Las responsabilidades no se dan, se toman

Dídac Sánchez,
Fundador
Grupo Dídac Sánchez

29/08/2016 · Con 23 años, y de origen muy humilde, Dídac Sánchez es un joven hecho a sí mismo. Nació en el barrio del Raval de Barcelona en una familia desestructurada. Durante cuatro años estuvo en un centro de acogida, después de que la Generalitat retirara a sus padres la custodia de todos sus hijos. Al salir del centro y con sólo 18 años empezó a trabajar como mensajero y haciendo fotocopias en una correduría de seguros, reparando ordenadores y creando páginas web. Sin estudios reglados y únicamente confiando en su instinto y tesón emprendedor, Dídac Sánchez ha creado un grupo empresarial presente en varios países y que factura 20M€ en diversas actividades. El joven emprendedor es presidente y fundador de dos clínicas, un despacho de abogados, la primera compañía de eliminación de datos en internet (Eliminalia) y el primer despacho internacional de gestación subrogada (Subrogalia). Su historia de superación y de éxito profesional es inspiración de los miles de jóvenes que le siguen en redes sociales.

Con 23 años, ya eres un joven emprendedor propietario de un holding empresarial. Lo primero que todos nos preguntamos es, ¿cómo lo has conseguido?

Con muchísimo esfuerzo, entusiasmo e ilusión. Cuando vienes de un barrio problemático, de quedarte durante unos años sin familia por estar en una residencia de menores y de no tener un céntimo en el bolsillo, aplicas todas las ganas para poder salir de todos estos sitios y alcanzar los objetivos que te prometes a ti mismo.

Me encanta soñar y saber que los sueños se pueden cumplir

¿De dónde surgió tu inquietud empresarial?

Ya desde bien joven, al ver la situación económica de mis padres, y observar como la gente se ganaba la vida en un barrio humilde, me prometí a mi mismo que yo no sería lo que mi padre me decía que fuera.. “ electricista”.

Cuando vienes de un barrio problemático, de una residencia de menores y de no tener un céntimo en el bolsillo, aplicas todas las ganas para poder salir de todos estos sitios y alcanzar los objetivos que te prometes a ti mismo

Por supuesto, una profesión muy respetada, pero mis inquietudes personales me obligaban a explorar el mundo empresarial. Necesitaba equivocarme, lanzarme y como mínimo decir “lo intenté”. Y para bien o para mal aquí estoy, ¡sigo intentando muchas cosas cada día!

¿Cuál son los mayores obstáculos con los que te has encontrado?

Cuando te lanzas te encuentras mil y un obstáculos: la falta de recursos económicos y humanos, la nula voluntad de los que realmente podrían ayudarte y no lo hacen porque a ellos ya les va bien y tu simplemente eres un “don nadie”, la lentitud de los procesos burocráticos en las administraciones públicas, la espera de cerca de un año para ver mi plan de empresa aprobado... un sinfín de problemas, pero que afortunadamente ya son cosa del pasado.

Todos te definen como un joven hecho a sí mismo. Sin duda, todos somos fruto de las experiencias que vivimos en nuestra vida…

Si, siempre he dicho que las experiencias me han convertido en esta acertada definición.

No has estudiado. ¿Esto ha sido una barrera en los negocios o en tu vida personal?

Efectivamente, no terminé los estudios. Cuando estaba a punto de finalizar cuarto de la ESO, me cansé y me marché sin dar explicación a ningún profesor.

al ver la situación económica de mis padres, y observar como la gente se ganaba la vida en un barrio humilde, me prometí a mi mismo que sería lo que yo quisiera

En mi interior, siempre pensé que estaba de paso en el mundo de la educación, no me sentía nada identificado. Pero a fecha de hoy, con 23 años, he sentido la necesidad de terminar los estudios. No por dejar los estudios eres más espabilado, pero sí que es cierto que todo lo que un ser humano pueda aprender, le ayudará siempre a evitar errores que otros seguramente ya han cometido.

Talent Street da voz al mejor talento del país, independientemente de formación, experiencia o procedencia. Para ti, ¿qué es lo que define a un gran talento?

La actitud sin duda alguna. Hemos visto crecer negocios que se desarrollaron en parkings (Windows, Apple etc.. ), y con o sin formación, la actitud es lo que provoca que uno decida formarse o no en el ámbito que desea.

Puedes tener un gran talento y no tener ninguna motivación, ninguna actitud para hacer nada. En definitiva ¿cuánta gente termina su carrera, su máster, su grado, y al finalizar sus estudios reglados se pregunta si realmente querían estudiar lo que han estudiado?

Cuando estaba a punto de finalizar cuarto de la ESO, me cansé y me marché sin dar explicación, pero hoy, con 23 años, he sentido la necesidad de terminar los estudios y aprender

La mayoría de estudiantes se preguntan: ¿qué hago después de los estudios? Unos deciden pintar, bailar, cantar, buscar salidas profesionales, trabajar a media jornada, y otros quedarse en casa en el sofá. Hay que tener muy poca actitud para quedarse en casa y muchísima actitud para todo lo demás, sea cuál sea el objetivo final, tienes que actuar con actitud.

¿Cómo ves la situación de los emprendedores en España, y más concretamente, la de los jóvenes que, como tú, deciden embarcarse en una aventura empresarial?

Honestamente, bien pero mal... puede sonar algo raro pero veo una situación extraña.

Necesitamos personas que ayuden realmente a los emprendedores y a fomentar las pequeñas y medianas empresas de nuestro país ya que son el futuro, pero para ello necesitamos menos publicidad engañosa de tantos bancos haciéndonos creer que solo por ir a la ventanilla de tu sucursal bancaria van a darte un crédito para montar tu negocio. Siempre digo lo mismo, pero no por eso deja de ser cierto. Los bancos dan dinero a las empresas que ya ganan dinero para que sigan ganando más dinero.

con o sin formación, la actitud es lo que provoca que uno decida dedicarse o no en el ámbito que desea

Cuando empecé a crear negocios, el director de uno de los bancos con los que trabajaba me dijo: “Dídac no me pidas dinero para montar ningún negocio” y, al preguntarle el por qué, él me respondió algo que nunca he olvidado y he agradecido recordar: "es más probable y viable que te den un crédito para reformar tu piso o comprar tu primer coche que para montar un negocio". Mientras ésta siga siendo la tónica, poco pueden hacer los emprendedores que se inician.

Y por último, qué consejos les darías a jóvenes que, como tú, se han lanzado a la emprendeduría o se lo están planteando?

Mis mayores consejos serían:

  • No te precipites. Piensa las cosas diez veces, ¡con tres no es suficiente!
  • No te deprimas si el dinero se acaba. Aprende de los errores y planifica las cosas para evitar que vuelva a suceder.
  • Sé paciente, el esfuerzo siempre tiene recompensa. Ningún negocio se ha levantado en un día, y menos aún sin haber asumido las pérdidas de los primeros dos años.

ENVIAR ENTREVISTA:




VISUAL COMPANIES

Conoce las mejores empresas en las que trabajar.

Adecco
Santalucía Seguros
Hays
Generali
MC MUTUAL
Naturgy
Affinity
Prosegur
Maxxium España
Kiabi
PeopleMatters
Leroy Merlin
Nationale-Nederlanden
CGI
Bayer
LG Electronics
Randstad
OCU
Aegon
Securitas Direct
Lidl
Endesa
Sacyr
Alten
Lilly
Vodafone