Cómo implantar el teletrabajo de forma efectiva

06/04/2021 · El trabajo en remoto ha llegado para quedarse. Ahora bien, para que funcione requiere tanto de la disciplina de los empleados como de los recursos necesarios para llevar a cabo la función de cada uno. Unos recursos que la empresa debe proveer en cada momento.

Una de las primeras medidas que se tomaron ante la llegada del Covid19 fue la obligación de que todos aquellos empleados de todos aquellos sectores que pudieran llevar su trabajo en remoto adoptaran la fórmula del teletrabajo.

Por entonces se dictó como algo preventivo, si bien había empleados –pocos- que ya disfrutaban desde hacía tiempo de las ventajas de una modalidad laboral que respondía y responde de lleno a uno de los elementos que la fuerza laboral de nuestro país reclama desde hace tiempo: la flexibilidad.

El pasado mes de marzo, el Monitor Adecco de Oportunidades y Satisfacción en el Trabajo (II): la evolución del teletrabajo y el empleo a tiempo parcial durante la pandemia, ponía de manifiesto que, en el último año, las personas que teletrabajan en nuestro país se ha disparado un 74,5%.

En estos doce meses, los empleados que trabajan en remoto, aunque sea de manera parcial, han pasado de ser 1.660.000 a ser 2.820.000. Aunque solo representan un 14,5% de la población ocupada y que la media de nuestro país se sitúe por debajo de la media europea (21,5%), se trata de una modalidad que, si en los últimos años había alzado el vuelo tímidamente, la pandemia ha servido como espaldarazo final.

Poner límites

A grandes rasgos, teletrabajar significa desarrollar el trabajo de uno desde casa. A priori puede parecer muy apetecible eso de no madrugar tanto, o de empezar nuestra jornada laboral en pijama, pero si realmente queremos ser productivos estaremos incurriendo en un grave error. No debemos confundir la flexibilidad o autonomía que nos brinda el teletrabajo con el libertinaje de hacer lo que queramos en el momento que nos venga en gana.

Al contrario, llevar a cabo nuestro trabajo en casa requiere ser metódicos, ordenados y disciplinados. El hecho de no tener que fichar en la oficina no debe hacernos bajar la guardia. Es más, al permanecer la mayoría de tiempo en soledad, la motivación tiene que venir de nosotros mismos.

Para empezar, márcate un horario de inicio y fin de la jornada laboral y sé puntual a la hora de empezar y de terminar. Dúchate y vístete como si fueras al despacho: adecentarte te hará ponerte en situación de manera más rápida. Cabrá poner límites asimismo entre lo que son tareas de naturaleza profesional y que sí debes realizar durante el horario laboral y aquellas de naturaleza doméstica y que es mejor que aparques hasta la hora de plegar.

Los recursos, siempre a mano

La planificación y establecer un orden de prioridades también será clave a la hora de alcanzar nuestros objetivos. Además de gestionar tu e-mail y responder llamadas telefónicas, es recomendable que mantengas un contacto constante con clientes y proveedores: hazles saber que, aunque a distancia, sigues desarrollando tu función de forma impecable.

Para salvar la posible sensación de aislamiento que puede acarrear el hecho de no alternar con colegas y superiores en la oficina, es recomendable realizar videoreuniones de forma periódica. Esto es aplicable bien para fijar los objetivos, fases, reparto de tareas y seguimiento de un proyecto concreto, bien para llevar a cabo las evaluaciones de desempeño que, ahora en la distancia, son fundamentales para revisar la productividad de cada uno de los empleados del equipo.

8 de 10 líderes quieren facilitar el trabajo a distancia a sus empleados tras el fin de la crisis sanitaria

El entorno es asimismo clave. Debes habilitar un espacio que cuente con un escritorio y una silla de trabajo cuanto más ergonómica mejor. En la medida de lo posible, es recomendable que este espacio sea privado, esté alejado de posibles distracciones y lugares de paso y, por supuesto, esté bien iluminado.

También será necesario que el empleado cuente con los recursos necesarios (ordenador de sobremesa o portátil, Smartphone, software, acceso a los servidores donde se encuentran los archivos y herramientas corporativos, plataformas para llevar a cabo videoreuniones, etc.), unos recursos de los cuales debe proveer la empresa para asegurar un óptimo desarrollo del trabajo de cada uno de sus empleados.

Los empresarios, a favor

Ya en diciembre de 2020, Grupo Adecco también revelaba los resultados de su encuesta Workforce Transformation, en la que 8 de 10 líderes preguntados manifestaron su intención de facilitar el trabajo a distancia a sus empleados tras el fin de la crisis sanitaria, algo que ilustra el compromiso de los empresarios con las ventajas que éste ofrece para las partes.

Up Spain pone a disposición de todos aquellos que quieran hacer de esa intención una realidad de manera sencilla la plataforma UpTeletrabajo. Esta centraliza la gestión del material y servicios para el teletrabajo en un mismo portal. Soluciones de movilidad, mobiliario, tecnología y accesorios, etc. de los que proveer a los empleados de forma ágil y que para la empresa supone un ahorro en costes y tiempos de gestión.

DEJA TU COMENTARIO:





ENVIAR NOTICIA:




VISUAL COMPANIES

Conoce las mejores empresas en las que trabajar.

Santalucía Seguros
Lidl
Affinity
Hays
Securitas Direct
Randstad
MC MUTUAL
Aegon
Prosegur
Naturgy
Generali
Kiabi
Nationale-Nederlanden
PeopleMatters
LG Electronics
Leroy Merlin
CGI
Bricomart
Bayer
Donte Group
Ineco
OCU
Vodafone
Endesa