Cómo evitar los rumores y la desinformación en la toma de decisiones en la empresa

Paul Lewis,
Director editorial de la
FT|IE Corporate Learning Alliance

08/05/2018 · En 2015, Financial Times e IE Business School se unieron con el fin de ayudar a las organizaciones a desarrollar a sus líderes en todos sus niveles. De este modo nació la FT | IE Corporate Learning Alliance, dedicada a la creación de programas personalizados y dirigidos a mejorar las habilidades de los líderes y contribuir a que las empresas resuelvan sus desafíos operativos y estretégicos. Y es que tal y como defienden, "solo el aprendizaje continuo permite a las organizaciones estar a la altura de los retos que plantea el complejo y cambiante entorno competitivo actual, donde el desarrollo de capacidades de liderazgo en los equipos es fundamental". Paul Lewis, Director editorial de la FT|IE Corporate Learning Alliance, es uno de los encargados de impulsar el cambio y, en éste artículo, ahonda en las claves que permiten lograr que la toma de decisiones sea más eficiente, rigurosa y alejada de los rumores y la desinformación. Para ello, quien también fuera editor en otros medios como The Wall Steet Journal o en The Economista, aporta una guía con seis consejos para lograr dicho objetivo.

Muchas veces, sobre todo cuando tenemos un puesto de responsabilidad en una empresa, tomamos decisiones que afectan a mucha gente. Para ello, buscamos datos que sustenten nuestra decisión. Pero, inevitablemente, siempre hay una tentación de buscar solo – o hacer caso únicamente – a informaciones que están en línea con lo que nosotros ya pensábamos. En la época de las fake news y el ruido informativo, ¿cómo podemos garantizar que la información que recibimos de nuestro entorno nos sirve para tomar buenas decisiones, y no todo lo contrario? Haciéndonos una serie de preguntas muy sencillas, podemos asegurarnos de que nuestro análisis sea racional, razonable y riguroso.

El economista Tim Harford ya trató en su momento de simplificar esta tarea, elaborando seis puntos de guía “que caben en una tarjeta”. Estos puntos hacen reflexionar al directivo acerca de sus propios sentimientos (¿estoy a la defensiva? ¿estoy enfadado? ¿me estoy dejando llevar por el triunfalismo) y acerca del contexto de los hechos. Asimismo, insta al lector a poner la situación en perspectiva (tamaño, historia, importancia) y a aceptar la imprecisión. Por último, le anima a ser curioso.

Estos puntos han ayudado a mucha gente a contextualizar la información recibida para evitar sesgos.

Nosotros proponemos una guía con otros seis puntos para ayudarnos a identificar fuentes fiables de información que nos ayuden a limitar el ruido y la desinformación a la hora de tomar decisiones:

1. Cuestiona tu fuente de información

No des por hecho que algo es válido porque lo sabe todo el mundo. Si la información viene de un colega, un familiar, un amigo en el bar, pregunta: ¿de dónde has sacado la información? Sigue investigando. De la misma manera, si tienes los mismos puntos de vista y creencias desde que eras adolescente y no puedes recordar la fuente, puede que haya llegado la hora de cuestionarlos.

2. Busca opiniones contrarias a lo que tú piensas como disciplina intelectual

Aunque no sea una tarea especialmente agradable, pregúntate qué organización, amigo o periódico es opuesto a tu punto de vista. Puede darte otra dimensión a lo que piensas y, como mínimo, hará que tengas mejores argumentos para defender tus propias opiniones.

3. Busca también la opinión de los desconocidos

Aunque no sea muy científico, hablar con clientes con quienes normalmente no interactúas y preguntar sin prejuicios qué están pensando ellos o sus amigos, puede revelarte algo que todas tus investigaciones de mercado habían pasado por alto.

4. Cuidado con el exceso de confianza

Una manera muy fácil de equivocarte estrepitosamente es haber acertado la vez anterior. No estés nunca seguro al cien por cien, ya que es muy fácil caer en el error de pensar que uno es omnisciente. Puedes, eso sí, presentar tu punto de vista como el escenario más probable, tal vez incluso añadiendo un porcentaje de posibilidades de que ocurra.

5. Aprende qué se siente al estar solo/a

Es cierto que no es aconsejable para tu carrera profesional ir en contra del consenso general, pero algunas veces tener razón hará que estés en minoría. Familiarízate con emociones como la vulnerabilidad o el miedo que suelen generar estos momentos para que no nublen tu lógica.

6. Si tienes que tomar una decisión polémica, comunícala

En estos casos, explícasela directamente a aquellos que más se vayan a ver afectados por ella. Enfrentarte cara a cara con las personas más afectadas te ayudará a reducir la confrontación y los prejuicios fruto de dicha decisión

ENVIAR ENTREVISTA:




VISUAL COMPANIES

Conoce las mejores empresas en las que trabajar.

Lidl
Prosegur
Maxxium España
Hays
Randstad
Generali
Alten
Endesa
Lilly
Naturgy
Santalucía Seguros
Affinity
PeopleMatters
Aegon
MC MUTUAL
LG Electronics
Kiabi
Adecco
OCU
Bayer
Nationale-Nederlanden
Vodafone
CGI