El rol estratégico de los RRHH ante la nueva normalidad

03/06/2020 · La realidad cambiante e incierta que ha dibujado el Covid-19, por un lado, y todos los retos laborales que ha supuesto el mismo por el otro -como el teletrabajo, la reestructuración de las plantillas, gestión de ERTEs, etc.-, han situado a los RRHH en el centro de la toma de decisiones y, lo que es más importante, como altavoz principal de la labor de comunicación con toda la plantilla durante estos meses, abanderando o siendo el transmisor principal de las medidas de ayuda o programas para empleados.

Ahora que ya se ha superado las peores fases de la pandemia, los líderes en Gestión de Personas, CHOs y miembros del Comité de Dirección deberían estar planteándose los siguientes interrogantes:

  • ¿Mantendremos el teletrabajo más allá del Covid-19?
  • ¿Cuál es el modelo más adecuado para nuestro tipo de actividad y nuestra cultura?
  • ¿Cómo condiciona esto nuestros actuales espacios laborales?
  • ¿Y cómo afecta a los estilos de liderazgo y gestión?
  • ¿Qué herramientas son las que necesito para aterrizar esta nueva visión?

Al final, a pesar de que vivamos inmersos en la era de la incertidumbre, el objetivo o propósito final de un gestor de Personas sigue siendo el mismo: contar con equipos cohesionados, altamente comprometidos, y por lo tanto, con altos índices de productividad que puedan aportar valor al negocio.

Precisamente para remar a favor de este objetivo, los Chief People Officers y profesionales de RRHH deberían abordar estas cuestiones estratégicas en primera persona, y las cuales ha desgranado El Economista en este artículo:

La nueva organización del trabajo

Una vez se supere la pandemia, ¿cómo nos vamos a organizar a nivel de vuelta a la oficina o teletrabajo? Trabajaremos más por proyectos, con plazos, responsables y ¿KPIs claros? ¿Nos plantearemos virtualizar total o parcialmente las reuniones? ¿Estamos dispuestos a evolucionar nuestro estilo de dirección?

Este punto implica también la definición de qué perfiles pueden teletrabajar o no, y con qué modelo (horas y días de trabajo en remoto, equipo que necesitan, etc).

La legislación del teletrabajo

Relacionado con este último punto, si el teletrabajo se extiende de forma permanente, surgirá el reto de abordar el contrato de teletrabajo a firmar. Actualmente, esta modalidad está amparada por una legislación especial, pero si la fórmula se consolida hay que oficializarla para beneficio tanto de trabajador como de empresa, especialmente ante accidentes o contingencias.

Smart Working

Desde RRHH se deberán establecer reglas claras que ayuden a organizar a los equipos, como por ejemplo, las horas a las que todos debemos estar disponibles, la franja horaria y duración máxima de las reuniones, cuándo y qué tiempo pasamos juntos en la oficina...

En este sentido, quizás sea la mejor oportunidad para avanzar hacia el concepto de Smart Working, haciendo las reuniones y procesos de trabajo más productivos y ágiles.

Estilo de liderazgo

La confianza era el principal freno cultural antes del Covid-19. Pues bien, este concepto cobra más relevancia que nunca ahora, en el camino por ejercer un liderazgo con propósito, que dé autonomía a los colaboradores, y que huya de los peores vicios del micromanagement.

Rediseño de los espacios de trabajo

El Covid-19 lo ha transformado todo, incluido los espacios de trabajo, que deberán redefinirse para mejorar su eficiencia y adaptabilidad a la 'nueva normalidad'. En este punto, habrá que repensar cuánto espacio necesitamos y cómo lo distribuimos.

Como consecuencia, puede que haya algunas PYMES que abandonen la idea tradicional de disponer de su propia oficina e irse a un coworking, o apostar por puestos no asignados donde uno se conecta cuando está en la oficina, eliminar los despachos y reforzar los lugares de reunión.

Renovación herramientas y equipos informáticos

La pandemia del Covid-19 y el confinamiento generalizado nos ha convertido a todos en profesionales dependientes de la tecnología como vía de comunicación y continuidad del negocio. Siendo este tema tan importante, cada organización deberá decidir qué herramientas usamos; para qué, y asegurar su disponibilidad y seguridad, realizando cierta inversión en este aspecto.

Planes de salud y bienestar

Por último y no menos importante, está la salud de nuestros trabajadores, el verdadero motor de las organizaciones. Si durante estos meses los RRHH han situado este tema en el centro de la toma de decisiones, durante la fase de desescalada aún cobra la misma importancia.

Además de garantizar en todo momento las medidas de protección y seguridad necesarias para que los profesionales rindan en un entorno seguro, las áreas de Personas deberán lanzar o reactivar amplios planes y programas de bienestar para cuidar de la salud física, mental y emocional de sus plantillas.

 

 

 

DEJA TU COMENTARIO:





ENVIAR NOTICIA:




VISUAL COMPANIES

Conoce las mejores empresas en las que trabajar.

Lidl
MC MUTUAL
Nationale-Nederlanden
Bricomart
Maxxium España
OCU
Bayer
Vodafone
Leroy Merlin
Santalucía Seguros
Kiabi
Vitaldent
Endesa
Prosegur
PeopleMatters
Hays
Randstad
Affinity
Naturgy
Generali
LG Electronics
CGI
Sacyr
Ineco
Aegon
Securitas Direct