Glassdor o el famoso ranking del Great Place To Work Institute. Sin embargo, hay muchas organizaciones que no aparecen en las listas pero que igualmente siguen siendo lugares maravillosos para trabajar. Entonces, ¿cómo se puede saber si se está trabajando para una compañía verdaderamente valiosa? Forbes desgrana las 5 pistas definitivas de que trabajas para la compañía ideal.     " />

5 señales de que trabajas para la mejor compañía

10/02/2016 · Cuando preguntas qué es lo que convierte a una compañía en una empresa deseada para trabajar obtienes una gran variedad de respuestas. Pero lo cierto es que en la actualidad existen muchos canales y herramientas que se dedican precisamente a esto, categorizar y enumerar las mejores empresas para trabajar del mundo de acuerdo a una serie de criterios, como el portal Glassdor o el famoso ranking del Great Place To Work Institute. Sin embargo, hay muchas organizaciones que no aparecen en las listas pero que igualmente siguen siendo lugares maravillosos para trabajar. Entonces, ¿cómo se puede saber si se está trabajando para una compañía verdaderamente valiosa? Forbes desgrana las 5 pistas definitivas de que trabajas para la compañía ideal.     

El periodista Jacob Morgan desvela en un artículo para Forbes las pistas definitivas de que trabajas para una de las mejores compañías. ¡Atento!

1. Tus Managers actuán como mentores

En este tipo de empresas los gerentes y líderes de equipos actúan como mentores lugar de como dictadores y/o meros ejecutores. Y es que su cometido principal pasa por eliminar los obstáculos en el camino de un empleado para que pueda crecer profesionalmente en la compañía.

A diferencia de las organizaciones tradicionales, donde los gerentes se sienten en la parte superior de la pirámide y ejercen su poder alejados de las bases, en este tipo de organizaciones los líderes se mezclan con sus empleados y ajudan a empujar a su personal para que ascienda hasta la parte superior.

2. La vulnerabilidad percibida como una fortaleza y no una debilidad

En una compañía típica, la vulnerabilidad se percibe como una gran debilidad que otros pueden explotar y aprovechar en detrimento del afectado. Y es que uno nunca quiere admitir que no sabe algo o necesita ayuda para que no se le perciba como frágil o estúpido. A menudo también se le anima a dejar su vida personal en casa y presentarse a trabajar en "modo negocio" las 8 horas del día. Es como si quisiéramos que los empleados con diferentes personalidades actuén de una sola forma en la oficina, como si esta manera de proceder fuera natural.

En cambio, según Forbes abrazar la vulnerabilidad es lo que hace grande a una organización, ya que permite que los empleados y los gerentes sean lo que realmente son.

3. La transparencia vista como una norma y no una excepción

En la mayoría de las compañías cuando accedes a una determinada información es porque realmente "necesitas" conocerla. Los que ocupan puestos directivos suelen controlar toda la información y los demás solo acceden a retazos de ella siempre y cuando se considere necesario. Esto hace que, por desgracia, la comunicación, la colaboración y, lo más importante, la confianza, brillen por su ausencia.

Realmente esta opacidad en la información tiene su origen en las organizaciones gubernamentales de alto rango, donde años atrás, cualquier fuga de información podía costarte tu trabajo. Pero en un mundo que está cambiando tan rápidamente necesitamos un planteamiento totalmente contrario, en el que los empleados tengan acceso a toda la información que necesiten o que deseen conocer.

4. Inversión en mejorar la experiencia del empleado

La experiencia del empleado (EX) en el trabajo es la atmosfera que crea una organización para que sus empleados quieran venir a trabajar, y no solo se presenten porque deben hacerlo, e incluye el entorno físico, cultural y tecnológico que conforma la organización. 

Y es que el error tradicional cometido por los empresarios es dar un valor utilitario al sentido del trabajo en lugar de centrarlo en la experiencia, asumiendo que sus trabajadores debían presentarse en sus puestos sin tener en cuenta el valor de su trabajo, los elementos necesarios para realizarlo con éxito y su percepción de la experiencia. Sin duda, centrarse en la "experiencia del empleado" es un MUST para atraer y retener a los mejores talentos.

5. Se opera más como un laboratorio y menos como una fábrica

Las fábricas son grandes en una cosa: mantener el statu quo. El modelo tradicional de la factoría es que todo siga igual mientras mejore la eficiencia y la productividad, apostando por procesos lineales y estáticos y dejando a un lado aspectos como la innovación, el compromiso, el bienestar o similares. Eso explica el creciente uso de robots en las grandes fábricas, donde el mismo trabajo se puede hacer una y otra vez.

Desgraciadamente, este es el modelo que sigue la mayoría de organizaciones de todo el mundo y que ya ha quedado obsoleto. La compañía ideal debe considerarse a sí misma como un laboratorio donde los empleados pueden probar ideas, experimentar, aceptar el fracaso, asumir riesgos y aprender de las errores y de las cosas nuevas.

DEJA TU COMENTARIO:





ENVIAR NOTICIA:




VISUAL COMPANIES

Conoce las mejores empresas en las que trabajar.

Prosegur
Liberty Seguros
Maxxium España
Randstad
Generali
Vodafone
Endesa
MC MUTUAL
Aegon
Adecco
Kiabi
Affinity
Alten
Nationale-Nederlanden
Lilly
Bayer
PeopleMatters
LG Electronics
Hays
CGI
Naturgy
OCU
Lidl