1,4 millones de mujeres está en riesgo de exclusión

08/03/2017 · Un 66% de las mujeres en Cataluña en situación de vulnerabilidad (mujeres con discapacidad, mayores de 45 años, con responsabilidades familiares no compartidas y/o víctimas de violencia de género) se encuentra en paro. Un 54% de ellas lleva en esta situación desde hace más de un año. Así se desprende del "IV informe #Empleoparatodas: mujeres en riesgo de exclusión en el mercado laboral" llevado acabo por Adecco.

Fundación Adecco, junto a 64 empresas ha puesto en marcha la campaña “No le pongas género, ponle talento” con motivo del Día Internacional de la Mujer. Se trata de un mensaje que invita a la reflexión y que muestra una situación que no sólo se produce en el contexto de una entrevista de trabajo, también en otras circunstancias laborales y empresariales relacionadas con el trabajo en equipo, la relación con los compañeros de trabajo, el liderazgo y la gestión de personas.

Fundación Adecco ha publicado, también, un informe cuyas conclusiones se basan en las respuestas de 700 mujeres, 100 de ellas en Cataluña, en situación de vulnerabilidad social que buscan, a través del empleo, estabilidad económica, independencia y autonomía e incluso en muchas ocasiones una salida a situaciones de violencia de género.

Según el índice AROPE, que analiza al grupo de personas en riesgo de pobreza y/o exclusión social, el perfil de la mujer en situación de pobreza se corresponde con el de una mujer entre 16 y 29 años que tiene responsabilidades familiares no compartidas, que es parada de larga duración y no tiene estudios.

Además, según la Fundación Adecco, el 66% de las mujeres consultadas en Cataluña para la elaboración del informe se encuentran en paro (frente al 15,9% de las mujeres en paro en general en la comunidad), un 54% de ellas es desempleada de larga duración, un factor determinante que conduce a muchas de ellas a una situación de vulnerabilidad.

Según Arancha Jiménez, directora de operaciones de la Fundación Adecco: “la exclusión social es una situación realmente dura para cualquier persona, sin embargo, estar expuesto a esta situación por ser mujer es especialmente incomprensible y doloroso. Si añadimos factores como la responsabilidad familiar no compartida, la violencia de género o la discapacidad, la situación de vulnerabilidad se vuelve extrema”.

En España, más de 3 de cada 10 personas en edad laboral (32,5%) está en riesgo de exclusión

Una situación a la que se enfrentan 1.395.462 mujeres que esperan mejorar su vida a través del empleo, ya que no es solo fuente de ingresos económicos, también es fuente de salud a todos los niveles: física, emocional y también mejora las habilidades y relaciones sociales de una persona, según la Red Europea de Lucha Contra la Pobreza y la Exclusión (EAPN). 

En este sentido, 7 de cada 10 mujeres en Cataluña y en riesgo de exclusión con empleo asegura que éste ha mejorado su vida. Un dato que refleja lo importante que es el trabajo en la vida de cualquier persona y la necesidad de promover medidas que favorezcan la entrada en el mercado laboral de aquellas mujeres que lo tienen más difícil. Desde 2008, la tasa de pobreza y exclusión en mujeres en edad laboral se ha incrementado de manera progresiva hasta situarse en el 32,2% actual, 9 puntos porcentuales más que en 2008. Si bien, en los inicios de la crisis económica la tasa de exclusión y pobreza en las mujeres se situaba 2,3 puntos por encima de la de los hombres, en la actualidad, el riesgo de exclusión entre hombres y mujeres es muy similar situándose respectivamente en un 32,9% y 32,2%.

Para Francisco Mesonero, director general de la Fundación Adecco, “el desempleo de larga duración provoca que muchas personas no valoren sus competencias y habilidades profesionales, dando lugar a una situación de autoestigma y detrimento de sus relaciones sociales. Día a día trabajamos con mujeres en riesgo de exclusión que se encuentran en una situación muy difícil de abatimiento y que, gracias al trabajo de empoderamiento que hacemos con ellas y al empleo, consiguen salir adelante”.

El 84% de las mujeres encuestadas en Cataluña aseguran tener dificultades para llegar a fin de mes

A la hora de buscar empleo, las mujeres en riesgo de exclusión emplean distintas herramientas como por ejemplo: portales de búsqueda de empleo y redes sociales (85%), servicios públicos de empleo (54%), bolsas de empleo (70%), red de contactos (61%), ETT’s (59%), agencias de colocación (41%) y programas de orientación laboral (50%). También optan por la autocandidatura (46%), la prensa especializada (4%) y otros como aplicaciones móviles de búsqueda de empleo (11%).

Por lo que se refiere al tiempo que tardan en encontrar empleo, un 32% afirma que para encontrar su empleo actual tardó más de un año, un 58% entre 1 y 7 meses y un 11% entre 7 y 12 meses. Por sectores de actividad, las mujeres en riesgo de exclusión tienen más oportunidades laborales en el sector servicios (80%), seguido de la industria (15%) y la hostelería (5%). En un contexto de reactivación económica como el actual, un 63% de las mujeres encuestadas en Cataluña es optimista y tiene la esperanza de encontrar un empleo en el corto o medio plazo.

¿Cuáles son los factores que hacen que estas mujeres tengan más difícil encontrar un puesto de trabajo?

  • Edad: Las encuestadas aseguran que "a partir de los 45 se da por amortizada la vida laboral de una mujer de 45 años” o que “las empresas ven más la edad que la experiencia” . A la hora de contratar a una mujer senior, los reclutadores se lo piensan ya que creen que será menos flexible a la hora de hacer horas extra, estará menos preparada que una mujer joven para afrontar las nuevas necesidades del mercado laboral, estará menos familiarizada con las nuevas tecnologías, exigirá un sueldo más elevado y le costará más adaptarse al puesto de trabajo. Todo ellos son prejuicios y estereotipos que suponen una gran desventaja para estas mujeres.
  • Conciliación: A todo lo anterior hay que sumar los prejuicios que trae consigo que una mujer tenga responsabilidades familiares, especialmente cuando no están compartidas. La conciliación de la vida personal y profesional es otro de los obstáculos para estas mujeres.
  • Estrategia de búsqueda de empleo: una incorrecta estrategia en la búsqueda de empleo y/o el desconocimiento del mercado laboral y las nuevas tecnologías para la búsqueda de empleo puede dificultar el acceso a un puesto de trabajo.

Según los datos obtenidos para este estudio, en la comunidad más de 5 de cada 10 mujeres mayores de 45 años son paradas de larga duración. Para salir de esta situación de desempleo, muchas mujeres optan por formarse, ya sea para actualizar sus conocimientos, adquirir nuevas competencias o complementar su formación anterior. Un 87% de las encuestadas valora esta opción frente a un 13% que no la contempla. Las nuevas tecnologías y marketing y técnicas de venta, seguido de formación en administración y finanzas y logística fueron las principales áreas en las que se formaron las mujeres senior.

DEJA TU COMENTARIO:





ENVIAR NOTICIA:




VISUAL COMPANIES

Conoce las mejores empresas en las que trabajar.

Vodafone
Lilly
LG Electronics
Maxxium España
Hays
MC MUTUAL
Kiabi
Generali
Prosegur
OCU
Adecco
Bayer
Nationale-Nederlanden
Endesa
PeopleMatters
Sacyr
Santalucía Seguros
CGI
Alten
Lidl
Securitas Direct
Randstad
Affinity
Naturgy
Aegon