trabajo. Además, conocer las inquietudes de la fuerza de trabajo y la directiva permite reforzar el autoconocimiento mutuo, el entendimiento, la cercanía y, por ende, el sentimiento de pertenencia.

Por último, la investigación revela que los líderes más efectivos siempre están invirtiendo en mejorar sus fortalezas y también sus debilidades. Son personas que entienden que la forma en que se posicionan, desarrollan y empoderan a sus equipos marcará la diferencia en la cultura de su lugar de trabajo.

DEJA TU COMENTARIO:





ENVIAR NOTICIA:




VISUAL COMPANIES

Conoce las mejores empresas en las que trabajar.

Bayer
Kiabi
Lidl
PeopleMatters
Vodafone
Ineco
Endesa
Santalucía Seguros
Bricomart
Nationale-Nederlanden
CGI
Prosegur
Aegon
Affinity
Securitas Direct
Randstad
Sacyr
OCU
Naturgy
Leroy Merlin
Vitaldent
Maxxium España
Generali
MC MUTUAL
LG Electronics
Hays